La Maldición del Madrid en la Champions

El Real Madrid tiene 13 Copas de Europa y es el mejor equipo de la historia de la Champions League. Sin embargo, hubo un tiempo en el que los blancos estaban lejos de los mejores equipos del continente y caían una y otra vez en la misma ronda. Fueron 6 años oscuros donde el Madrid sufrió, la Maldición de los octavos de final.

Todo comenzó en 2004, cuando el Real Madrid de los Galácticos superó al Bayern Múnich en octavos y se enfrentó al Mónaco en cuartos. El 4-2 de la ida y el gol de Raúl en el principado parecían sentenciar la eliminatoria pero el Mónaco acabó remontando con 2 goles de Giuly y un cabezazo de Morientes. Aquel año el Real Madrid no ganó nada dando inicio al declive europeo de los blancos.

 

Real Madrid: La Maldición de los octavos de final

 

La Juventus de Capello (2005)

IDA: Real Madrid- Juventus (1-0)
VUELTA: Juventus – Real Madrid (2-0)

El siguiente curso el Madrid siguió dando tumbos. Camacho dimitió nada más llegar y Wanderlei Luxemburgo se hizo cargo del equipo con la mente puesta en la Liga de Campeones. En frente estaba la Juventus de Capello, que cayó 1-0 en el Bernabéu con gol de Helguera pero que le dio la vuelta al marcador en Italia. Los goles de Trezeguet y de Zalayeta en la prórroga, eliminaban a los blancos en los octavos de final.

 

El Arsenal de Thierry Henry (2006)

IDA: Real Madrid – Arsenal (1-0)
VUELTA: Arsenal- Real Madrid (0-0)

El 2006 poco quedaba del Madrid de los Galácticos, que esa temporada volvió a echar a su entrenador. López Caro se hizo cargo del equipo para afrontar la eliminatoria ante el Arsenal de los Invencibles. El equipo de Wenger dominó la ida en el Bernabéu y una cabalgada de Thierry Henry supuso el único tanto del partido. En Highbury los blancos merecieron más pero se quedaron sin marcar y se quedaron por segundo año consecutivo sin jugar los cuartos.

 

Bayern Múnich (2007)

IDA: Real Madrid – Bayern Múnich (3-2)
VUELTA: Bayer Múnich – Real Madrid (2-1)

El Clásico de Europa nos dejó una apasionante eliminatoria entre Real Madrid y Bayern Múnich en 2007. El equipo dirigido por Fabio Capello superó a los germanos en el Bernabéu. Los blancos consiguieron una renta 3-1 pero un gol de Van Bommel en el último minuto, con corto de mangas incluido, silenció el coliseo blanco. En territorio bávaro, el Madrid salió dormido y Makaay anotó a los 10 segundos el gol más rápido de la historia de la Champions. Lucío marcó el 2-0 para los alemanes y Van Nistelrooy recortó distancias de penalti. Los madridistas estuvieron cerca de marcar el gol del empate y la clasificación pero el tanto de Ramos fue anulado por mano y el Bayern volvía a eliminar a los merengues.

 

La Roma de Totti (2008)

IDA: Roma- Real Madrid (2-1)
VUELTA: Real Madrid – Roma (1-2)

Un año más tarde el sorteo emparejó al Real Madrid con la Roma de Francesco Totti. El equipo entrenado por Bernd Schuster partía como favorito pero se dejó remontar en el Olímpico. Raúl adelantó a los blancos pero Pizzarro y Mancini dieron ventaja a los romanos para la vuelta. En Madrid, el Bernabéu esperaba una noche de remontada pero se topó con una Roma muy seria. Taddei marcó para los visitantes y, aunque Raúl empató en claro fuera de juego, Vucinic daba la victoria a los italianos.

 

El «Chorreo» de Liverpool (2009)

IDA:  Real Madrid – Liverpool (0-1)
VUELTA: Liverpool – Real Madrid (4-0)

En la temporada 2008-2009 el Madrid se midió al Liverpool en una eliminatoria a la que llegó crecido. Los buenos resultados del equipo desde la llegada de Juande Ramos dispararon el optimismo del presidente transitorio Vicente Boluda, que afirmó que iban a «chorrear» a su rival. Sin embargo los reds golpearon primero y vencieron 0-1 en el coliseo blanco con un gol de Benayoun. En la vuelta no hubo color y los de Rafa Benítez barrieron a su rival. Fernando Torres adelantó a los ingleses, Gerrard hizo un doblete y Dossena cerró una goleada que continuaba con el gafe madridista en Europa.

 

El «Lyonazo» del Bernabéu (2010)

IDA: O. Lyon – Real Madrid (1-0)
VUELTA: Real Madrid – O.Lyon (1-1)

Después de 5 batacazos consecutivos en la Champions, Florentino Pérez regresó a la presidencia e invirtió 250 millones de euros para devolver al equipo a la élite continental. Los fichajes de Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzema ilusionaron al madridismo que afrontó la eliminatoria de octavos ante el Olympique de Lyon con confianza. El golazo de Makoun en Gerland dio una victoria por la mínima a los franceses que llegaron al Bernabéu sin complejos.

El Madrid se reencontraba con sus fantasmas en casa pero salió decidido a conseguir el triunfo. Cristiano Ronaldo igualó la eliminatoria a los cinco minutos e Higuaín perdonaba el 2-0 con un disparo a puerta vacía que golpeaba en el palo. Los blancos perdonaron varios goles y lo pagaron en los últimos minutos. Pjanic aprovechó una dejada de Lisandro en el minuto 75 y ponía el 1-1 definitivo que mandaba a lona al Madrid. Los madridistas perdían su sexta eliminatoria consecutiva en octavos de final y confirmaban una maldición que parecía no tener fin.

 

Mourinho acabó con la maldición de octavos

Los merengues tuvieron que esperar a la llegada de José Mourinho, que dotó a los merengues de una mayor competitividad en Europa. Con el portugués en el banquillo el Madrid rompió el gafe, alcanzó 3 semifinales consecutivas para posteriormente ganar 4 Champions en 5 temporadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *