La Leyenda de ROBERTO CARLOS

Roberto Carlos es para muchos el mejor lateral zurdo de la historia. Su físico, velocidad y potente disparo asombró a toda una generación que pudo disfrutar un jugador irrepetible. Hizo historia en el Real Madrid y la selección brasileña para convertirse en una Leyenda del Fútbol. 

 

Biografía de Roberto Carlos

El 10 de abril de 1973 nació en São Paulo, Roberto Carlos da Silva. El brasileño nació en una familia humilde, que le puso ese nombre en honor al famoso cantante del país. Roberto creció en la ciudad de Araras, donde comenzó a jugar al fútbol en la calles de la ciudad. Su pequeña estatura provocó que fuese rechazado por el São Paulo así que comenzó su carrera deportiva en el União São João.

Con solo 14 años llegó al primer equipo y con 18 participó con la selección de Brasil para jugar el Mundial Sub-20celebrado en Portugal en 1991. La canarinha perdió la final en penaltis ante los anfitriones en un partido en el que se mediría por primera vez a Luis Figo.

En 1992 es llamado por el Atlético Mineiro para participar en una gira europea y Roberto Carlos aprovecha la oportunidad para destacar. Sus actuaciones llamaron la atención del Palmeiras, quién apoyado en la multinacional Parmalat conformó un equipo de ensueño. En el equipo Verdão coincidió con Edmundo, Zinho, Mazinho, Sampaio o Rivaldo para romper una sequía de títulos que duró dieciséis años.

Aquel Palmeiras ganó 2 ligas brasileñas consecutivas y Roberto Carlos comenzaba a consolidarse como el mejor lateral izquierdo del país. Su cabalgadas por la banda y sus potentes tiros libres asombraron a toda América y le consolidaron como titular en la selección absoluta. Debutó en 1992 pero tras perderse el Mundial de Estados Unidos 1994, fue titular en la Copa América de 1995 en Uruguay.

 

Mala experiencia en el Calcio

Después de jugar 161 partidos y marcar 16 goles en el Palmerias, Roberto Carlos da el salto a Europa para fichar por el Inter de Milán. Su llegada al Calcio en la temporada 95/96 causa sensación y se presenta en el Giuseppe Meazza con un gran gol de tiro libre ante el Vicenza.  Su aportación ofensiva entusiasmó a los aficionados neroazzurros pero le trae problemas con su técnico, Roy Hodgson. El inglés adelantó la posición de Roberto Carlos al centro del campo y limitó las llegadas por sorpresa del brasileño, que preocupado por mantener su puesto de titular en la selección brasileña se enfrentó con su entrenador.

La temporada del Inter fue decepcionante. No ganaron ningún título, quedaron séptimos en la Liga y Roberto Carlos acabó marchándose del club. Fabio Capello, que había firmado por el Real Madrid de temporada ya había elegido el lateral izquierdo que quería llevarse a España.

Real Madrid (1996-2007)

Lorenzo Sanz fichó a Roberto Carlos para la temporada 1996-1997 sin mucho ruido y por un irrisorio precio de 3 millones de euros (600 millones de pesetas de la época). Antes de jugar de blanco disputó los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, donde se colgó la medalla de bronce. Nada más llegar a Madrid se hace dueño de la banda izquierda. Salva al Madrid de la derrota en Riazor, asiste y marca un golazo de falta ante el Betis: Había nacido un nuevo ídolo. 

Ganó la Liga en su primera temporada y en verano se proclamó campeón de la Copa América 1997 con su país en Bolivia. Ese mismo año jugó el Mundialito de Francia donde marcaría, posiblemente, el mejor gol de falta de todos los tiempos. La «Bomba Intelegente» desafió las leyes de la física y asombró a todo el planeta fútbol.

La temporada 97-98 fue clave la gran campaña europea del equipo blanco, que conquistó por fin la ansiada Séptima Copa de Europa. Ganó la Copa Intercontinental ante Vasco, fue subcampeón en el Mundial de Francia 98 y el año siguiente ganó su segunda Copa América en Paraguay.

En el año 2000 ganó su segunda Champions con el Real Madrid en París y con la llegada de Florentino Pérez formó parte del Real Madrid de Los Galácticos. Junto a Raúl, Figo y Zidane ganó la Liga de 2001 y 2003 y completaría un ciclo increíble en Europa al conquistar la Novena Copa de Europa en 2002. Ese año fue mágico para el lateral ya que también fue campeón de la Copa del Mundo en Corea y Japón.   

 

El Declive de los Galácticos 

Fue uno de los jugadores más criticados en la crisis de títulos del Real Madrid, que estuvo 3 años sin ganar trofeos. El poder de los Galácticos en el club y las distracciones publicitarias provocaron una crisis que acabaría con la marcha del presidente Florentino Pérez. Hace pocas semanas, Roberto Carlos reconocía en una entrevista, que el poder de los jugadores era tan grande que recomendaron a Luxemburgo que no quitara las botellas de vino de las cenas porque sino tendría problemas.

 

 

2006: Despedida del Real Madrid y la selección braisleña

En Alemania 2006 jugó su último Mundial con la selección brasileña, que quedó eliminada por Francia en cuartos de final. La afición brasileña descargó las culpas del gol de Henry sobre Roberto Carlos, que tras la Copa del Mundo decidió poner fin a su carrera internacional. El lateral marcó 11 goles y disputó  disputó 125 partidos  con la verdeamarela, convirtiéndose en el segundo jugador con más intercionalidades solo detrás de Cafú.

En la temporada 2006-2007 disputó su última temporada en el club y se despidió con la famosa Liga de las remontadas de Capello. Como jugador del Real Madrid jugó 527 partidos y mantuvo una regularidad asombrosa. Marcó 69 goles, promediando 6 por temporada. Ganó 13 títulos y  fue titular indiscutible durante sus 11 temporadas en el club de su vida.

 

Ídolo del Fenerbahçe

Tras terminar su contrato con el Real Madrid, Roberto Carlos firmó con 34 años por el Fenerbahçe. En Turquía juega durante dos temporadas y media aunque solo pudo ganar 2 Supercopas. Después de disputar 104 partidos y marcar 10 goles decidió retornar al fútbol brasileño.

 

Regreso a Brasil

En 2010 y con 36 años, Roberto Carlos decide regresar a São Paulo para jugar en otro de los grandes equipos de la ciudad. En el Corinthians se reúne de nuevo con su gran amigo Ronaldo, con el que consigue alcanzar el tercer puesto del campeonato brasileño. Apenas pasa un año con el Timão donde juega 61 partidos y marca 5 goles.

Fichaje por el Anzhi….y retira en la India

En 2011 responde a la llamada del ambicioso proyetco del Anzhi Majachkalá y se marcha a Rusia para jugar durante una temporada junto a Samuel Eto’o. Allí disputó 28 partidos y anotó 5 goles para retirarse con 38 años. Sin embargo 5 años después y de manera inesperada, Roberto afrontó su última gran aventura futbolera en la Superliga India. En el Delhi Dynamos firma como entrenador-jugador y disputa algunos partidos como medio organizador antes de poner fin a su carrera de manera definitiva.

Roberto Carlos jugó un total de 740 partidos y marcó 91 goles durante los casi 25 años en los que pudimos disfrutar del que sin duda es y será, el mejor lateral ofensivo de la historia del fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *