La Triple conquista del Bayern de Beckenbauer

Si el inicio de la década de los 70 supuso la Revolución del fútbol holandés, los años venideros confirmarían la explosión del fútbol alemán. El Bayern de Múnich cubrió el vacío del Ajax, en declive tras la marcha de Johan Cruyff. Los teutones repitieron la hazaña ajacied y lograron otras 3 Copas de Europa consecutivas. Los bávaros nunca desplegaron un fútbol tan espectacular como los holandeses pero demostraron una gran fiabilidad (y algo de fortuna) en los momentos decisivos.

Aquel Bayern estaba entrenado por Uddo Latek y era liderado por Franz Beckenbuer, un centrocampista reconvertido como el mejor líbero de la historia. Sepp Maier le daba seguridad en la portería, Paul Breitner aparecía por todas partes y “Gerd” Müller se ocupaba de marcar los goles.

 

Copa de Europa 1973-1974

La 19ª edición de la Copa de Europa registraba 31 participantes para la primera ronda de dieciseisavos de final. No hubo grandes sorpresas pero el que peor lo pasó para pasar fue el Bayern Múnich. Los alemanes ganaron al modesto Atvidabergs por 3-1 en Alemania pero vieron como los suecos le daban la vuelta a la eliminatoria en su campo. Los escandinavos ganaban por 3-0 pero un gol de Hoeness obligó a jugar la prórroga y una tanda de penaltis. El Bayern pasó con apuros aunque aquel partido le sirvió para descubrir a Connie Torstensson. El delantero sueco le había marcado dos goles y acabaría siendo fichado por los teutones.

El Ajax tricampeón de Europa estaba exento de jugar la primera ronda pero en octavos acusó la marcha de Johan Cruyff al FC Barcelona. Los holandeses cayeron eliminados ante el CSKA Sofía. Su rival hubiera sido el Bayern Múnich, que volvió a sufrir lo indecible para eliminar a sus vecinos del Dynamo de Dresden. Ambos equipos dejaron una eliminatoria para la historia, que tras un 4-3 a favor del Bayern en Múnich, se resolvió con otro espectacular empate (3-3) en Alemania del Este.

Los alemanes superaron con más solvencia al CSKA Sofía (5-3 en el global) en cuartos y al Ujpest Dózsa de Budapest en semifinales (4-1) para meterse en la primera final de Copa de Europa de su historia.

 

Atlético-Celtic: La batalla de Glasgow

Su rival sería el Atlético de Madrid, que estaba entrenado por el argentino Juan Carlos Lorenzo y repleto de futbolistas sudamericanos tras la reapertura de fronteras en el fútbol español (Ratón Ayala, Heredia, Becerra, Ovejero, Panadero Díaz).

Después de superar a Galatasaray, Dinamo Bucarest y Estrella Roja, el Atlético protagonizaría un vergonzoso partido en Escocia frente al Celtic de Glasgow. La ida estuvo marcada por las violentas entradas de los rojiblancos sobre Johnstone y Daglish. El árbitro turco Babacan expulsó a Ayala, Panadero Díaz y Quique, aunque los rojiblancos aguantaron un valioso empate (0-0) en Celtic Park.

Después del partido se formó una espectacular tangana entre ambos equipos y la policía escocesa, que dejó un amplio parte de bajas para los rojiblancos. La batalla de Glasgow se saldó con una histórica sanción de 2 millones de pesetas para el Atlético. Alberto, Melo y Ovejero fueron sancionados con un partido y Quique, Rubén Díaz y Ayala con 3 partidos de suspensión, por lo que se perderían el partido de vuelta y una posible final.

Para sorpresa de todos, el partido de vuelta fue de guante blanco. El Atlético ganó 2-0 con goles de Gárate y Adelardo y se clasificaba para la gran final.

 

La Final: Bayern Munich – Atlético de Madrid

Gol Luis Aragones Copa de Europa 1974El estadio de Heysel (Bruselas) acogía una final inédita entre dos clubes que buscaban ganar su primera Copa de Europa. El Atlético tenía las bajas ya comentadas pero salió al verde con ganas de tener la pelota. El Bayern esperaba atrás pero no renunciaba  a buscar el gol con rápidas transiciones. Fue una final de poder a poder pero que acabó con empate a cero a final de los 90 minutos.

La igualdad continuó en el tiempo extra. Los dos equipos estaban acusando el cansancio y si había un gol solo podía ser a balón parado. A 6 minutos del final, Luis Aragonés dispuso de una oportunidad inmejorable. El “zapatones” tiró una falta directa magistral y tras superar la barrera, batió a Maier para marcar un 0-1. El Atlético rozaba con las manos la primera Copa de Europa de su historia hasta que en el minuto 119 llegaría el mazazo. Schwarzenbeck se incorporó al ataque y con un potente disparo lejano, marcaba el 1-1 definitivo. Se tendría que jugar un partido de desempate.

 

La Final 

15-05-1974, Estadio: Heysel (49.000 espectadores)

Bayern Munich 1: Maier; Hansen, Breitner, Schwarzenbeck, Beckenbauer; Roth, Zobel, Hoeness; Torstensson (Durnberger), Müller, Kapellmann. DT: Udo Lattek

Atlético de Madrid 1: Reina; Melo, Capon, Adelardo, Heredia; Luis, Eusebio, Irureta; Ufarte (Becerra), Garate, Salcedo (Alberto). DT: Lorenzo

Goles: Luis Aragonés (0-1 m. 114), Schwarzenbeck (1-1 m. 119)

Árbitro: Delcourt (BEL)

 

Bayern 4 Atlético de Madrid 0 (Partido Desempate)

Solo dos días después y en el mismo estadio, el Bayern no dio opciones al Atlético de Madrid. Los alemanes se adelantaron a la media hora después de un balón largo aprovechado por Hoeness. En la segunda parte Gerd Müller encarriló la final con dos goles más. El “Torpedo” acabaría como máximo goleador de la competición (8 goles). Uli Hoeness terminaría de apuntillar a los rojiblancos al aprovechar otro contragolpe.

El Bayern se impuso por 4-0 y Beckenbauer levantaba la primera Copa de Europa  del Bayern. Siete semanas después también alzaría la Copa del Mundo de Alemania 1974.

 

La Final (Partido Desempate)

17-05-1974, Bruselas, Estadio de Heysel (23.000 espectadores)

Bayern Munich 4: Maier; Hansen, Breitner, Schwarzenbeck, Beckenbauer; Roth, Zobel, Hoeness; Torstensson, Müller, Kapellmann. DT: Udo Lattek

Atlético de Madrid 1: Reina; Melo, Capon, Adelardo (Benegas), Heredia; Luis, Eusebio, Albert (Ufarte); Garate, Salcedo, Becerra. Entrenador: Lorenzo

Goles: Hoeness (1-0 m. 28), Müller (2-0 m. 58), Müller (3-0 m. 71), Hoeness (4-0 m. 83).

Árbitro: Delcourt (BEL)

 

Copa de Europa 73-74

 

 

Copa de Europa 1974-1975

Por primera vez en la historia de la competición Italia no tuvo representante. La Lazio de las Pistolas (de la que ya hablamos en este canal) había ganado el Scudetto pero estaba sancionada por los incidentes violentos sucedidos ante el Ipswich Town en la Copa de la UEFA.

La campaña 74-75 comenzó enfrentando a los campeones de las dos Alemanias. Bayern Munich y Magdeburg quedaron exentos de jugar la primera ronda pero se midieron en una emocionante eliminatoria de octavos de final.

Los alemanes del este sorprendieron a los occidentales tras adelantarse en la primera parte con un 0-2 en el Olímpico de Múnich. Pero los vigentes campeones consiguieron reaccionar y le dieron la vuelta al marcador en la segunda mitad. Dos goles de Müller y un afortunado gol en propia puerta daban ventaja al Bayern para el partido de vuelta (3-2). En Magdeburgo, Müller volvió a ser decisivo al marcar otro doblete y dar la victoria a su equipo (1-2).

En cuartos de final, el Bayern se impuso con apuros al Ararat Yerevan georgiano. Los alemanes ganaron 2-0 en casa pero perdieron por la mínima (1-0) en territorio comunista. En semifinales esperaba el Saint-Étienne. La ida en la ciudad francesa se jugó en un campo completamente nevado y acabó sin goles. En Alemania, Franz Beckenbauer encauzó la eliminatoria tras realizar una gran jugada individual que finalizó con un golazo. Durnberger marcó el 2-0 en la segunda parte para que el Bayern jugase una nueva final.

 

El Barça de Cruyff se quedó sin final

A parte del vigente campeón, el Barcelona era el otro gran candidato al título. Los catalanes habían fichado un año antes a Johan Cruyff, con el que ganó la liga española 14 años después. El equipo azulgrana se reforzó con su compañero de selección Johan Neeskens y dirigidos por Rinus Michels consiguieron llegar hasta las semifinales de la Copa de Europa.

Después de eliminar al Voest Liz austrico, Feyenoord y al Arvidabergs sueco, el Barça se enfrentaba al Leeds United. Los campeones ingleses se caracterizaban por su juego bronco y de mucho empuje. El escocés Billy Bremmer encarnizaba el espíritu de un equipo que golpearía primero en la eliminatoria. Los ingleses ganaron 2-1 en Ellan Road y marcaron a los 7 minutos en Barcelona con un tempranero de Lorimer. El Barça buscó desesperadamente la remontada y consiguió empatar el partido con un gol de cabeza de Clares. La expulsión de McQueen por agresión le dio opciones a los azulgrana, que finalmente se quedaría sin final.

 

La Final: Bayern Munich – Leeds United

leeds-bayern final 1974La final de París dejó con mal sabor de boca a todos menos al campeón. El Leeds comenzó dominando e imponiendo un juego físico que pasó factura a los alemanes. Andersson y Uli Höness tuvieron que abandonar el apartido antes del descanso lesionados.

El Bayern sufrió y se agazapó en el área mientras el Leeds desaprovechaba todas sus ocasiones. El partido se pudo decidir con un gol de Lorimer en el minuto 62, pero que el árbitro francés anuló por un discutible fuera de juego posicional. 

La decisión provocó algunos incidentes con los aficionados ingleses y el Bayern aprovechó la confusión para ganar el partido. Roth marcó con un tiro cruzado en el minuto 71 y Müller sentenció el título a 9 minutos del final. Con fortuna y polémica pero el Bayern Munich ganaba su segunda Copa de Europa.

 

La Final

28-05-1975, París, Parque de los Príncipes, 48400 espectadores..

Bayern Munich 2: Sepp Maier; Björn Andersson (Josef Weiss 4’), Franz Beckenbauer, Georg Schwarzenbeck, Bernd Dürnberger; Franz Roth, Jupp Kapellmann, Rainer Zobel; Conny Torstensson, Gerd Müller, Uli Höness (Klaus Wunder 42’). Entrenador: Dettmar Cramer

Leeds United 0: David Stewart; Paul Reabey, Norman Hunter, Paul Madeley, Frank Gray; Billy Bremmer, Johnny Giles, Peter Lorimer, Terry Yorath (Eddie Gray 80’); Allan Clarke, Joe Jordan. Entrenador: Jimmy Armfield.

Goles: 1-0 (71’) Roth. 2-0 (81’) Müller.

Árbitro: Árbitro: Michel Kitabdjian (Francia).

 

Copa de Europa 74-75

 

Copa de Europa 1975-1976

La competición contó ese año con dos representantes alemanes. El Borussia Mönchengladbach era campeón de la Bundesliga y el Bayern acababa de revalidar su título europeo. Ambos equipos superaron la ronda de dieciseisavos y octavos de final, encontrándose con dos históricos en cuartos de final.

El Borussia se vería las caras con el Real Madrid, que venía de remontar al Derby County con un aquel histórico 5-1 en el Santiago Bernabéu. Los alemanes plantaron cara a los blancos pero tras empatar (2-2) en casa y (1-1) en el Madrid cayeron eliminados. El Bayern sacó un valioso empate a cero en Lisboa y acabó triturando al Benfica en casa por 5-1.

Real Madrid y Bayern se veían las caras por primera vez en la historia, en un partido que acabaría convirtiéndose en El Clásico de Europa. Paul Breitner había firmado por el equipo blanco, escapando de su tensa relación con Beckenbauer en el Bayern.

El partido de ida en España acabó 1-1 pero se recordará por la agresión de un aficionado (El Loco del Bernabéu) al árbitro del encuentro. El partido de vuelta se resolvió con dos goles de Müller y la expulsión de Amancio en su último partido europeo con el equipo blanco. La afición del Bayern abucheó a Breitner y celebró entusiasmada la presencia de su equipo en otra final.

 

La Final: Bayern Munich – Saint Etienne

Los defensores del título se verían las caras con un novato en las finales. El Saint Etienne había conformado un gran equipo en que destacaban los hermanos Revelli, Santini o el joven Rochetau. Los galos superaron a Copenhague, Rangers, Dinamo Kiev y PSV Eindhoven para convertirse en el segundo finalista francés de la historia.

Les Verts dominaron la final, e incluso estrellaron dos balones contra los postes en la primera parte. El Bayern parecía superado pero después del descanso consiguió adelantarse con un lanzamiento de falta de Roth. El centrocampista alemán volvía a marcar en una final de la Copa de Europa.

Los franceses buscaron el empate pero el Bayern tiró de experiencia para aguantar el 1-0. Los bávaros ganaban su tercera Copa de Europa consecutiva e igualaban la gesta del Ajax de Cruyff. Posiblemente, los germanos no merecieron ganar ninguna de las tres finales pero demostraron su determinación en los momentos cruciales del torneo.

 

 

 

La Final

12-05-1976, Glasgow, Hampden Park, 54900 espectadores.

Bayern Munich: Sepp Maier; Johnny Hansen, Georg Schwarzenbeck, Franz Beckenbauer, Udo Horsmann; Franz Roth, Bernd Dürnberger, Uli Höness; Karl-Heinz Rummenigge, Gerd Müller, Jupp Kapellmann. Entrenador: Dettmar Cramer.

Saint Etienne: Ivan Curković; Gérard Janvion, Osvaldo Piazza, Christian López; Pierre Repellini, Dominique Bathenay; Jean-Michel Larqué, Jacques Santini, Patrick Revelli, Hervé Revelli, Christian Sarramagna (Dominique Rochetau 82’). Entrenador:  Robert Herbin.

Goles: Roth 1-0 (m. 57).

Árbitro: Árbitro: Károly Palotai (Hungría).

 

Copa de Europa 1975 1976

 

La Triple conquista del Bayern de Beckenbauer
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *