Lev Yashin: El Mejor Portero de la Historia

El puesto de guardameta no es muy agradecido pero si hay una personalidad que revolucionó el puesto de los porteros, ese fue Lev Yashin. Su estatua custodia el estadio moscovita de Luzhniki donde reside el espíritu de una leyenda que es considerada como el mejor portero de la historia.

 

Biografía de Lev Yashin

Lev Ivánovich Yashin nació en Moscú un 22 de octubre de 1929. Desde muy joven comenzó a trabajar y ayudaba a su padre como mecánico para una fábrica de aviones. En su tiempo libre Yashin jugaba como potero de hockey sobre hielo, aunque el destino quiso que cambiase de deporte.

Con 17 años remplazó al portero del equipo de la fábrica donde trabajaba y destacó tanto, que acabó fichando en 1949 por el Dinamo Moscú. El equipo que representaba a la policía y a la seguridad soviética se convertiría en el equipo de su vida.

Su casi 1,90 de estatura y su gran envergadura hicieron que Yashin comenzara a destacar en la liga soviética. A pesar de su tamaño, era uno de los porteros más ágiles que se habían visto hasta la fecha. Su capacidad de anticipación, reflejos y seguridad por alto le convertían en un muro que intimidaba a los rivales y que desesperaba a los delanteros contrarios.

 

YASHIN «La Araña Negra» Leyendas del Fútbol

 

 

Pronto comenzó a ganarse el apodo de «La Araña Negra», debido a su habitual traje oscuro y que pareciera tener 8 brazos para atajar los disparos del oponente. En 1956 acudió como portero titular de la URSS a los Juegos de Melburne, donde se colgó la medalla de oro y conquistó su primer título a nivel internacional.

Dos años después acudiría al Mundial de Suecia (1958), donde alcanzó los cuartos de final y llamó la atención por ser uno de los primeros porteros en usar guantes. Yashin jugó hasta cuatro Mundiales pero su gran triunfo con la Unión Soviética se produjo en la Eurocopa de Francia en 1960. Los soviéticos derrotaron 2-1 a Yugoslavia y se alzaron con el título en París. 4 años después llegarían a la final pero perderían ante España en el Santiago Bernabéu.

 

Balón de Oro (1963)

La figura de Yashin revolucionó la demarcación del portero y rompió barreras en el tiempo. Era un estudioso de sus rivales y fue de los primeros en usar el pie para actuar como líbero. Su grandeza acabó siendo reconocida por el fútbol internacional y en el año 1963, se convirtió en el primer y único portero de la historia en ganar el Balón de Oro. 

Yashin jugó durante toda su carrera en el Dinamo Moscú, donde disputó 326 partidos en la liga soviética, ganó cinco campeonatos de Liga y tres copas soviéticas. Lo más increíble de sus números es que fue capaz de mantener la portería a cero hasta en 270. Es decir, en 8 de cada 10 encuentros no encajó ningún gol.

Pero si hay un dato revelador en su carrera es el que dice que atajó más de 150 penales en toda su carrera. En una ocasión Yashin dio esta frase: «La sensación de ver a Yuri Gagarin volar en el espacio es sólo superada por el disfrute de parar un penalti».

Con su selección jugó el ya mencionado Mundial de Suecia, además del de Chile 62, Inglaterra 66, México 70. En total disputó 38 partidos oficiales con la Unión Soviética en los que encajó 35 goles.

 

Retirada y fallecimiento

En 1970 decidió retirarse a los 42 años y tras haber estado más de dos décadas en activo. Para despedirlo se organizó un partido homenaje que enfrentó a la URSS con un combinado de estrellas del resto del mundo.

Una vez retirado fue elegido mejor portero del Siglo XX y tiene la Orden de Mérito de la FIFA, estando en el equipo histórico de la historia de los mundiales. Se convirtió en un símbolo del estado comunista, alcanzando el grado de coronel en el Ejercito soviético. Fue nombrado miembro del Comité de Estado del Deporte de la URSS y acabó su vida siendo profesor de educación física y entrenando a algunos equipos juveniles.

En 1986 Yashin sufrió una tromboflebitis y se le tuvo que amputar una de sus piernas. Cuatro años después acabó falleciendo en Moscú a causa de un cáncer de estómago.

En 2019, France Football quiso darle un nuevo homenaje  a Yashin para darle nombre al trofeo del mejor portero del año. Allison fue el primer ganador de un premio que, de haber existido en su tiempo, habría ganado en 9 ocasiones consecutivas dejando atrás a otras leyendas de la portería como Casillas, Buffon. Su dominio bajo los palos le convirtió en una leyenda y, aún hoy en día, se le sigue considerando el mejor portero de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *