Paolo Maldini: La Leyenda del Milan

Paolo defendió la misma camiseta durante 25 años de carrera pero sobre todo, defendió de forma majestuosa a los mejores delanteros de la historia. Continuando la leyenda de su padre Cesare, Maldini se convirtió en una Leyenda del Milan, formando parte de las dos generaciones más exitosas de su historia y convirtiéndose en uno de los pocos privilegiados en levantar cinco Copas de Europa.

Hoy, en Memorias del Fútbol hablamos de la gran Leyenda de Paolo Maldini,

 

Paolo Maldini: El Eterno Capitán del Milan y Mejor Defensa de la Historia 

El hijo de Cesare Maldini

Paolo Maldini nació el 26 de junio de 1968 y comenzó su carrera a los 10 años en las categorías inferiores del Milan, siguiendo los pasos de su padre Cesare, que levantó la primera Copa de Europa como capitán rossonero.

Con ese pasado a sus espaldas Paolo comenzó a destacar como extremo en las categorías inferiores del club milanista, aunque a los 14 años, comenzó a actuar como defensa. Así se consolidó como zaguero y, con tan solo 16 años, consiguió debutar con el Milan en la Serie A, siendo el jugador más joven de su historia.

Lo hizo en 1985 como lateral derecho ya que, aunque muchos conocen a Paolo por actuar como central o lateral izquierdo, Maldini realmente siempre fue diestro. Pese a ese inconveniente se ganó un puesto en el lateral izquierdo del Milan y gracias a su polivalencia y los entrenamientos, acabó golpeando el balón con su pierna menos buena.

Su calidad defensiva era impecable y su potencia y velocidad le permitían llegar con frecuencia al ataque. Con físico privilegiado y un buen remate de cabeza, Maldini se convirtió en el estereotipo del defensa moderno.

Del Milan de Sacchi al de Capello

A finales de los 80 formó parte de una legendaria defensa junto a Tassotti, Costacurta y Baresi para cambiar la historia del fútbol. El Milan de Arrigo Sacchi se hizo famoso por perfeccionar la táctica del fuera de juego y los rossoneri comenzaron a ganar títulos.

En 1988 Maldini ganó su primer Scudetto y en 1989 y 1990 Paolo se consagró como uno de los mejores laterales de su época al proclamarse Bicampeón de Europa con el Milan. Con un fútbol espectacular y con un muro en defensa, los de Sacchi derrotaron a los mejores equipos de Europa.

Una de las noches más recordadas fue la semifinal de 1989 en la que vencieron 5-0 al Real Madrid en San Siro o la final de esa misma temporada en la que apabullaron al Steaua Bucarest por 4-0.

Con la marcha de Sacchi y la llegada de Fabio Capello al banquillo milanista, Maldini siguió siendo uno de los pilares de la defensa rossonera. Los inmortales se convirtieron en los invencibles y en 1992 el Milan se proclamó Campeón de Serie A sin perder ni un solo partido.

El Milan ganó 3 Scudettos en 4 años y en 1994 regresó a la final de la Copa de Europa. Los de Capello no partían como favoritos ante el Barcelona de Cruyff pero los rossoneri acabaron pasando por encima del Dream Team en Atenas.

Paolo Maldini actuó aquella noche como central por la bajas de Baresi y Costacurta y el Milan ganó su 5ª Copa de Europa tras ganar por 4-0.

Una Leyenda de la Azzurra

Ese mismo verano de 1994, Maldini jugó el Mundial de Estados Unidos con Italia. El defensor milanés debutó con la Azzurra en 1988 y ese mismo año jugó la Eurocopa de Alemania con la camiseta de su país. Se convirtió en un jugador indiscutible y, después de jugar el Mundial de Italia 90 se reencontró con Sacchi para tratar de conquistar la Copa del Mundo.

Maldini estuvo impecable y se consagró como uno de los mejores en su puesto, alcanzando la gran final ante Brasil. Tras un partido aburrido y sin goles, la Azzurra perdió la Copa en la tanda de penaltis.

Paolo lo volvió a intentar en los Mundiales de Francia 1998 y Corea y Japón 2002 pero las selecciones anfitrionas acabaron con su sueño de levantar el trofeo dorado. Los penaltis en París y el escandaloso arbitraje de el ecuatoriano Byron Moreno en Daejon hicieron que la Azzurra volviese a casa antes de tiempo y Maldini se retirase de la selección sin ganar ningún trofeo Internacional.

Maldini tampoco tendría suerte en la Eurocopa, donde quedó eliminado a la primera en Inglaterra 96 y firmó una de las mayores decepciones de su carrera en el año 2000.

Aquel verano en Bélgica y Países Bajos, Italia y Paolo realizaron un campeonato inmejorable pero, tras ir ganando durante casi todo el partido, acabaron perdiendo la final ante Francia.

Wiltord empató en el tiempo de descuento para forzar la prórroga y Trezeguet firmó el título para los galos con un doloroso Gol de Oro que, según el propio Maldini, le hizo permanecer 3 meses sin poder dormir.

Con la selección «azzurra« Maldini disputó 4 Mundiales y 3 Eurocopas, marcó 7 goles y jugó 126 partidos, 74 de ellos con la cinta de capitán.

Años de letargo

Pero la primera gran final que perdió Maldini fue en 1995. El Milan de Capello se encaminaba a su segundo entorchado consecutivo pero el Ajax le derrotó en la final de la Copa de Europa en Viena y acabó con el ciclo victorioso de los rossoneri.

El Club entró en una crisis de resultados deportivos e llegaron años de incertidumbre, donde el Milan estaba muy lejos de los mejores clubes europeos. La Juventus triunfaba en Italia y en Europa y los rossoneri eran incapaces de clasificarse en puestos europeos.

La retirada de Baresi hizo que Maldini heredase la capitanía del Milan, que en 1999 volvió a saborear la gloria. Los rossoneri ganaron el Scudetto con Zaccheroni y resurgirían en Europa con la llegada del nuevo siglo.

5 veces Campeón de Europa

Con la llegada de Carlo Ancelotti, Paolo Maldini se consolidó como central y desde el centro de la zaga lideró a un equipo de Leyenda. Los milanistas conjuntaron un equipo lleno de estrellas y ganaron la Champions 2002-2003 tras eliminar al Inter en semifinales y derrotar a la Juventus en una final que se decidió en la tanda de penaltis.

Aquel Milan llegó a 3 finales en 5 temporadas aunque en 2005 viviría uno de los episodios más traumáticos de su historia. Los rossoneri llegaban a Estambul como claros favoritos ante el Liverpool y Paolo Maldini marcó nada más comenzar el partido el gol más rápido de las finales de la Copa de Europa.

Los italianos ganaban 3-0 al descanso pero, inexplicablemente, el Liverpool acabó empatando en la segunda mitad y llevándose la Copa en la tanda de penaltis.

Dos años más tarde, Paolo y el Milan se tomaron la revancha en Atenas. Milan y Liverpool se volvieron a enfrentar en una final pero esta vez ganaron eran los italianos los que salían campeones. Maldini levantaba su quinta Copa de Europa y el Milan disfrutaba de su séptima y última orejona.

La Retirada del Mejor «3» de la Historia

Aquel fue el último gran trofeo que conquistó Paolo Maldini, que con 39 años estaba cada vez más cerca de la retirada. Il eterno capitano milanista resistió a una lesión de rodilla y aguantó dos temporadas más para acabar despidiéndose del fútbol en 2009.

Después de 30 años jugando al fútbol y 25 temporadas en la élite, se despidió entre lágrimas a los 41 años y tras haber disputado más de 1000 partidos como futbolista del Milán. Maldini se convirtió en uno de los mejores defensas de la historia y el club rossonero decidió retirar su dorsal para siempre.

Nadie más podrá llevar el número «3»  de una camiseta roja y negra que conquistó: 7 Scudettos, 1 Copa de Italia, 5 Supercopas de Italia,  5 Supercopas de Europa. 1 Mundial de clubes, 2 Copas Intercontinentales y 5 Copas de Europa.

La Leyenda italiana es el jugador con más partidos de la historia del Milan (902) y el segundo futbolista con más partidos en la la historia de la Serie A italiana (647). Con la casaca rossonera solo marcó 33 goles pero dejó arrancadas y acciones defensivas que nunca se volverán a ver en San Siro.

A pesar de ser reconocido como uno de los mejores defensas de todos los tiempos, Maldini nunca recibió el Balón de Oro, aunque fue nombrado segundo mejor jugador del mundo en 1995 y el tercero jugador europeo en 1994 y 2003.

Su fútbol y su legado quedará en el recuerdo del Milan, que hoy cuenta en sus filas con otro Maldini. Sus hijos, Daniel y Christian siguen los pasos de su abuelo y de su padre y, quién sabe si en unos años, podrán elevar el legado de un apellido que forma parte de la Leyenda del Fútbol.

Un comentario sobre “Paolo Maldini: La Leyenda del Milan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other