La Eurocopa de Van Basten (1988)

La Eurocopa de 1988 se celebró en Alemania Occidental como antesala de los cambios políticos que se vivirían en el viejo continente. Aquella fue la última Euro en las que las dos Alemanias jugaron por separado y en la que la Unión Soviética jugó como una nación unida.

Berni fue la mascota de un torneo cuyo formato de competición permaneció idéntico al de Francia 84, con 2 grupos de 4 selecciones que se cruzaban en semifinales. Precisamente los vigentes campeones fueron los grandes ausentes de esta edición, en la que participaron: Alemania Federal, España, Italia y Dinamarca en el grupo 1 y Países Bajos, Inglaterra, Irlanda y la Unión Soviética en el grupo 2.

 

La EUROCOPA de VAN BASTEN 1988

 

⚽ Historia de la Eurocopa | de 1960 a la Euro 2020 🏆

 

 

Fase Final 

Alemania e Italia inauguraron el torneo en Düsseldorf en un disputado partido que acabó con empate a uno. Mancini adelantó a la azzurra en el minuto 52 pero Andreas Brehme puso las tablas tres minutos más tarde.

España debutó con victoria ante Dinamarca. Míchel anotó el primero a los cinco minutos pero Laudrup puso el empate para los nórdicos. Butragueño y Gordillo volvieron a poner por delante a los españoles que vencieron por 2-3 tras el gol de Poulsen en los minutos finales.

En el siguiente enfrentamiento ante Italia un gol de Vialli a cuarto de hora para el final dio el triunfo a la azzurra y complicó la clasificación al equipo entrenado por Miguel Muñoz.

Alemania consiguió su primera victoria ante Dinamarca, que quedó eliminada tras perder 2-0 ante los anfitriones. Jurgen Klinsmann y Olf Thön anotaron los goles germanos.

Los teutones finalizaron la primera fase con otro triunfo ante España, a la que derrotaron 2-0 con un doblete de Völler. En el otro partido Altobelli y De Agostini daban los dos puntos a Italia contra Dinamarca pero se tuvieron que conformar con el segundo puesto del grupo.

 

GRUPO 1 EURO 1988

GRUPO 2 EURO 1988

 

 

 

 

 

 

El grupo 2 comenzó con dos grandes sorpresas. Irlanda e Inglaterra abrieron el grupo con un intenso duelo anglosajón que se llevaron los irlandeses gracias a un tempranero gol de Houghton. Una de las favoritas del torneo era Holanda, que  comenzó la competición ante la Unión Soviética de la peor manera posible.

Los tulipanes intentaron batir a Dassaev pero fueron los soviéticos quién se llevarían la victoria con un gol de Rats. Gullit estuvo a punto de empatar en el último minuto pero su remate se se fue contra travesaño y dejaba a los naranjas sin margen de error.

 

Holanda e Inglaterra se midieron en un segundo partido decisivo. Los ingleses comenzaron mandando y Lineker y Hoodle se toparon con dos remates a los postes. Rinus Michels alineó como titular a Marco Van Basten, que se había recuperado para la cita después de una larga lesión. El delantero sería fundamental en la victoria de la oranje. Marcó un golazo antes del descanso y contrarrestó el empate de Bryan Robson con otros dos goles más. Su hat-trick eliminaba a los ingleses y mantenía con vida a su selección.

En el otro encuentro Irlanda y la Unión Soviética empataron a uno en un igualado duelo. Whelan puso por delante a los irlandeses y Prótasov hizo el empate para los soviéticos.

En la última jornada la URSS confirmó su liderato en el grupo tras deshacerse de una desmotivada Inglaterra por 3-1. Pero el partido decisivo se jugaba en Gelsenkirchen donde Países Bajos llegaba al último partido con la obligación de ganar a Irlanda. El equipo dirigido por Jackie Charlton estuvo a punto de marcar con un remate de McGrath que fue repelido por el poste pero el combinado naranja se lanzó al ataque en la segunda mitad.

Países Bajos acosó la portería de Bonner y un disparo de Wooters fue rechazado por el larguero. La Euro se alejaba para los holandeses hasta que, a 8 minutos para el final, Kieft desviaba a la red un extraño remate de Koeman para meter a los neérlandeses en semifinales.

 

Semifinales 

Los duelos por el título enfrentarían a la Unión Soviética contra Italia y a los Países Bajos frente a Alemania Federal. El primer duelo lo protagonizaron los anfitriones que recibieron en Hamburgo a una dubitativa selección holandesa.

Los goles no llegaron hasta el segundo tiempo con un penalti por bando. Rijkaard derribó a Völler y Matthäus adelantó a los germanos en el minuto 55. A falta de 15 minutos, Van Basten cayó dentro del área y el colegiado rumano Igna, señaló un penalti más que discutible. Koeman aprovechó la ocasión para poner el empate y el encuentro parecía abocado a la prórroga.

Sin embargo Holanda continuó buscando el triunfo y Van Basten, con un genial remate, rompía la igualdad en el último minuto. Países Bajos vencía por 1-2 y se clasificaba para la primera final de Eurocopa de su historia.

En el otro enfrentamiento la URSS fue un hueso duro de roer para Italia. Los soviéticos actuaron con más oficio y se llevaron la victoria en la segunda parte. La azzurra tuvo 5 minutos para el olvido en los que Litovchenko y Prótasov sentenciaban el pase soviético a la final de Múnich.

 

 

Final Eurocopa 1988: Países Bajos – Unión Soviética

El 25 de junio de 1988, Países Bajos y la Unión Soviética se reencontraban en el partido por el título. El equipo dirigido por Lobanovskiy arrancó con fuerza pero Van Breukelen consiguió sostener los ataques soviéticos. Con el paso de los minutos Holanda tomó el mando y Gullit ponía a prueba los reflejos de Dassaev.

La insistencia naranja tuvo premio a la media hora, cuando Rudd Gullit marcaba el primer gol del partido con un poderoso cabezazo. Los neérlandeses controlaron su ventaja hasta el inicio del segundo tiempo y en el minuto 54 ampliarían su renta con un golazo para la historia. Mühren centró al segundo palo y Van Basten conectó una volea antológica que superó a Dassaev para hacer el 2-0. El Cisne de Utrecht se confirmaba como máximo goleador con 5 tantos y se consagraba como una estrella que acabaría ganando el Balón de Oro de 1988. 

La URSS estuvo a punto de recortar distancias con un remate al poste de Belanov, que poco después, desaprovechó un penalti de Van Breukelen que el propio portero tulipán se encargó de repeler. Con esa acción Holanda se aseguraba la victoria, conquistaba su primera Eurocopa y estrenaba su Palmarés Internacional.

 

La Final

22 de junio de 1988. Estadio Olímpico de Múnich (4 espectadores) 

HOLANDA (2): Van Breukelen, Van Aerle, Rijkaard, Ronald Koeman, Van Tiggelen, Vanenburg, Wouters, Mühren, Erwin Koeman, Gullit y Van Basten.

URSS (0): Dassaev, Khidiatulin, Demianenko, Litovchenko, Aleinikov, Zavarov, Gotsmanov (Baltacha, m.69), Mikhailichenko, Rats, Protasov (Pasulko, m.72) y Belanov

Goles: 1-0, M.32: Gullit. 2-0, M.54: Van Basten.

Árbitro: Michel Vautrot (FRA). Amonestó a Van Aerle, Wouters, Demianenko, Khidiatulin y Litovchenko.

 

EUROCOPA 1988

 

 

LOS DATOS DEL TORNEO

Participantes33
Partidos131
Goles totales313
Goles Fase Previa279
Goles Fase Final32 (2.27 por partido)
Goles de penaltiNinguno
Tarjetas32
ExpulsionesNinguna
Goleador Fase final: Marco Van Basten (HOL) 5 Goles
Goleador Total:Altobelli
(ITA), Van Basten (HOL) y
Claessen (BEL) 7 GOLES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ONCE IDEAL

ONCE IDEAL EURO 1988

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA ESTRELLA:  MARCO VAN BASTEN

Tras un año difícil con innumerables lesiones Van Basten comenzó la Euro 88 en el banquillo. Apenas había jugado con el Milán durante la temporada y hacía 8 meses que no jugaba con su selección. De hecho fue su amigo Johan Cruyff el que le convenció para viajar a Alemania ya que Van Basten era reacio al no verse en forma. Su acierto fue mayúsculo, fue el máximo goleador del torneo con 5 goles y resultó decisivo para Holanda en las semifinales y en la final.

 

LA DECEPCIÓN: INGLATERRA

La selección entrenada por Bobby Robson quedó eliminada con 0 puntos y un sólo gol a favor. Especialmente dolorosa fue su derrota ante Irlanda en su estreno en la competición que convirtió a los Lineker, Shilton y compañía en carne de cañón para los tabloides ingleses.

 

LA SORPRESA: REP.IRLANDA

Irlanda estaba clasificada para semifinales a falta de 8 minutos para el final en el decisivo partido ante Holanda. Tras ganar a Inglaterra y empatar con los soviéticos, los irlandeses dieron la cara ante los oranje. Un gol de rebote les apeó de la competición pero su afición supo reconocer la
gesta.

 

CURIOSIDADES

Pese a la fama de mano dura que tenía Michels, el equipo holandés celebró la victoria ante Alemania en semis disfrutando en una discoteca del concierto de Whitney Houston justo un día antes de la final. La URSS se convirtió en la única selección en alcanzar 4 finales pero también fue la primera en perder 3 de ellas. Además, 1988 fue la única ocasión que el campeón, Francia, no pudo defender su título desde la renovación del torneo en 1980. Los galos quedaron terceros en su grupo de clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *