Paolo Rossi: El Héroe de Italia en España 82

Biografía de Paolo Rossi (1956-2020)

Italia ha perdido a uno de sus mayores ídolos, toda una leyenda, que tras unos comienzos humildes, en los que se sobrepuso a las lesiones, se convirtió en el mejor delantero del país.

Una carrera llena de sobresaltos y una sanción de dos años que hizo temer por su futuro, pero que le sirvió como impulso para marcar los goles más importantes de su carrera y levantar en España la Copa del Mundo. Hoy, en Memorias del Fútbol, recordamos la carrera de Paolo Rossi.

 

La Historia de Paolo Rossi

 

Los inicios de Rossi

Paolo Rossi, nació el 23 de septiembre de 1956 en Santa Lucía (Prato), aunque se formó como jugador en Florencia. Allí jugó durante su etapa juvenil en el Cattolica Virtus, una pequeña sociedad toscana donde comenzó a marcar goles y a llamar la atención de los mejores clubes de Italia.

Rossi llega a firmar y jugar en las categorías inferiores de la Juventus, con la que debuta en la Serie A a pesar de sufrir  tres operaciones de menisco en un año y medio.

En 1975 Rossi se marchó a Como para disfrutar de minutos, pero apenas le dieron oportunidades. Un año más tarde firmó por el Lanerossi Vicenza, donde destacó siendo el máximo goleador de la Serie B con 21 goles. Sus números valieron un ascenso y, ya en primera división anotó 39 goles más con la camiseta blanquiroja.

 

Mundial de Argentina 1978

El joven delantero se convirtió en uno de los delanteros más en forma del Calcio y el seleccionador italiano Enzo Bearzot decidió convocarlo a última hora para disputar el Mundial de Argentina 1978.

Rossi cumplió con las expectativas e hizo una gran dupla en el ataque de la Azzurra junto a Bettega. Marcó 3 goles a lo largo del campeonato y llevó a Italia hasta un meritorio cuarto puesto. El atacante italiano comenzó a ser conocido como «Pablito» y con su carisma se convirtió en una de las primeras estrellas en firmar contratos publicitarios.

Vicenza y Juventus compartían los derechos de Rossi y ambos lucharon por firmarlo para la temporada 1978-1979. Finalmente el conjunto del Véneto puso más dinero y «Pablito» continuó en el Vicenza. A pesar de marca 15 goles en 28 partidos, no puede evitar el descenso del conjunto blanquirojo y se convierte en un objetivo para los grandes de Italia.

Milan y Juventus se interesaron por Rossi pero no consiguieron alcanzar las pretensiones del Vicenza, que decidió cederlo al Perugia por una temporada. En el conjunto perusino disputó 28 partidos y marcó 13 goles pero se vio envuelto en un escándalo que marcaría su carrera deportiva.

 

Caso Totonero

En 1980, estalló el caso Totonero (quiniela negra), donde varios equipos y jugadores, entre los que se encontraba Rossi, se vieron envueltos en un caso de apuestas ilegales. El Milan y la Lazio fueron descendidos a segunda división, otros equipos fueron castigados con puntos mientrras que Rossi fue sancionado con 3 años sin poder jugar, aunque finalmente se quedaron en 2.

Paolo siempre negó su vinculación con las apuestas pero no le quedó más remedio que esperar para poder jugar. Pensó en marcharse a jugar a Estados Unidos o incluso en la retirada pero tras estar un año en blanco en el Vicenza, firmó por la Juventus para la temporada 81-82.

Pablito jugó el tramo final de la campaña y, aunque solo le dio tiempo a jugar 3 partidos y marcar un gol, fue nuevamente convocado por Enzo Bearzot para jugar el Mundial de España 1982.

 

Campeón del Mundo en España 1982

El técnico volvía a confiar en Rossi, que llegaba como un proscrito a la nazionale. El clima entre la prensa y los jugadores italianos era muy tenso y los futbolistas decidieron que, por primera vez, no harían declaraciones a la prensa de su país. Con esta tensión, Italia arrancó la Copa del Mundo con dificultades, clasificándose a la segunda fase con 3 empates y sin ganar ni un solo partido.

El juego de Italia era nefasto y Paolo Rossi parecía fuera de forma. Sin embargo todo cambiaría en la segunda fase. La Azurra ganó 2-1 a Argentina y se jugó el pase a semifinales frente a Brasil.

Todos daban como favorita a la canarinha pero Italia ganó 3-2 con 3 goles de Paolo Rossi, que desde ese momento no paró de marcar. En semifinales, Pablito marcó los 2 goles ante Polonia y, en la final ante Alemania, abrió el marcador de un partido que acabaría 3-1 para la nazionale.

Italia ganaba su tercera Copa del Mundo y Paolo Rossi se coinvertía en el máximo goleador del Mundial con 6 goles. Su actuación en España le valió para ser el Mejor Jugador del Mundial y, pocos meses después, ganar el Balón de Oro de 1982

 

Estrella de la Juventus

Después de la Copa del Mundo, Rossi regresó a Turín para ser el delantero referente de la Juventus. Junto a otras estrellas como Boniek o Michel Platini, Rossi jugó 4 temporadas en la Vecchia Signora, en los que ganó dos Scudettos, una Copa de Italia, una Recopa de Europa, una Supercopa de Europa y una Copa de Europa.

El título conseguido en la fatídica noche de la Tragedia de Heysel, fue el último partido que jugó como bianconero. Jugó 135 partidos y marcó 44 goles, teniendo un rendimiento bastante por debajo de lo esperado que le hizo marcharse de la Vecchia Signora.

En 1985 Rossi firmó por el Milan, donde solo permaneció una temporada en la que marcó 2goles en 20 partidos. Pese a su irregular rendimiento «Pablito» fue convocado para jugar el Mundial de México 86, pero no pudo disputar ningún partido debido a una lesión.

Rossi cerraba una brillante carrera como Internacional, en la que marcó 20 goles en 48 encuentros con la camiseta de Italia.

 

Retirada y fallecimiento

En la 86-87, Rossi firmó por el Hellas Verona, donde marcó sus últimos 4 goles de su carrera deportiva. Lejos de su mejor nivel y harto de los problemas físicos, el delantero decidió poner fin a su carrera como futbolista con solo 31 años.

En toda su trayectoria, Paolo Rossi marcó 154 goles en 386 partidos, siendo uno de los delanteros más recordados de Italia, sobre todo por sus decisivas actuaciones con la selección.

Después de su retirada, ​​Rossi trabajó como comentarista televisivo y tras varios años arrastrando un cáncer de pulmón, falleció en Roma el 9 de diciembre de 2020 a la edad de 64 años.  La Leyenda se convertía en mito y semanas después de la impactante muerte de Maradona, el fútbol italiano perdía a otro símbolo del Calcio italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *