JOHAN CRUYFF | La Revolución del Fútbol

Biografía de Johan Cruyff

Johan Cruyff (Hendrik Johannes Cruijff) fue uno de los mejores jugadores de la Historia del Fútbol. Nació el 25 de abril de 1947 en Ámsterdam (Países Bajos) y murió el 24 de marzo de 2016 en Barcelona. Como futbolista revolucionó el fútbol de los años 70 y como entrenador, el de los 90. En 1999 fue considerado el mejor jugador europeo de la Historia por la IFFHS. La selección holandesa, el Ajax y el FC Barcelona no olvidaran a esta Leyenda del Fútbol.

 

 

Ajax

Johan Cruyff creció en una modesta familia de Ámsterdam (Holanda). Su padre murió cuando tenía 12 años y el Ajax empleó a su madre como limpiadora para ayudar a la familia. El tío Henk, (un  amigo de su padre que acabó casado con su madre) era el encargado de mantenimiento en De Meer. Cruyff llevaba correteando por el estadio desde los seis años pero no debutaría hasta los 17 con el primer equipo (15 de noviembre de 1964).

Antes de aquello, el entrenador Rinus Michels preparó físicamente el enclenque físico de Cruyff. Delgado y con las piernas alargadas, tuvo que fortalecer sus músculos inferiores para llegar lejos como profesional. Johan comenzó a destacar en el Ajax y para la temporada 1965-1966 ya era titular indiscutible.

cruyff ajax jovenSu potente arrancada, facilidad para el regate y buen juego con ambos pies, dejaba claro que Cruyff era un futbolista diferente. Podía jugar en cualquier parte de la delantera aunque lograba aparecer por todo el campo. Esa temporada consiguió marcar 25 goles en 23 partidos para ganar su primera liga holandesa con el Ajax.

Tras dos temporadas consecutivas logrando el doblete de Liga y Copa holandesas y ser máximo goleador en una ocasión, Cruyff cayó lesionado de la ingle al comienzo de la temporada 1970-1971. Después de una larga recuperación reapareció en un partido ante el PSV aunque no pudo llevar su número habitual en la camiseta. El 9 que había llevado hasta ese momento estaba ocupado, por lo que comenzó a vestir el número 14, que le acompañaría hasta el resto de su carrera.

 

3 Copas de Europa consecutivas (1971-1973)

Después de un intento fallido en 1969, el Ajax consiguió alzarse por fin con la Copa de Europa. La final perdida por 4-1 ante el Milan en Madrid sirvió de aprendizaje para una plantilla que también se renovaría. Gerrry Muhren, Ruud Krol, Nico Rijnders, Arie Haan, Heinz Stuy y Johan Neeskens formarían junto a Cruyff una equipo inolvidable.

Rinus Michels pasó a un sistema 4-3-3 y el Ajax se convirtió en una máquina que revolucionaría el fútbol para siempre. Aquel equipo basó su filosofía en la presión, la posesión de balón y la táctica del fuera de juego en lo que se conocería como Fútbol Total. 

Aquella mezcla fue el origen del mejor Ajax de todos los tiempos que conquistó 3 Copas de Europa consecutivas. En 1971 se impuso 2-0 en la final a un sorprendente Panathinaikos. Un año después, Michels se marcharía para dejar a su ayudante Stefan Kovacs a cargo de aquel equipazo. Con el técnico rumano llegarían dos orejonas más: En 1972 tras derrotar 2-0 al Inter de Milán (con dos goles de Cruyff) y en 1973 al vencer 1-0 a la Juventus de Turín.

Durante esos 3 años Johan Cruyff se coronó como la máxima estrella europea y se convirtió en el primer jugador en ganar 3 Balones de Oro (1971, 1973 y 1974). El reinado europeo del Ajax duró hasta que en Cruyff fichó por el FC Barcelona en 1973.

En su primera etapa como jugador “ajacieden” el “flaco” jugó 270 partidos y marcó 228 goles para conquistar 6 Ligas, 4 Copas, 3 Copas de Europas, 1 Intercontinental y una Supercopa de Europa.

Barcelona (1973-1978)

Johan Cruyff fue el fichaje estrella de Barcelona en 1973. El holandés llegó a la ciudad condal por 60 millones de pesetas, siendo el fichaje más caro de la historia y tras un culebrón veraniego. Ese año, España abrió las puertas a fichajes extranjeros y Real Madrid y Barcelona se abalanzaron a por el mejor jugador del mundo. El Ajax llegó a un acuerdo con el equipo blanco a espaldas del jugador, que se reveló en contra de su propio club. Cruyff se posicionó a favor del Barça y amenazó con la retirada si no le dejaban irse al club azulgrana.

johan cruyff barcelona 1974Al final hubo acuerdo y el holandés comenzaba su aventura en España. Allí coincidió con el peruano Sotil para reflotar un equipo que hacía 14 años que no ganaba la Liga. El Barça era penúltimo tras un mal inicio de liga pero se transformó tras la llegada de Johan. Debutó ganando 4-0 al Granada y no volvió a perder en todo el campeonato. Aquella temporada se conseguiría una Liga histórica que los culés recuerdan por la “Manita” conseguida sobre el eterno rival en el Santiago Bernabéu (0-5). 

Cruyff jugó cuatro temporadas más en el Camp Nou y aunque solo consiguió una Copa del Rey dejó muestra de su calidad. Johan se adaptó perfectamente a la cultura catalana e incluso tuvo problemas con la dictadura franquista al llamar a su tercer hijo Jordi. Solo sus problemas con la directiva le hicieron abandonar el Barcelona en el verano de 1978.

 

North American Soccer League

Después de su marcha del Barça, Cruyff permanece uno meses sin jugar al fútbol antes de irse a la NASL con 30 años. Negoció su fichaje por el New York Cosmos de Pelé pero acabaría fichando por Los Ángeles Aztecs. En su primera temporada en Norte América marcó 16 goles en 27 partidos y fue elegido Mejor Jugador de la Liga. Su segundo año en Estados Unidos lo jugó con los Washington Diplomats, con los que anotó 10 tantos en 27 encuentros.

Levante

Johan Cruyff volvería a España en 1981 para jugar en Segunda División con el Levante UD. Su rendimiento no fue demasiado bueno y solo jugaría unos meses tras marcar 2 goles en 10 partidos. Aquel año lo terminaría de nuevo en Washington.

Regreso a la Eredivisie

Ya con 34 años, Johan Cruyff regresó al club de su vida. En el Ajax jugó dos temporadas para conseguir 2 Ligas y 1 Copa. Esos dos años jugó un total de 53 partidos y marcó 20 goles. El más inolvidable de ellos se produjo en un partido frente a Helmot Sport, en el que inventaría el penalti indirecto. 

El Ajax no renovó el contrato de su emblema y a los 37 años, Cruyff decidió vengarse fichando por el enemigo. En el Feyenoord cerró su carrera deportiva a los 37 años con un doblete histórico (Liga y Copa).

 

Selección holandesa (1966-1977) 

Los comienzos de Cruyff con la selección holandesa no fueron los deseados. Debutó como internacional el 7 de septiembre de 1966, ante Hungría (tenía 19 años). El partido acabó empate a dos y Johan anotó uno de los goles. En su segundo partido con la selección holandesa ante Checoslovaquia fue expulsado tras responder a una fea entrada. Esto provocó la invasión de campo de algunos aficionados, lo que obligaría a instalar una alambrada en torno al Estadio Olímpico de Ámsterdam.

Rudi Glockner, fue el árbitro germano-oriental que le expulsó y que declaró que Cruyff había intentado agredirle. A pesar de que las imágenes de televisión no demostraron nada, el jugador fue sancionado por la federación holandesa con una suspensión de un año.

Después de un año fuera de la oranje, Cruyff regresó para tratar de devolver a Países Bajos a un Mundial. Fracasó en 1970, al caer ante Bulgaria, pero lo consiguió 4 años más tarde al eliminar a Bélgica.

En el Mundial de Alemania 1974, Cruyff y Holanda se convirtieron en la sensación del campeonato. La Naranja Mecánica llegó a la final desplegando su Fútbol Total y Johan Cruyff fue nombrado mejor jugador del campeonato. Perdió 3-1 ante Alemania pero dejaría un legado imborrable.

El “14” disputó la Eurocopa de 1976 en Yugoslavia, donde cayó en la prórroga de la semifinal ante Checoslovaquia. Participó en la fase de clasificación del Mundial pero se retiró como internacional en 1977 y se negó a ir a Argentina 1978. Alegó lesiones, estrés y no querer alejarse de su familia.

No era la primera vez que Cruyff imponía sus convicciones personales a las de la selección nacional. En 1974 vistió la camiseta naranja con solo dos bandas en las mangas para no patrocinar a la marca deportiva Adidas. El jugador tenía contrato en exclusividad con Puma y vistió una camiseta diferente al resto de sus compañeros.

En total, Cruyff jugó 48 partidos y anotó 33 goles con la selección de su país. Solo jugó un Mundial y una Eurocopa pero presenta unos números envidiables. Un dato: entre 1970 y 1974, Holanda solo perdió uno de los 29 partidos en los que jugó Cruyff: fue la final del Mundial 1974 contra Alemania Occidental.

 

Carrera como entrenador

Después de colgar las botas como jugador, Cruyff se enroló en el Ajax como director deportivo (1984-85). Un año después, y aún sin carné de entrenador, dejó los despachos por el césped para hacerse cargo del Ajax durante dos temporadas y  media. En ese tiempo ganó 2 Copas holandesas y una Recopa de Europa.

En 1988 fichó por el Barcelona, al que dotó poco a poco de una filosofía de juego. Sus dos primeras temporadas fueron irregulares y, aunque ganó una Recopa de Europa y una Copa del Rey estuvo muy discutido. Todo cambió a partir de los años 90, cuando el equipo asimiló y ejecutó un fútbol sensacional. Aquel “Dream Team” ganó 4 ligas consecutivas y conseguiría la ansiada Copa de Europa en 1992.

Bajo su mando el Barça llegó a otra final más de trágico recuerdo al perder 4-0 contra el Milan de Capello. Así comenzó el final de la etapa de Cruyff como entrenador culé, que acabó duró hasta 1996. Después de aquello Johan no volvería a entrenar en la élite y se solo se hizo cargo de la selección de Cataluña (2009-2013).

En 2015, desveló que sufría cáncer del pulmón. Luchó contra la enfermedad hasta el 24 de marzo de 2016, cuando falleció a la edad de los 68 años.

JOHAN CRUYFF | La Revolución del Fútbol
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *