El Día Riquelme bailó a Los Galácticos

El 28 de noviembre del año 2000, Real Madrid y Boca Juniors saltaron al Estadio de Tokio para jugar la final de la Copa Intercontinental. Los españoles iniciaban su Era Galáctica tras haber ganado la Octava Copa de Europa ante el Valencia mientras que el equipo de Carlos Bianchi llegaba tras levantar su tercera Copa Libertadores 5 meses antes ante Palmeiras.

 

Real Madrid 1 Boca Juniors 2 | Copa Intercontinental (2000)

 

 

Boca Campeón Intercontinental (2000)

El duelo entre los campeones continentales comenzó de manera inmejorable para los argentinos, que a los dos minutos de juego encontraron el camino del gol. Matellán buscó a Delgado con un envío largo y este regaló una asistencia perfecta a Palermo para que empujase el balón a las mallas. El 9 de Boca marcaba el tanto más rápido de la historia de la Copa Intercontinental y golpeaba a un Real Madrid que había salido dormido.

Los españoles todavía se estaban reponiendo del golpe y Boca aprovechó el momento para noquear a su rival. En el minuto 6, Riquelme encontró a Palermo con otro pase magistral y el delantero hizo su segundo gol con un certero zurdazo.

El segundo tanto de los de Bianchi terminó por despertar al Madrid, que avisó de inmediato con disparo al larguero de Roberto Carlos y que terminó por marcar tras otra gran jugada del brasileño en el minuto 12. Con ese gol se preveía un acoso de los españoles sobre la portería rival pero tras un par de ocasiones madridistas Boca se refugió en el fútbol de Juan Román Riquelme.

Bajo la batuta del centrocampista argentino, Boca se hizo con el control del balón y comenzó a desquiciar a los jugadores merengues. Riquelme dominó el juego por todo el campo y dejó una exhibición de controles, pisadas, caños y regates que pasaría a la historia del fútbol mundial.

En «10» estuvo a punto de marcar en la segunda parte tras una falta que hizo volar a Casillas y volvió a echar la pelota al piso, para bailar sobre el verde ante la mirada de sus rivales. El Real Madrid era incapaz de quitársela a Riquelme y Boca Juniors se proclamó Campeón del Mundo tras derrotar a los Galácticos con una espectacular actuación de su estrella.

Román daba la segunda Copa Intercontinental de su historia a los xeneizes y fue nombrado como mejor jugador de la final tras  ganarse el respeto de las estrellas europeas. Dos años más tarde de aquel partido que quedó en la retina de todo el mundo, Riquelme se marchó de Boca para fichar por el FC Barcelona, donde no terminaría de triunfar por falta de adaptación a los métodos de Van Gaal.

 

ALINEACIONES

28 de noviembre de 2000, Estadio Nacional de Tokio (Japón)

REAL MADRID 1: Casillas; Geremi, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Makelele, Helguera, Figo; Guti, McManaman; Raúl. Entrenador: Vicente Del Bosque.

BOCA JUNIORS 2: Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Traverso, Matellán; Battaglia, Serna, Basualdo; Riquelme; Palermo y Delgado. Entrenador: Carlos Bianchi.

Goles: 0-1 Palermo (min 3), 0-2 Palermo (min 6), 1-2 Roberto Carlos (min 12).

Árbitro: Óscar Ruiz (Colombia). Amonestó a Geremi y Helguera por el Real Madrid y a Hugo Ibarra por parte de Boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other