Portugal, Campeón del Mundial Sub-20 (1991)

La Generación de Oro del fútbol portugués

A principios de los años 90, el fútbol portugués vivió uno de los mejores momentos de su historia. Se estaba gestando la llamada Geração de ouro (Generación de Oro).

En 1989 Portugal no era una potencia futbolística. De hecho solo había jugado 2 Mundiales a lo largo de su historia (1966, 1986). El fútbol luso aún vivía del recuerdo de un tercer puesto conseguido en Inglaterra 66, con Eusébio como máxima figura. Pero las cosas estaban cambiando, al menos en los resultados de las divisiones inferiores de la “selecção”. Aquel  año fue histórico para el fútbol base portugués, tras la conquista del Mundial Sub-20 disputado en Arabia Saudí.

Alineación titular de Portugal Sub 20 (1991)Entrenados por Carlos Queiroz (futuro entrenador del Real Madrid), Portugal confeccionó un gran equipo en el que destacaban futuras estrellas como Fernando Couto, Paulo Sousa o João Pinto. Con solo 16 años, el delantero era el jugador más joven de aquella histórica generación. Ese mismo año, lideró a la selección Sub-16, donde también se proclamó campeón en el Mundial celebrado en Dinamarca. Su precocidad le dio la oportunidad de jugar un nuevo Mundial solo dos años después, esta vez portando el brazalete de capitán y con sus compañeros de quinta.

En 1991 Portugal albergaba el Mundial Sub-20, defendiendo título y con una Generación de futbolistas aún mejor que la anterior. Y es que además de João Pinto, aquel equipo contaba con Luís Figo, Rui Costa, Jorge Costa, Abel Xabier, Peixe, Paulo Torres o Capucho.

Héroes de Portugal

Jugando en casa, el vigente campeón del Mundo Sub-20 era uno de los favoritos. Portugal cumplió los pronósticos y firmó una primera fase impoluta. Los anfitriones derrotaron a la República de Irlanda (2-0), Argentina (3-0) y a Corea del Sur (1-0). Más dificultades encontraron en cuartos de final, donde tuvieron que esperar a la prórroga para superar a México por 2-1. La sorpresa del torneo esperaba en semifinales pero Australia tampoco pudo con los portugueses que se impusieron por 1-0.

El Estadio Da Luz  de Lisboa se llenó con 127.000 espectadores para ver la gran final entre Portugal y Brasil (la 2ª asistencia más alta a un campo de fútbol registrada en competiciones FIFA). La canarinha llegaba tras ganar con claridad a Corea (5-1) en cuartos y a la URSS en semifinales (3-0). De esta generación brasileña destacaban dos nombres propios, el delantero Giovanni Elber y un lateral  zurdo de fuerte disparo llamado Roberto Carlos.

La final fue igualada e intensa. João Pinto envió un balón al poste y Brasil marcó dos goles que fueron anulados por el colegiado argentino Óscar Lamolina. Tras los 90 minutos y una prórroga sin goles, el campeón se decidió en la tanda de penaltis. Elber y Marquinho erraron sus lanzamientos y Portugal se proclamó campeona del Mundo Sub-20 por segunda vez consecutiva.

Portugal celebra el Mundial Sub 20 en 1991Aquel 30 de Junio de 1991 la victoria se celebró como un Mundial absoluto en Portugal, que rebautizó a aquel equipo con el sobrenombre de la “Generación de Oro”. João Pinto lideraba un excepcional equipo con jugadores que tendrían una trayectoria dispar a lo largo de su carrera.

Emilio Peixe fue designado como Balón de Oro del campeonato. Su gran actuación en el mediocentro fascinó a medio mundo pero tras dos temporadas en el Sporting de Portugal acabó decepcionando en el Sevilla, Oporto y Benfica.  Algo parecido le ocurrió a Gil, que acabó abandonando el fútbol o a Toni, cuyo destino fue aún más sorprendente. El delantero no triunfó en el fútbol profesional y acabó trabajando en Luxemburgo como peón en la construcción. Más afortunado fue el destino de Rui Costa, que confirmó su categoría como futbolista tanto en el Benfica como en Italia. Luís Figo, no fue uno de los jugadores más importantes de aquel Mundial pero acabó ganando el Balón de Oro diez años más tarde (2001) y siendo el buque insignia de una generación irrepetible.

¡Visita nuestro canal de You Tube!

Figo y Roberto Carlos. Mundial Sub 20 (1991)

Las estrellas de aquel Mundial Sub-20

Al margen de la selección portuguesa, en aquel Mundial nacieron futuras estrellas del fútbol. Roberto Carlos se convertiría en leyenda del Real Madrid para ser el mejor lateral izquierdo del Mundo. Pese al fracaso de Argentina (eliminada en 1ª fase), la albiceleste vio nacer las carreras de Juan Eduardo Esnáider, Mauricio Pochettino o Muricio Pellegrino. En Inglaterra ya lucía un delantero llamado Andy Cole que formaría una dupla letal en el futuro con Dwight Yorke, potente atacante de Trinidad y Tobago. Urzáiz goleaba en aquella selección española y el uruguayo Paolo Montero apuntaba como uno de los mejores defensas centrales del futuro.

Portugal, Campeón del Mundial Sub-20 (1991)
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *