RONALDINHO: La sonrisa del fútbol | Leyendas

Ronaldo de Assis Moreira “Ronaldinho” nació el 21 de marzo de 1980 en Porto Alegre (Brasil). De sus orígenes (Río Grande do sul) le viene el apodo de Gaúcho con el que se le conoció a lo largo de su carrera futbolística. En sus 20 años de profesional, Ronaldinho llegó a convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo.

¡No te pierdas el VÍDEO y SUSCRÍBETE a nuestro canal de You Tube!

 

Los Inicios de Ronaldinho

Ronaldinho respiró fútbol desde muy pequeño. Su hermano Roberto se había confirmado como una estrella en el Gremio de Porto Alegre, por lo que se convirtió en un referente para él. Pero no todo eran buenas noticias en la casa de los de Assis Moreira. Ronnie tenía solo 8 años cuando tuvo que pasar por la inesperada muerte de su padre Joao tras un desgraciado accidente en la piscina de su casa.

A pesar de todo lo que tuvo que sufrir, el pequeño Ronaldo comenzó a destacar por su habilidad con el balón. Como su hermano, se forma en la academia del Gremio de Porto Alegre donde debuta con 17 años (1997). Ese mismo año consigue ser Campeón del Mundo y máximo goleador con la selección brasileño Sub-17. Había nacido una estrella.

Ronaldinho pasa 4 años en la liga brasileña donde se confirmó como uno de los mejores jugadores del país. En 1999 debutó con la seleçao absoluta y ese mismo verano fue convocado para la Copa América de Paraguay. Allí marcó su primer gol ante Venezuela y se proclamó campeón junto a una generación increíble (Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos, Cafú, Dida…). Poco después participó en la Copa Confederaciones, donde perdería la final ante México pero se convertiría en el máximo goleador del torneo (6 goles).

 

Su llegada a Europa (PSG)

RONALDINHO PSGEn 2001 decide finalizar su etapa en Brasil y firma por el Paris Saint Germain por 5 millones de euros. Convence a su hermano Roberto, ya retirado, para que sea su agente y le acompañe en su nueva vida en Francia. Su adaptación al fútbol europeo no fue inmediata y su rendimiento en el PSG fue irregular. Los aficionados parisinos disfrutaron de su talento y fantasía pero también padecieron su inmadurez.

El jugador se hizo conocido por sus fiestas nocturnas lo que provocaba que no rindiera en los entrenamientos. El técnico Luis Fernández trató de reconducir al brasileño, al que sentó en el banquillo en más de una ocasión. Su falta de sintonía con el técnico de Tarifa provocó su marcha del club en 2002. En París jugó 77 partidos oficiales y marcó 25 goles.

Ronaldinho tenía decidido marcharse del club aunque antes debía jugar el Mundial de Corea y Japón. Con la canarinha puesta, el mediapunta volvió a disfrutar del fútbol. Fue uno de los jugadores más destacados del torneo, sobre todo con su gol a Inglaterra en cuartos de final. Brasil conquistó el Pentacampeonato y Ronaldinho se convertía en el objeto de deseo de los mejores clubes de Europa. Real Madrid, Barcelona y Manchester United le querían.

 

La Sonrisa del Barça

El destino de Ronaldinho parecía el Manchester United pero el FC Barcelona se anticipó a lo ingleses. La llegada del nuevo presidente, Joan Laporta, y del vicepresidente Sandro Rosell (descubridor del jugador en Nike) fue clave para que el brasileño vistiese de azulgrana. El mediapunta llegaba por 30 millones de euros para levantar la moral de un club sumido en una profunda depresión (después 3 temporadas sin títulos)

Su debut no pudo ser más notable. La polémica entre la directiva del Sevilla y el Barça hizo que los culés pusieran el inicio del partido a las 00:05h de la noche. Con nocturnidad y alevosía, Ronaldinho marcó su primer gol de azulgrana tras recorrerse medio campo, regatear a tres rivales y empalar un derechazo que entró tras golpear en el larguero. Ronnie aterrizaba con el pie derecho en Barcelona.

Pero a pesar del talento de Ronaldinho el Barça no carburaba. Después de una primera vuelta horrible (en la que llegaron a estar a 18 puntos del líder) Rijkaard pidió el fichaje de Edgar Davids. La llegada del holandés armonizó al equipo y estableció un sistema de 4-3-3 que favorecía al conjunto. Aquel “nuevo”Barça encadenó 9 victorias consecutivas y llegó a estar durante 15 partidos invicto. El equipo no ganó títulos aquella temporada pero alcanzó el subcampeonato tras una segunda vuelta espectacular.

En la 2004-2005 y con los refuerzos de Etoo, Deco, Giuly, Larsson, Belleti o Edmílson, el Barça volvió a conquistar la Liga. Solo el Chelsea de Mourinho amargó la campaña a los culés tras una eliminatoria apasionante que acabó con el equipo azulgrana KO.

Aquella eliminación motivó a la plantilla que en la 2005-2006 conquistó un doblete histórico. Volvió a ganar la Liga y levantó la segunda Copa de Europa de su historia. Ronaldinho lideró aquel Barça, que disfrutó de sus mejores momentos como futbolista. Entre 2004 y 2005, Ronnie ganó 2 FIFA World Player y su único Balón de Oro. Una de sus exhibiciones más famosas se produjo en el Santiago Bernabéu donde arrancó los aplausos de la afición blanca. 

 

La abdicación del Rey

Así llamó Informe Robinson a su programa especial sobre Ronaldinho. En él explicaba los motivos de su caída de rendimiento y la efervescencia de su reinado en el fútbol Mundial. Todo comenzó en el Mundial de Alemania 2006. Brasil era la gran favorita pero ni el jugador de Barça ni sus compañeros rindieron como se esperaba. La Francia de Zidane les eliminó en cuartos de final.

A su regreso a Barcelona Ronaldinho parecía haber perdido la chispa. Comenzó a ausentarse de algunos entrenamientos, lo que acabó notándose en su estado físico. Su talento ya no era suficiente aunque paradójicamente firmó su mejor campaña goleadora con el Barça (21 goles en 32 partidos de Liga). El equipo catalán fue el principal perjudicado de su baja forma. Eliminado por el Liverpool en octavos de final y cediendo la Liga en las últimas jornadas ante el Madrid de Capello.

Pese a su mal año, Laporta confió en la recuperación de Ronnie. Sin embargo la temporada 2007-2008 acabó confirmando su declive. Aquella temporada, Ronaldinho solo jugó 26 partidos oficiales y anotó 9 goles. Una lesión adelantó su adiós del Barcelona, con el que jugó su último partido el 9 marzo de 2008. Los culés cerraban el año sin títulos y finalizaban un ciclo glorioso que había comenzado con el fichaje del brasileño.

 

El final de su carrera

Ronaldinho MilanCon la llegada de Guardiola, Ronaldinho fue descartado y fichó por el AC Milan a cambio de 35 millones de euros. En Italia jugó 3 temporadas donde dejó pinceladas de su calidad. Su talento seguía intacto pero sin la velocidad y el cambio de ritmo de antaño. Eso le alejó de la selección brasileña, perdiéndose el Mundial de 2010 en Sudáfrica.

En la temporada 2010-2011 se despidió del Milan ganando el Scudetto, aunque con una participación testimonial. 16 partidos y un solo gol que provocaron su regreso a Brasil. En el Flamengo recuperó la sonrisa, ganó el Campeonato Carioca, la Taça Río y la Taça Guanabara.

En 2012 se fue al Atlético Mineiro, donde jugó hasta 2014 y ganó el Campeonato Mineiro. Con el equipo de Belo Horizonte conquistó la Copa Libertadores en 2013 y la Recopa Sudamericana en 2014. Después de una corta aventura en el Querétaro mexicano, Ronaldinho finalizó su carrera en el Fluminense, con el que apenas disputó 9 encuentros.

RONALDINHO: La sonrisa del fútbol | Leyendas
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *