El Regreso de Figo al Camp Nou

Real Madrid y Barcelona tiene una rivalidad centenaria que va más allá de lo deportivo y que a finales del siglo XX se acrecentó por uno de los fichajes más polémicos de la historia.

Luis Figo pasó de ser el capitán del Barça a un Galáctico del Madrid y su marcha fue considerada como una traición imperdonable en Barcelona. Lo que provocó su vuelta al Camp Nou como jugador madridista, no lo habíamos visto nunca en la historia del fútbol…

El Día que FIGO regresó al Camp Nou como JUDAS

 

Florentino Pérez gana las elecciones (2000)

Pero pongámonos en antecedentes. En el verano del año 2000 el Real Madrid acababa de ganar La Octava Copa de Europa y el presidente Lorenzo Sanz aprovechó para convocar elecciones.

Los comicios se celebrarían en julio y el único rival de Sanz era, el por entonces desconocido empresario, Florentino Pérez. Parecía improbable que el aspirante destronase al presidente vigente pero Pérez se había guardado un as bajo la manga…

Luis Figo, capitán y emblema del Barcelona desde 1995, se sentía mal pagado por la directiva del club catalán y su representante, José Veiga, se encargó de buscarle una salida. Florentino Pérez fue de los primeros en interesarse por el jugador portugués y rápidamente cerró un acuerdo con su agente.

El empresario se comprometió a pagar la cláusula de 10 mil millones de pesetas de su contrato con el Barça si ganaba las elecciones. A cambio, se aseguró de que el compromiso de Veiga era serio, y puso una cláusula de penalización de 30 millones de euros si alguna de las dos partes daba marcha atrás en el acuerdo.

El compromiso sale a la luz de los medios pero el 15 de julio Figo sale al paso de los rumores y jura fidelidad al Barça. Los azulgranas también estaban en plenas elecciones y el vicepresidente y candidato Joan Gaspart parecía tranquilo.

Parecía que sus declaraciones ponía fin al culebrón pero el 12 de julio, Florentino toma la palabra asegurando el acuerdo con su representante: «Quiero decirles que si yo soy presidente del Real Madrid, Figo será jugador del Real Madrid». 

Para dar credibilidad a su órdago, prometió que, si ganaba las elecciones y Figo no vestía de blanco, pagaría de su bolsillo el abono de todos los socios.

 

El fichaje de Luis Figo por el Real Madrid (2000)

El fichaje de Figo por el Real MadridNi Figo ni nadie pensaba que Florentino podría ganar aquellas elecciones pero aquel compromiso con sus socios fue tan fuerte que el 16 de julio se confirmó la sorpresa.

Florentino Pérez ganaba las elecciones y Figo, arrepentido de la que se le venía encima llama a Gaspart para que asuma la penalización del contrato firmado por su agente.

Ambas partes no llegaron a un acuerdo y el portugués se convertía en jugador blanco a cambio de 60 millones de euros y se convertía en el jugador más caro de la historia del fútbol.

El 24 de julio posaba con la camiseta blanca y abría una herida eterna con el FC Barcelona que, a partir de entonces entraría en una de las peores etapas de su historia.

 

El regreso de Figo al Camp Nou: La pitada del siglo

Figo fue recibido con los brazos abiertos por el madridismo pero el 21 de octubre del año 2000 tenía que regresar al Camp Nou con la camiseta del eterno rival. La previa estuvo cargada de tensión y la prensa catalana calentó el partido hasta puntos insospechados.

Se repartieron billetes con el nombre del portugués y se preparó una pañolada sin precedentes. Después de una complicada llegada al estadio, Figo saltó a calentar a un campo que le recibió con una pitada descomunal.

Desde ese momento el estadio culé se convirtió en un infierno para Figo, que parecía un gladiador abandonado a su suerte en un coliseo que clamaba por su cabeza.

Los decibelios alcanzados en la salida del Real Madrid al campo rompieron récords y las pancartas dedicadas al luso mostraron mensajes intimidantes. En la historia de los Clásicos nunca se había visto nada igual.

Ya con el balón en marcha Figo sufrió un clima insoportable de crispación pero también un pegajoso marcaje al hombre de Carles Puyol. El joven marcador del Barcelona secó al portugués durante todo el partido y contribuyó a que el ambiente del Camp Nou fuese aún más caliente.

Figo recibió todo tipo de insultos y el Barcelona consiguió la victoria por 2-0 con goles de Luis Enrique y Simao Sabrosa.

 

El Clásico del Cochinillo

Tras aquella visita hostil, Figo no regresó a Barcelona en la 2001-2002 y el Camp Nou tuvo que esperar un año para volver a recibir a su enemigo.

El 23 de noviembre de 2002, un Barcelona en crisis recibe a un Madrid Campeón de Europa. La pitada fue casi tan sonada como la dos años atrás pero esta vez, Figo si se atrevió a lanzar los córners. Cada vez que el portugués se asomaba por la esquina le llovían todo tipo objetos, que por suerte, nunca impactaron en su cuerpo.

Al lado del jugador del Real Madrid cayeron vasos, bocadillos, una botella de whisky e incluso una icónica cabeza de cerdo. Aquella instantánea dio nombre al «Clásico del Cochinillo».

Tal era el clima de crispación, que el árbitro del partido Luis Medina Cantalejo tuvo que suspender el juego durante 15 minutos pero el partido se reanudó y acabó con un triste empate sin goles.

Al final del partido el presidente del Barça, Joan Gaspart no se sintió orgulloso de lo sucedido pero ni mucho menos se sintió culpable…«Nosotros no nos hemos comportado en una minoría porque nos han venido a provocar. Los profesionales tienen comportarse, jugar al fútbol y tirar las faltas y los córners rápidamente y no provocar a la gente».

El Comité de competición propuso una sanción para el estadio del Barcelona pero, con la llegada de Laporta y los recursos culés, el coliseo azulgrana jamás recibió sanción.

 

La Leyenda de Luis FIGO 🇵🇹 El Fichaje más Polémico e la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other