La Leyenda de Zinedine Zidane

Biografía de Zinedine Zidane

Zinedine Zidane ha sido uno de los mejores jugadores en el cambio de siglo. La explosión del francés fue tardía pero irrumpió en el fútbol como uno de los centrocampistas más elegantes de la historia. Sus controles, regates y maniobras con el balón coincidían con el oportunismo de una estrella que siempre solía aparecer en las grandes citas.

 

Nacido en Marsella pero de padres argelinos, Zinedine Zidane vino a este mundo un 23 de junio de 1972. Zizou fue el tercero de cinco hijos y desde pequeño estuvo muy ligado al deporte. En su infancia practicó bádminton y judo, lo que serviría en el futuro para manejar los movimientos de su corpulento tronco.

Pronto se vería seducido por su afición por el fútbol, deporte que practicaba con sus amigos todas las tardes en la plaza de la ciudad. Su afición por el Olympique de Marsella y su admiración por Enzo Francescoli le hacían soñar con llegar a ser jugador profesional algún día.

Cuando cumplió 14 años se fue de la casa familiar para firmar por el Cannes. Allí vivió en casa de un directivo y terminó su formación hasta debutar con el primer equipo a los 17 años. Con el Cannes jugaría cuatro temporadas, donde comenzó a dar muestras de su calidad y a llamar la atención de los mejores equipos franceses. Le dio tiempo a jugar 70 partidos y a marcar 6 goles antes de firmar, con 21 años, por el Girondins de Burdeos.

 

Subcampeón de la Copa UEFA 1996

En 1992 llega al club aquitano, donde se va consolidando como uno de los jugadores franceses más prometedores. En el Girondins coincide con Bixente Lizarazu o Cristophe Dugarry, con los que entablará una gran relación dentro y fuera del césped.

Sus buenas temporadas en Burdeos provocan su primera llamada para la selección nacional absoluta. Con 23 años, Zidane debuta en un amistoso frente a la República Checa donde consigue anotar 2 goles. Zizou era un buen jugador pero no explotó todo su talento hasta la temporada 1995-1996. Ese curso, el Girondins se gana un puesto en la Copa de la UEFA vía Intertoto y va eliminando a grandes equipos europeos hasta alcanzar el subcampeonato.

Zidane resolvió la eliminatoria ante el Betis con un golazo desde el centro del campo y fue el protagonista de la inolvidable remontada ante el Milan. El Girondins llegaría a la final pero no podría vencer al Bayern, que se impuso con rotundidad en ambos partidos. Después de aquella aventura europea, acabó la etapa de Zidane en Burdeos, donde jugó 179 partidos y marcó 39 goles.

 

Euro 1996 y fichaje por la Juventus

Zidane había firmado por la Juventus de Turín pero antes jugaría su primer gran torneo Internacional con Francia en la Eurocopa de Inglaterra. Zizou fue titular en todos los partidos y ayudó a su equipo a llegar hasta semifinales. Solo la tanda de penaltis ante la República Checa alejó a los galos de la final.

Después de la Euro, Zidane era presentado por la Juventus y llegaba a Italia bajo la sombra del legado dejado por Michel Platini. Las comparaciones con la leyenda de la vecchia signora y la falta de adaptación hicieron que costara ver el mejor juego de Zidane en sus primeros meses en el Calcio.

Sin embargo, el jugador acabó encontrando su sitio y resultó fundamental para ganar el Scudetto, la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental. En la Liga de Campeones dejó actuaciones para el recuerdo, como en las semifinales ante el Ajax de Ámsterdam.

En Múnich no tuvo tanta suerte y perdería su primera final contra el Borussia de Dortmund. La segunda, llegaría un año después donde tras conquistar un nuevo Scudetto cayó en Ámsterdam ante el Real Madrid de La Séptima.

 

Campeón del Mundial de Francia 1998

Zidane no tendría tiempo de lamentos ya que poco después comenzó el Mundial de Francia 1998. Zizou era la estrella de un equipo que estaba llamado a ganar su primer Mundial.

Pero la Copa del Mundo no empezó bien para él, después de ser expulsado ante Arabia Saudí. Su agresión le hizo perderse dos partidos aunque regresó a tiempo para eliminar a Italia en la tanda de penaltis. Después de eliminar a Croacia en semifinales, la Brasil de Ronaldo esperaba en la final.

Zidane no había destacado en el campeonato pero aquella noche se erigió en el protagonista al marcar dos goles de cabeza. Francia ganó 3-0 y Zidane conquistaba el primer Mundial para el fútbol francés. Había nacido una Leyenda.

 

Balón de Oro 1998

Zidane Balon de Oro 1998 Zidane ganó el Balón de Oro de 1998pero de vuelta a Italia la Juve le siguieron pesando las finales perdidas y, sobre todo la grave lesión de Del Piero al inicio de temporada. La Juventus quedó séptima en la liga italiana y perdió en semifinales de Champions ante el Manchester United. Los ingleses remontaron una ventaja de 2 goles en Delle Alpi y dejaron a la vecchia signora sin jugar su cuarta final consecutiva.

La mala temporada del equipo bianconeri trajo un cambio de ciclo en el club, que pasó a ser dirigido por Carlo Ancelotti en la 99-2000. Bajo su mando, la Juve consiguió participar en la Copa de la UEFA vía Intertoto, aunque caería humillado por el Celta de Vigo en octavos de final . Los celestes ganaron 4-0 provocando una de las peores derrota de los juventinos en Europa. Las cosas no fueron mejor en el Calcio, donde perderían el título en la última jornada con una inesperada derrota ante el Perugia.

 

Campeón de la EURO 2000

La Eurocopa 2000 celebrada en los Países Bajos y Bélgica supuso un alivio para Zidane. En aquel torneo y con 28 años, el jugador alcanzó el mejor rendimiento de toda su carrera. Ante España decidió el partido con un lanzamiento de falta magistral y , contra Portugal, demostrando su sangre fría al marcar el gol de oro desde el punto de penalti. En la final no rindió a tan buen nivel pero fue el eje del juego de una selección francesa que dominaba el fútbol mundial.

Después de la Eurocopa, Zidane regresó a la Juve donde se le veía más incómodo. Un año más, los italianos naufragaron en Europa y Zidane sacó su genio al cometer dos agresiones por las que seria sancionado con 5 partidos. La frustración del francés era evidente.

El año acabó con otra Liga perdida en favor de la Roma y con la marcha del jugador al Real Madrid. Zidane acabó su ciclo en la Juventus tras ganar 2 Scudettos, 1 Supercopa de Italia, 1 Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental. Como bianconeri jugó 212 partidos y marcó 31 goles.

 

Fichaje récord por el Real Madrid

gol zidane la novenaDespués de unas largas negociaciones veraniegas, la Juventus y el Real Madrid acordaron el traspaso de Zidane por más de 75 millones de euros. El galo se convertía en el fichaje más caro de la historia y sería presentado el 9 de julio de 2001.

Pero su adaptación al fútbol español no fue fácil. Zidane debutó con una derrota ante el Valencia, en un partido donde sufrió un duro marcaje por parte de Albelda. El Madrid comenzó mal en la Liga pero bien en Europa. Su sanción en Champions provocó un intenso debate en los medios que se planteaban si los blancos jugaban mejor sin él sobre el campo.

Pero Zidane fue encontrando su sitio acostado en la banda izquierda. Poco a poco su juego enloqueció al Bernabéu, que comenzó a disfrutar de la elegancia y determinación del francés. Sus 7 goles en Liga no valieron para ganar el campeonato pero si para saldar su deuda con la Champions.

Zidane marcó el primer gol de la victoria en el Camp Nou en semifinales y sería el héroe de la Novena Copa de Europa. El francés marcó una volea imposible en la final de Glasgow ante el Bayer Leverkusen en uno de los goles más bellos y recordados de la historia.

 

El fracaso del Mundial 2002

Zidane y Francia llegaron al Mundial de Corea y Japón 2002 con ganas de revalidar el título pero se volvieron a casa a las primeras de cambio. El francés llegó a Japón con una pequeña lesión y apenas pudo rendir en un campeonato del mundo para olvidar.

Tras la Copa del Mundo, Ronaldo se unió al Real Madrid y Zidane ganó su primera Liga española. En Champions, el equipo llegó hasta semifinales pero fue eliminado, precisamente por la Juventus. El gol de Zizou en Delle Alpi llegó demasiado tarde.

La salidas de Vicente del Bosque y Fernando Hierro en verano iniciaron una nueva etapa en el club. Queiroz era el nuevo entrenador y David Beckham el fichaje estrella de Florentino Pérez. Comenzaba la época de “Los Galácticos”.

El Madrid ganó la Supercopa de España y desplegó un gran fútbol durante la primera vuelta del campeonato. Zidane brillaba y disfrutaba junto a Raúl, Figo, Ronaldo y Beckam de un equipo que parecía abocado a ganar todos los títulos. Sin embargo todo se torció a partir de Marzo, al perder la final de la Copa del Rey frente al Zaragoza. Después llegaría la remontada del Mónaco en Champions y varias derrotas en Liga que provocaron una desastrosa temporada en blanco.

 

Eurocopa de Portugal 2004

En el verano de 2004 Zidane jugó su última Eurocopa. Fue el protagonista de la remontada frente a Inglaterra pero se vio anulado por Grecia en cuartos de final. Los helenos eliminaron a los vigentes campeones y acabarían ganando el torneo de forma sorprendente.

Después de la decepción con Francia, Zidane vivió su peor época como madridista. La temporada 2004-2005 acabaría de nuevo sin títulos, eliminado nuevamente por la Juventus en Europa y casi sin opciones de ganar la Liga. Un año después la crisis en el club era total y tras despedir a Wanderlei Luxemburgo, Florentino Pérez acabó dimitiendo.

Con 34 años, Zidane nos regaló sus últimas genialidades sobre un campo de fútbol. Marcó su primer hat-trick ante el Sevilla y un día más tarde anunciaba su retirada del fútbol a final de temporada.

El Bernabéu ovacionó al mito blanco en un emocionante partido ante el Villarreal en el que Zidane dijo…Adiós. Con la camiseta blanca, Zidane jugó 227 partidos y marcó 49 goles. El francés se fue sin títulos pero con la idea clara de querer hacer un gran Mundial con su selección.

 

El Mundial de Alemania y retirada

Zidane Mundial Alemania 2006Alemania 2006 supondría la despedida definitiva de Zidane, que volvería recordar al que deleitó a finales del siglo XX. Después de una discreta primera fase de Francia, Zidane se agigantó en las eliminatorias. En octavos marcó un gol y respondió con un partidazo a la prensa española que anunciaba su jubilación. Ante Brasil, Zidane dio una exhibición de controles, regates y visión de juego y frente a Portugal, anotó el gol de la clasificación a la final.

Zizou estaba siendo el mejor jugador del campeonato y demostró su confianza frente a Italia a marcar un penalti a lo panenka al inicio del partido. Pero Materazzi acabaría empatando y el encuentro se iría a la prórroga. Zidane estuvo cerca de marcar en el tiempo extra pero acabaría despidiéndose del fútbol de la peor manera. El francés entró a las provocaciones de Materazzi y acabó expulsado después de propinarle un cabezazo en el pecho. Zidane fue víctima de su introvertido carácter y se despedía de una Copa del Mundo que ganaría Italia.

Zidane jugó 108 partidos y marcó 31 goles con la selección francesa y pese a su pésimo final, siempre será recordado por su elegancia dentro y fuera del campo. Un caballero que bailaba sobre el césped y que emocionó al Mundo con su fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *