CARLES PUYOL: El Mejor Capitán de la Historia

Biografía de Carles Puyol

El fútbol se ha convertido en un negocio y los futbolistas en mera mercancía que cambian de camiseta por un puñado de millones. Sin embargo, entre tanta banalidad y opulencia aparecen excepciones que muestran el amor a sus colores. Casos casi anecdóticos en los que los futbolistas nacen, crecen y se retiran en el equipo de sus amores. El catalán Carles Puyol es un ejemplo. Se crió en la Masía, se convirtió en unos de los mejores centrales de su época en el Barça y decidió colgar las botas cuando ya no se sintió con fuerzas. Para muchos, Puyol ha sido el mejor capitán de la historia…

 

Puyol: El Mejor Capitán de la historia

 

Canterano del Barça

Carles Puyol nació en 1978 en La Pobla de Segur (Lleida) y comenzó a jugar desde muy joven en el equipo de su localidad. En sus inicios destacó como goleador y tras hincharse a marcar goles fichó por el Barcelona en 1995. En los campos de la Masía se formó como jugador y acabó retrasando su posición a la defensa.

Su capacidad física le permitía jugar en cualquier posición de la defensa y en 1999, debido a las bajas, consiguió debutar con el primer equipo. Louis Van Gaal le dio la oportunidad de debutar en Valladolid y, semanas más tarde sustituyó a Sergi para jugar su primer Clásico como lateral izquierdo. El Camp Nou ovacionó sus primeras acciones defensivas y contempló por primera vez al que sería uno de sus símbolos.

 

Debut con la Selección Española

Puyol acabó aquella temporada jugando 37 partidos y jugando los os Juegos Olímpicos de Sídney. El catalán consiguió la medalla de plata tras perder la final ante Camerún en los penaltis.

Con el paso de los años, Puyol se convirtió en un titular indiscutible de la zaga azulgrana, primero como lateral y más tarde como defensa central. Su entrega y calidad defensiva no pasaría inadvertida para Camacho, que le hizo debutar con la selección española en el año 2000. El catalán se ganó el puesto como lateral derecho y acudió a su primer Mundial en Corea y Japón 2002. Con Iñaki Sáez también jugó la Euro 2004 de Portugal pero sus mayores éxitos con La Roja aún estarían por llegar.

 

Capitán y Campeón de Europa

La carrera de Puyol estaba destinada a ser grandiosa pero en sus inicios convivió con la peor época del Barça. Los culés no consiguieron títulos por cinco años y los éxitos no llegarían hasta 2005. La llegada de Laporta y el fichaje de Ronaldinho devolvieron la ilusión al Camp Nou y Puyol, ya establecido como central y capitán del equipo, levantaría su primer trofeo como campeón de Liga.

2006 sería un año inolvidable para el defensa, que vivió lo mejor y lo peor de la vida. Como capitán alcanzó la gloria ganando la Liga y la deseada Liga de Campeones en París. En esa temporada Puyol sólo se perdió cinco partidos y fue elegido como el mejor defensa de la Champions.

Además, acudió al Mundial de Alemania (2006) con España, aunque tras una gran primera fase La Roja no pudo con la Francia de Zidane y cayó eliminada en octavos de final.

Pero ese año también estuvo marcado por la muerte de su padre en un accidente laboral, que sumió Carles en un gran duelo.

La temporada 2006-2007 fue para olvidar: el Barcelona no consiguió ningún título y acabaría lesionado de gravedad al romperse el ligamento lateral externo de la rodilla. El capitán azulgrana no volvió a jugar hasta septiembre, pero ya en la 2007-2008 volvió con fuerza al jugar 30 partidos de Liga.

En verano llegó a tope para jugar la Eurocopa de Austria y Suiza en su primer gran triunfo con la selección. España ganó los 6 partidos y se proclamó en la indiscutible campeona con un juego espectacular.

 

El Sextete del Barcelona con Guardiola

La temporada 2008-2009 sería inolvidable para Puyol y el Barcelona. La llegada de Pep Guardiola al banquillo culé revolucionó el juego del equipo, que se convertiría en una máquina de ganar y machacar rivales. Ese año el Barça ganó todos los títulos. Primero el triplete de Liga, Copa y Champions y para terminar 2009 ganando Supercopa de España, Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Como capitán, Puyol había levantado las 6 Copas del Sextete y representaba mejor que nadie el éxito de los mejores equipos de la historia.

 

Campeón del Mundo (2010)

Después de ganar otra Liga en 2010, Puyol acudió al Mundial de Sudáfrica con España. Tras la primera derrota ante Suiza, la Roja se rehízo clasificándose para octavos y fue superando rondas con sufrimiento. En semifinales, Puyol se convertiría en el inesperado protagonista del partido al marcar un histórico cabezazo que clasificaba a España para la final.

Su trabajo defensivo para parar a Robben y el gol de Iniesta le convirtieron en Campeón del Mundo. Puyol fue elegido en el mejor once del campeonato y su trabajo fue fundamental para que España no encajase ni un solo gol en los cuatro últimos partidos.

Carles se había convertido en uno de los mejores defensores del Mundo y en 2011 volvió a gobernar la defensa de un Barcelona que parecía imparable. Ganó su tercera Liga, su tercera Champions y se convirtió en un líder del vestuario. Sus exhibiciones sobre el césped iban acompañados de gestos de fair play que no pasaban inadvertidos, como cuando permitió que su compañero Abidal, recién recuperado de un cáncer, levantase la Copa de la Champions.

Su juego fue un ejemplo para los más jóvenes, a los que fue dejando el testigo de sus valores y capitanía. Y es que el fútbol de Puyol se fue apagando. En 2012 sufrió una lesión de rodilla que le apartó de la final de Copa y de la Eurocopa y, aunque anunció su deseo de retirarse con 40 años, su cuerpo no se lo permitiría. En la 12-13 solo consiguió jugar se perdió la mitad de los partidos por problemas físicos y en la campaña siguiente apenas pudo jugar 12.

Sabedor de que había alcanzado su límite, el 4 de marzo de 2014 Puyol anuncia su retirada al final de temporada. El capitán renunciaba a su contrato y asumía que su exitosa carrera había terminado. Después de ganar 21 títulos con el Barça, jugar 593 partidos y anotar 19 goles, el capitán de capitanes dejaba el club de su vida.

Con la Selección Española, Puyol alcanzó los 100 partidos como internacional, marcó 3 goles y ganó una Eurocopa y Mundial que le convertirían en Leyenda. Puyol, sin lugar a dudas, fue uno de los mejores defensas de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *