La Historia de Michel Platini

Cuando hablamos de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol, solemos pensar en su capacidad creativa y su visión de juego pero a mediados de los años 80, hubo un jugador francés que rompió con los cánones establecidos y se dedicó a marcar golazos.

Un mediocampista capaz de ganar partidos en una sola jugada, un artista con alma de delantero que cambiaría la historia del fútbol francés. Hoy, en Memorias del fútbol, os contamos la historia de Michel Platini.

 

La Historia de Michel Platini; El Rey del Fútbol Francés

 

Inicios en el Nancy

Michel Platini nació en Joef, Francia un 21 de junio de 1955 y comenzó su carrera como futbolista a la edad de 11 años. Comenzó a destacar en el equipo de su ciudad pero cuando cumplió 17 años fichó por el Nancy que dirigía su padre.

Debutó profesionalmente cuando tenía 18 y, un año después, sufrió una grave lesión en la rodilla izquierda que le apartó varios meses de los terrenos de juego. Platini retornó con el Nancy en segunda división pero tras marcar 17 goles fue el principal responsable de su regreso a la élite.

Ya en Primera, Platini se consolidó como una de los mejores jóvenes del campeonato y en solo 4 temporadas en la máxima categoría se reivindicó con 77 goles en 124 partidos. Su mayor éxito con el Nancy se produjo en 1978, cuando ganó la Copa de Francia marcando el gol de la victoria ante el Niza.

Durante aquella etapa ya era un fijo en la selección francesa, con la que debutó en 1976 y jugó su primera Copa del Mundo en Argentina 1978. Allí anotó su primer gol en un Mundial frente a los anfitriones aunque su selección no pudo pasar de la primera fase.

 

Explosión en el Saint-Etiénne

Platini comenzó a llamar la atención de los grandes clubes europeos y, tras acabar su contrato con el Nancy firmó en 1979 por el mejor equipo de su país. En el Saint-Étienne, Michel siguió creciendo como futbolista y se consolidó como una estrella.

Con Les Verts marcó 82 goles en 145 partidos, ganó la Liga de 1981 y se despidió un año más tarde marcando dos goles en una amarga final de Copa que perdió frente al Paris Saint Germain.

 

Fichaje estrella de la Juventus

Ese fue su último partido de Platini con el Saint-Étienne antes de fichar por la Juventus, que lo ató antes de que destacase con Francia en el Mundial de España 82.

El «10» completó un gran torneo marcando 2 goles y guiando a Francia hasta semifinales y a su llegada a Italia dejó claro que su fichaje había sido un acierto.

Nada más llegar a la Vecchia Signora, demostró su visión de juego y su capacidad goleadora. Llevo a la Juve hasta la final de la Copa de Europa y, aunque perdió contra el Hamburgo y  solo pudo ganar la Copa de Italia, fue designado como el mejor jugador de Europa al ganar el Balón de Oro.

En la 83-84 ganó la Liga italiana y la Recopa de Europa siendo el máximo goleador del Calcio y culminaría un año brillante con su selección en la Eurocopa de Francia.

 

Una Eurocopa Perfecta

En su retorno a su país, el «Príncipe» cuajó un torneo colosal, marcando el gol de la victoria ante Dinamarca y encadenando dos tripletes consecutivos frente a Bélgica y Yugoslavia. En semifinales decidió el partido en la prórroga marcando el 3-2 a Portugal y, en la gran final ante España, abrió el marcador con la colaboración de Arconada.

Francia ganaba la Eurocopa en casa y Platini se consagraba como el Mejor Jugador de Europa tras marcar 9 goles en 5 partidos y levantar el primer título internacional para su país.

 

La tragedia de Heysel

El Príncipe se había convertido en «Le Roi» y como Rey del fútbol europeo ganó su segundo Balón de Oro y consiguió llevar a la Juventus hasta la final de la Copa de Europa frente al Liverpool.

Aquella final de Bruselas se vio manchada por los incidentes previos que provocaron la famosa «Tragedia de Heysel». 39 personas murieron aplastadas y pisoteadas y, tras 90 minutos de angustia, el partido se celebró en medio de un ambiente trágico.

Platini marcó el gol de la victoria tras un polémico penalti y, aunque el trofeo se entregó en el vestuario y no hubo celebraciones, la Juventus hacía historia ganando su primera Copa de Europa y siendo el primer club en levantar los 3 trofeos de la UEFA.

La Juventus y Platini se confirmaron como los mejores del mundo tras ganar la Copa Intercontinental ante Argentinos Juniors y el Rey Francés lograba un hito inédito al ganar su tercer Balón de Oro consecutivo.

En Nápoles de Maradona se llevó el Scudetto de 1987 y su rivalidad con el argentino elevó a la Liga Italiana como la NBA del fútbol. El argentino maravillaba en el sur y el crack galo enamoraba en el norte, protagonizando un duelo de genialidades, goles y asistencias que alimentaban el debate sobre quién era el mejor.

 

Mundial México 1986

A pesar de ser centrocampista, Platini logró ser el máximo goleador del Calcio durante 3 temporadas seguidas y afrontó el verano de 1986 con ganas de jugar su último Mundial.

La estrella francesa llegó tocado a México 86 pero su tendiditis no evitó que marcase un gol ante Italia y otro ante Brasil para llevar a Francia hasta semifinales.

Solo Alemania pudo alejar a Francia de la final y Platini disputó su último gran torneo con la selección francesa para completar una trayectoria intachable. Con «Les Bleus» jugó 72 partidos y marcó 41 goles, dejando un promedio goleador de más de un gol cada dos partidos.

 

Retirada de Platini

Platini completó el peor año de su carrera, 0 títulos y solo 5 goles en 41 partidos. Cansado y agotado del juego duro del Calcio, decidió colgar las botas con solo 32 años y recibió un caluroso homenaje en su partido de despedida (entre Francia y una selección Mundial).

Después de 15 años de carrera, 652 partidos jugados y 354 goles anotados, Le Roi se retiraba siendo uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

Solo año más tarde se convirtió en seleccionador francés aunque su carrera como técnico fue mediocre y su pasó a los despachos, turbulento. Llego a ser presidente de la UEFA pero acabó salpicado por el escándalo de FIFA Gate y la compra de votos por parte del Mundial de Catar 2022.

Sea como fuere siempre recordaremos su etapa como futbolista en la que Europa se rindió a un mago del balón que puso a Francia en el mapa del fútbol y encandiló a Italia con su juego. Su técnica era exquisita y sus disparos a portería, letales. Sentó cátedra como uno de los mejores lanzadores de tiro libre y, cada vez que había que resolver un partido, anotaba el gol decisivo.

Con el respeto de Zidane…en Francia siguen viendo a Platini como el Rey; el Mejor jugador galo de la historia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other