Hugo Sánchez: La Leyenda del Fútbol Mexicano

Biografía de Hugo Sánchez

Hoy hablamos de un goleador insaciable que fue de los primeros jugadores mexicanos en romper fronteras para acabar siendo el Rey del Gol del fútbol español. Logró 5 trofeos a máximo goleador de la Liga española, ganó una Bota de Oro y se convirtió en un ídolo para la afición del Real Madrid. Hoy te cuento la historia de Hugo Sánchez, el mejor jugador de la historia del fútbol mexicano.

 

La Historia de Hugo Sánchez, el mejor futbolista de México (1976-1998)

 

Los inicios de Hugo Sánchez

Hugo Sánchez Márquez nació en México DF el 11 de julio de 1958.  Desde pequeño se criÓ en un ambiente de fútbol, ya que su padre y sus dos hermanos mayores fueron futbolistas. Inició su carrera en la academia del PUMAS de UNAM, donde se hizo futbolista y comenzó a estudiar odontología. Allí se desarrolló como jugador llamando la atención de los seleccionadores naciones.

Hugo Sánchez participó con la selección juvenil en el Mundial Sub 20 de Cannes en 1975, donde  México se proclamó campeón. Sus grandes actuaciones en el torneo le harían ganarse el apelativo del “Niño de Oro”. Después ganaría los Juegos Panamericanos celebrados en su país y participaría en las olimpiadas de Montreal.

Con 18 años debutó con el primer equipo de Pumas, logrando la liga mexicana por primera vez en la historia del conjunto universitario. Hugo Sánchez se convirtió en el ídolo de los auriazules, con el que logró el título de máximo goleador en 1980 además de ganar la Copa de Campeones de la Concacaf y una Copa Interamericana.

Sus goles y sus remates de chilena se hicieron famosos en todo el país, al igual que su acrobáticas celebraciones. Hugo celebraba cada tanto con una espectacular voltereta que le enseñó su hermana Herlinda, que fue gimnasta olímpica en 1976.

 

Su primer Mundial

En 1977 Hugo Sánchez debutó con la selección absoluta de México, con  la logró la clasificación al Mundial de Argentina 78. Allí disputó su primera Copa del Mundo con un infausto recuerdo ya que el Tri perdió los 3 partidos de la primera fase. Aquella sería la primera de sus muchas decepciones defendiendo la casaca nacional.

Además de jugar con los Pumas, Hugo aprovechaba las vacaciones para jugar en la NASL (National American Soccer League) estadounidense. Durante los veranos de 1979 y 1980 jugó con los San Diego Sockers con los que disputó 32 partidos y anotó 26 goles.

En la temporada 80-81 ganó otra Liga con Pumas, despidiéndose a lo grande. En 5 temporadas defendiendo la camiseta de los felinos, jugó 200 partidos y marcó 104 goles.

 

Ídolo del Atlético de Madrid

Hugo Sánchez chilena Atlético de MadridSus grandes actuaciones en México llamaron la atención de algunos equipos europeos, especialmente del Arsenal y el Atlético de Madrid. Sin embargo, con el Mundial de España 82 a la vuelta de la esquina,  Hugo Sánchez decidió firmar por el equipo rojiblanco.

Los inicios en la Ribera del Manzanares no fueron fáciles. A Hugo le costó adaptarse a la liga española, donde aún era un desconocido para el gran público.

El entrenador que le trajo a España (García Traid) fue destituido antes de comenzar la temporada por lo que el mexicano se quedó sin apoyos en el vestuario. El nuevo técnico no contaba con él y cuando lo hacía era para hacerle jugar de extremo izquierdo.

El pobre juego del mexicano despertó los ataques racistas de los aficionados y el presidente rojiblanco, Vicente Calderón, se planteó traspasar al delantero. Finalmente le dio otra oportunidad, aunque le ofreció la opción de permanecer en el equipo a cambio de rebajarse la mitad de su sueldo.

Los malos resultados del equipo hicieron que el Atlético cambiase de técnico y con ello la suerte de Sánchez. El regreso de García Traid al banquillo dio confianza al delantero azteca que, a partir de ese momento, demostró su mejor versión y acabó la temporada marcando 12 goles y recuperando su contrato inicial.

Después del primer año de adaptación, Hugo Sánchez se confirmó como uno de los mejores delanteros centro del momento. Lamentablemente México no se clasificó para el Mundial 82 pero en el Atlético y con Luis Aragonés en el banquillo, explota como goleador y se con convierte en el ídolo para la hinchada rojiblanca.

En la temporada 84/85 cumple su mejor año con el Atlético, con el que logra el subcampeonato de Liga y se proclama pichichi de la competición anotando 19 goles. Para la historia quedará la goleada al Real Madrid en el Santiago Bernabéu en él que los rojiblancos se impusieron por 0-4 con una portentosa actuación del mexicano.

Ese curso conseguiría su primer título con los colchoneros tras ganar la Copa del Rey ante el Athletic Club gracias a dos goles suyos.

 

Polémico Fichaje por el Real Madrid

Hugo Sánchez Real MADRIDAl término de esa temporada Hugo Sánchez es tentado por el Real Madrid y por el Barcelona, aunque se decide por la oferta de los vecinos de la ciudad.

El delantero terminaba contrato en 1986 y amenazaba con irse gratis, lo que obligó a que Vicente Calderón se sentarse a negociar con los merengues.

El presidente rojiblanco tenía miedo de que la afición le diese la espalda si lo vendía al eterno rival, pero Ramón Mendoza consigue convencerlo proponiéndole una rocambolesca operación puente.

Hugo Sánchez sería traspasado a Pumas por 200 millones de pesetas y, una semana después, el Real Madrid recompraría al mexicano por 50 millones más.  Después de jugar 111 partidos y marcar 54 goles con el Atlético de Madrid, Hugo Sánchez cambiaba el Manzanares por el Paseo de la Castellana en un traspaso histórico y por el que aún es odiado los aficionados rojiblancos.

 

El «9» del Real Madrid de la Quinta

A pesar de que su pasado colchonero no agradaba a la afición del Real Madrid, el manito fue convenciéndoles a base de goles. Nada más llegar Hugo Sánchez se convierte en el referente ofensivo de la Quinta del Buitre y surtido por jugadores como Míchel, Gordillo, Martín Vázquez y Butragueño, demuestra su insaciable deseo de convertirse en una leyenda blanca.

En su primera temporada marca goles vitales en todos los torneos que disputa y cosecha el doblete ganando Liga y Copa de la UEFA. En la competición doméstica anota 22 tantos y gana su segundo trofeo de goleo consecutivo, el Pichichi.

 

Mundial México 1986

En el verano de 1986, disputa el Mundial de que se celebra en su país. El delantero es la estrella de los anfitriones aunque completa un discreto torneo. Marca el único tanto de su carrera en una Copa del Mundo frente a Bélgica y falla un penalti ante Paraguay. El Tri acabaría cayendo ante Alemania en cuartos de final.

 

Pentapichichi y Bota de Oro 

De regreso a Madrid, Hugo sigue siendo insaciable de cara a gol y alcanza su mejor registro goleador en la 86-87 al marcar 43 goles en 54 partidos. Su entendimiento con Butragueño era total, aunque la preferencia de los medios por el joven talento español, le provocaban cierto celo.

La temporada siguiente Sánchez marcó el mejor de su carrera. El mexicano había deleitado al Bernabéu con sus acrobáticos remates pero, el 10 de abril de 1988 ante el Logroñés, Hugo marcó el gol más bonito de su carrera. Una chilena imparable y estéticamente perfecta que provocó que el coliseo blanco sacase los pañuelos blancos.  La «Huguiña», ya era memorable.

En la temporada 89-90, Hugo Sánchez anota 38 goles en Liga (más de uno por partido) y, lo más curioso, solo necesita un toque para marcarlos. Ese año se convierte en una máquina de rematar, gana la Bota de Oro e igualar el récord de Zarra.

El atacante ganaba su 5º Trofeo Pichichi al máximo goleador de la Liga española y demostró ser un monstruo competitivo que era cualquier cosa con tal de ser el Mejor.

Gracias a los goles del Macho, el Real Madrid conquistó 5 Ligas consecutivas, 1 Copa de la UEFA, 3 Supercopas de España y 1 Copa del Rey. Sin embargo, a pesar de los éxitos nacionales, a la Quinta se le atragantó el torneo continental, donde año a año iba quedándose a las puertas de la ansiada Séptima Copa de Europa.

Entre 1991 y 1992 las lesiones lastraron la carrera de Hugo Sánchez como madridista y su etapa en el club merengue finalizó después de un enfrentamiento con Leo Beenhakker. El jugador se negaba a ser suplente y club le sancionó de empleo y sueldo hasta el mes de junio, cuando acababa su contrato.

En las 7 temporadas que jugó en el Bernabéu jugó 283 partidos oficiales y marcó 208 goles con el Real Madrid.

 

 

Regreso a la Liga Mexicana

11 años después de su partida, Hugo Sánchez regresó a la liga mexicana a los 34 años para jugar una temporada en el América. Con las Águilas ganó el título de la Concacaf y anotó 18 goles en 34 partidos.

Después de que México fuese descalificado para el Mundial de Italia 90 por el escándalo de los Cachirules, Hugo Sánchez capitaneó al Tri en la Copa América de 1993 de Ecuador.

El delantero marcó uno de los goles que clasificó a su país para la final pero Argentina le privó de ganar el título.

En la temporada 1993-1994, Hugo Sánchez volvió a la capital de España para jugar en el Rayo, que acabó descendiendo a segunda pese a los goles del manito (17 goles en 35 partidos).

 

Su último Mundial en Estados Unidos 1994

A pesar de su veteranía, Hugo fue seleccionado para jugar el Mundial de Estados Unidos pero tan solo disputó un partido y se despidió sin salir al campo en los octavos de final frente a Bulgaria.

Ya de vuelta en México, Hugo recala en el Atlante, donde es entrenado por su archienemigo Ricardo La Volpe. Tan solo juega una temporada con los potros de hierro, anotando 13 goles en 31 partidos.

Entre 1995 y 1996, Hugo se embarca en aventuras más exóticas. Asciende al Linz de la segunda división austriaca y vuelve a Estados Unidos para enrolarse en los Dallas Burn.

A pesar de que Sánchez deseaba retirarse en Pumas, acabó  firmando en 1997 el último contrato de su carrera con Atlético Celaya. Allí se reencontró con Míchel y Butragueño y anotó los 2 últimos goles de su historia como futbolista.

 

Retirada y Homenajes

Su último partido oficial lo disputó el 4 Mayo de 1997, aunque después recibiría varios homenajes por parte del Real Madrid y la selección mexicana. El manito se despidió del Bernabéu anotando 3 goles en un amistoso contra el PSG y del Azteca, jugando solo unos segundos del amistoso frente a Paraguay.

Con el equipo nacional, Hugo Sánchez disputó 58 partidos y marcó 29 goles. Con el Tri no pudo ofrecer el mismo rendimiento que demostró a lo largo de su carrera pero Hugol, será por mucho tiempo, la Mayor Leyenda del Fútbol Mexicano.

Un comentario sobre “Hugo Sánchez: La Leyenda del Fútbol Mexicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *