La tragedia aérea del Manchester United en Múnich (1958)

El 6 de febrero de 1958 es una fecha marcada en la memoria de los aficionados al Manchester United. Aquella desgraciada noche el avión que transportaba a su equipo desde Belgrado se estrelló en Múnich. El accidente provocó la muerte de 23 personas, entre los que se encontraban 8 jugadores de la plantilla. Este año se han cumplido 60 años desde la tragedia de Múnich y en Memorias del fútbol queremos recordar aquella desafortunada historia.

Hablar del Manchester United de los años 50 es hablar del equipo de Matt Busby. El inglés se hizo con el cargo de entrenador del club nada más acabar la Segunda Guerra Mundial en 1945. Busby asumió el control del club a todos los niveles deportivos revolucionando la figura del mánager, que hasta entonces era mucho más limitada. Busby decidía quién jugaba, a quién se fichaba y hasta el sueldo de los jugadores.

Duncan Edwards Manchester UnitedSu influencia en el United no tardó en verse reflejada en el campo consiguiendo un título de la FA Cup y 3 campeonatos de liga. Desde su llegada se preocupó de desarrollar la academia del club, que cada año reclutaba a los mejores jóvenes del país.

Llegó un momento en el que la plantilla del United apenas promediaba 22 años, por lo que comenzaron a ser conocidos como los “Busby Babes”. En aquel equipo destacaba por encima de todos Duncan Edwards, que a sus 21 años ya era internacional con Inglaterra y se había convertido en uno de los mejores jugadores del Mundo. Junto a él acababa de debutar un joven llamado Bobby Charlton, que años más tarde sería símbolo y capitán del club. Se hizo muy amigo de su admirado Edwards del que siempre dijo “Es el único futbolistas que me ha hecho sentir inferior”.

En 1957 el Manchester United fue el primer equipo inglés en jugar la recién creada Copa de Europa. Busby apostó por jugar en Europa a pesar de la negativa de la Federación inglesa (celosa de que los compromisos internacionales restaran interés a las competiciones domésticas). El United llegó a semifinales tras caer ante el Real Madrid de Di Stéfano.

Un año más tarde el Mancheter lo volvió a internar y realizó un gran torneo. Los diablos rojos fueron avanzando rondas y eliminaron al Shamrock Rovers y al Dukla de Praga. En cuartos de final se enfrentarían al Estrella Roja yugoslavo. Los ingleses ganaron 2-1 en Inglaterra y consiguieron meterse en semifinales tras empatar a 3 en Belgrado.

La expedición inglesa regresó feliz pero con cierta prisa para llegar lo antes posible a Inglaterra. La federación inglesa se negó a aplazar el partido del fin de semana ante el Wolverhampton y Busby decidió contratar un avión privado para tratar de llegar a tiempo a la cita. El vuelo transcurrió sin incidencias hasta llegar a Múnich donde se hizo una escala necesaria para repostar. De regreso al avión comenzaron los problemas. Las alas del Elizabethan Class G-ALZU AS-57, bimotor de la BEA, se habían cargado de demasiado hielo. El piloto trató de reanudar el vuelo pero abortó el despegue hasta en dos ocasiones. En el tercer intento no pudo evitar el impacto del avión, que no consiguió superar la altura necesaria para retomar aire.

Bobby Charlton AccidenteDe los 43 pasajeros de la tripulación, murieron 23 , entre los que se encontraban 7 jugadores. Tommy Taylor, Roger Byrne, Eddie Colman, David Pegg, Liam Whelan, Geoff Bent y Mark Jones murieron en el acto. Los demás fallecidos pertenecían al cuerpo técnico, eran periodistas o del personal aéreo. Milagrosamente se salvaron otros jugadores como Bobby Charlton, Bill Foukjes o el portero Harry Gregg, que salvó la vida a varios compañeros y miembros de la tripulación entre los que también se encontraba un malherido Matt Busby.

El entrenador fue hospitalizado junto con el resto de los heridos y acabó sobreviviendo a pesar de recibir la extremaunción hasta en dos ocasiones. La otra gran estrella del equipo, Bobby Charlton, se recuperó de los golpes y tras sufrir un gran estrés post-traumático decidió continuar con su carrera. Junto a ellos también sobrevivieron Dennis Viollet, Harry Gregg, Bill Foulkes, Ray Word, Kenny Morgans, Albert Scanlon, Jackie Blanchflower y Johnny Berry (estos dos últimos quedaron inválidos). No tendría tanta suerte Duncan Edwards que acabó falleciendo 15 días más tarde en el propio hospital a causa de sus graves hemorragias. Sus riñones estaban destrozados y, aunque se le pidió uno artificial vino tarde y no funcionó bien. Inglaterra perdía al que posiblemente haya sido el mejor jugador inglés de todos los tiempos.

De vuelta a casa el país y el fútbol se volcaron con el United. El club recibió donaciones y acogió a decenas de voluntarios con ganas de ayudar. El equipo quedó destrozado pero Jimmy Murphy, ayudante de Busby, se hizo con el control del club para tratar de rearmarlo. La solidaridad de los clubes hizo posible que vinieran varios jugadores a préstamo. Incluso, según el diario británico Daily Telegraph, el Real Madrid ofreció la cesión de Di Stéfano al Manchester United. Solo el polémico secretario de la Football League, Alan Hardaker, pudo impedir el fichaje al negarse a autorizar la llegada de un jugador extranjero.

Con un equipo prácticamente nuevo el Manchester United se midió al Milan en semifinales de la Copa de Europa. Los ingleses consiguieron sorprender a los italianos en Old Trafford (2-1) pero acabaron cayendo eliminados en Italia (4-0). Aquel nuevo United logró llegar a la final de la FA Cup, que perdió ante el Bolton (1-0).

Con el paso de los años, Busby logró reconstruir el equipo con una delantera conocida como la Santísima Trinidad. El trío conformado por Denis Law, George Best y Bobby Charlton lograría la Copa de Europa en 1968, convirtiendo al Manchester United en primer club inglés en alzarse con el máximo trofeo continental. Una década después de la tragedia de Múnich, Matt Busby como entrenador y Bobby Charlton como capitán levantaron un título que los Busby Babes estaban destinados a conquistar.

¡No te pierdas el VÍDEO y suscríbete a nuestro canal de You Tube!

La tragedia aérea del Manchester United en Múnich (1958)
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *