FIGO: de Leyenda del Barça a Galáctico del Madrid

Biografía de LUIS FIGO

Luis Figo ha sido uno de los mejores jugadores portugueses de toda la historia. El extremo diestro salió de la prolífica cantera del Sporting y lideró la Generación de Oro del fútbol portugués. Sus regates y centros le convirtieron en un jugador decisivo desde la banda, que fue idolatrado y odiado por los dos grandes del fútbol español.

 

Luis FIGO 🇵🇹 El Fichaje más Polémico e la Historia

 

 

Los inicios de Figo (Sporting Portugal)

Luis Felipe Madeira Caeiro nació en Lisboa un 4 de septiembre de 1972. Tras jugar en varios equipos modestos, a los doce años superó las pruebas para formar parte del Sporting de Portugal. En club lisboeta siguió destacando como extremo, siendo seleccionado con la selección portuguesa de categorías inferiores.

Figo compartió vestuario con una excelente camada de jóvenes futbolistas portugueses: junto a Vitor Baía, Fernando Couto, Rui Costa, Joao Pinto o Paulo Sousa se proclamó Campeón de Europa sub-17 y Campeón del Mundo Sub-20 en 1991. En esta última final, el Estadio Da Luz  de Lisboa se llenó con 127.000 espectadores para ver como Portugal ganaba a Brasil en una histórica tanda de penaltis.

 

 

Un año antes, con solo 17 años, Figo ya había debutado con el primer equipo del Sporting y se había convertido en uno de los futbolistas más prometedores del mundo. 1991 fue el año de su confirmación, convirtiéndose en un pilar fundamental de los «leones» y consiguiendo debutar con la selección absoluta de Portugal. En el equipo lisboeta jugó hasta 1995, disputando 161 partidos, marcando 23 goles y dando 53 asistencias. Figo se despidió con el único título de su carrera en Portugal, al ganar la Copa frente al Marítimo (0-2).

 

Figo en el FC Barcelona

Con 23 años el extremo portugués ya se había convertido en una estrella y varios equipos europeos se pelearon por ficharlo. Madrid y Barcelona se interesaron por Figo pero este parecía encaminado al Calcio. Su negociación con Parma y Juventus casi le cuesta una sanción por duplicidad de contrato pero los dos equipos italianos acabaron renunciando al jugador.

El Barcelona aprovechó la oportunidad y firmó a Figo por 230 millones de pesetas. El portugués llegó a la ciudad condal con 22 años para formar parte de un Barça de transición. En su primera temporada vive el final de cruyffismo y aunque no gana ningún título consigue marcar 8 goles y dar 11 asistencias para ganarse el aprecio de todos los culés.

Con su selección Figo fue clave para clasificar a Portugal a la segunda Eurocopa de su historia en Inglaterra 1996. Ese verano, el extremo y la selección lusa protagonizan una gran primera fase, sumando 7 puntos y clasificándose para cuartos de final, donde cayeron ante República Checa.

La temporada 96-97 le sirve para confirmarse como una estrella del Barça. Junto a Ronaldo Nazario y con Bobby Robson en el banquillo queda segundo en la Liga pero consigue ganar 3 títulos: Supercopa de España, Recopa de Europa y Copa del Rey. La final ante el Betis se jugó en el Santiago Bernabéu y Figo fue clave en el triunfo por 3-2 al marcar el primer y último gol que daba el título a los culés en la prórroga.

Con la llegada de Van Gaal Figo alcanzó su mejor nivel. En la 97-98 ganó el doblete de Liga y Copa y en la 98-99 levantó la Supercopa de España y su segundo título liguero.

El único lunar del Barça en esos años fueron sus malos resultados en la Champions. Quedó eliminado en la fase de grupos en sus dos primeros intentos pero en la tercera temporada lideró el proyecto para llevar a su equipo hasta semifinales. En cuartos fue clave en la remontada ante el Chelsea, tras marcar el gol de la esperanza en Inglaterra y anotar un tanto en el histórico 5-1 de la vuelta.

Esa temporada 99-2000 registró sus mejores números. Hizo 14 goles y 22 asistencias pero el equipo cerró el curso sin títulos tras perder la Liga, caer goleado en semifinales de la Champions y la retirada de la Copa ante el Atlético de Madrid.

 

Eurocopa Bélgica/Países Bajos (2000)

Tras la no clasificación para el Mundial de Francia 1998, Portugal y Figo cuajaron una excelente Eurocopa en el año 2000. Los lusos ganaron los 3 partidos de la primera fase y estuvieron a un paso de llegar a la final.

En la Euro Figo se confirmó como uno de los jugadores del mundo pero en como capitán del Barça no se sentía valorado. Había pedido una mejora de contrato pero ni Núñez y Gaspart atendieron a sus peticiones. El luso estaba muy descontento con el trato de la junta directiva y su agente, José Veiga, llegó a un acuerdo con Florentino Pérez, candidato a la presidencia del Real Madrid.

 

El Fichaje de Figo por el Real Madrid

El futuro presidente blanco acordó pagar la cláusula de 10 mil millones de pesetas que tenía el jugador si ganaba las elecciones. A cambio, se aseguró de que el compromiso del agente del jugador era serio. Para ello, estableció una cláusula de penalización de 5.000 millones de pesetas si alguna de las dos partes daba marcha atrás.

El 18 de julio se confirmó la sorpresa. Florentino Pérez ganaba las elecciones y Figo acabó vistiendo la camiseta del eterno rival. La entidad merengue pagó los 60 millones de euros de su cláusula y el portugués se convertía en el jugador más caro de la historia del fútbol. Figo dejaba el Barça tras 5 temporadas en las que jugó 249 partidos, marcó 45 goles y regaló 80 asistencias.

 

El regreso de Figo al Camp Nou

Figo recibió numerosas amenazas y desprecios desde Barcelona pero tras unos comienzos difíciles se acabó adaptando a la casa blanca. Su peor momento fue cuando tuvo que regresar al Camp Nou, donde fue recibido con una hostilidad nunca antes vista hasta la fecha. Después de superar el mal trago y con el paso de las jornadas, Figo completó un gran dúo con Raúl González, con el que se entendió de maravilla.

 

Luis Figo: Balón de Oro (2000)

Tras un año 2000 intenso y vestir la camiseta de los dos grandes del fútbol español, Figo recibió en diciembre el Balón de Oro de France Football. Además, En su primer año de blanco ganó la Liga, y mejoró su récord de goles y asistencias.

En la 2001-2002 su rendimiento no fue tan bueno. El fichaje de Zidane eclipsó su juego aunque se acabó complementando con el francés para conquistar la primera Champions League de ambos. El Madrid ganaba «La Novena» y el astro portugués levantaba su título más deseado.

Ese 2002 Figo disputó su primer Mundial en Corea y Japón. Sin embargo ni él ni Portugal completaron un buen campeonato al quedar eliminados en la primera fase. A su regreso a Madrid se reencuentra con Ronaldo y Figo se vuelve a acercarse a su mejor nivel.

Gana su segunda Liga con el Real Madrid aunque pasa por otro mal trago en su visita a Barcelona. La hostilidad aumentó respecto a la de 2 años atrás, con un lanzamiento de objetos que provocó la suspensión temporal del partido. La botella de whisky y la cabeza de Chochinillo que cayó desde la grada quedaría para la historia.

En Champions el Real Madrid llega hasta semifinales, donde Figo falla un penalti decisivo ante la Juventus de Turín. Florentino contraataca relevando a Del Bosque, echando a Hierro y fichando al mediático David Beckham. En la 2003-2004 El Madrid de los Galácticos alcanza su máxima expresión. La temporada comienza de forma inmejorable pero la plantilla es corta y las estrellas dan señales de agotamiento. Los blancos pierden la Copa en Marzo, son eliminados por el Mónaco en cuartos de final de la Champions y acaban por derrumbarse en Liga.

 

Eurocopa Portugal (2004)

El mal año con su club no evita que Figo sea el capitán de Portugal en la Eurocopa que se celebraba en su país. Los lusos comienzan perdiendo ante Grecia y, aunque Figo no deslumbra, consiguen recomponerse para llegar a la final. En el partido decisivo los portugueses caen ante los helenos y Figo sufre una de las mayores decepciones de su carrera.

La temporada 2004-2005 vivió su peor año. Protagonizó una inoportuna entrada que acabó con la carrera de César Jiménez, y el Madrid se quedó de nuevo sin títulos. Los blancos tuvieron hasta 3 entrenadores ese año y Wanderlei Luxemburgo terminó por cerrar la etapa de Figo como madridista. El brasileño comenzó a dejar al portugués en el banquillo y Figo acabó marchándose en verano El primer «Galáctico» dejaba el Madrid tras 5 temporadas en las que jugó 245 partidos y firmó 58 goles y 76 asistencias.

 

Figo en el Inter de Milán

Después de una década en España, Figo llegaba al Calcio para jugar en el Inter de Milán. El luso llegaba con 33 años pero rindió a un buen nivel durante sus dos primeros años.

En 2006 disputa su segundo y último Mundial en Alemania. Portugal logró un meritorio cuarto lugar y al concluir el evento, se despidió de su selección nacional. Figo jugó 127 partidos y marcó 32 goles siendo el cuarto máximo goleador histórico de su país.

Su etapa en el Inter finalizó en 2009. En sus 4 cursos con la camiseta neroazzurra Figo ganó 4 Scudettos, 1 Copa de Italia y 3 Supercopas Italianas. Con 36 años el extremo decidió poner fin a su carrera deportiva y se despidió de los terrenos de juego para comenzar una nueva vida en los despachos. Ahora es embajador y consejero de la UEFA y vive con el recuerdo de haber sido una Leyenda

3 comentarios sobre “FIGO: de Leyenda del Barça a Galáctico del Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other