La Sexta Copa de Europa del Madrid Yé-Yé

Tras un dominio del Catenaccio italiano de tres años, el Real Madrid volvía a conquistar la Copa de Europa de la temporada 1965-1966. El equipo blanco lo conformaba una generación de jóvenes jugadores españoles y estaba capitaneado por Paco Gento. El extremo cántabro levantó su sexta Copa de Europa y es, hasta la fecha, el jugador con más orejonas.

 

⚽ Historia de la Champions | Todas las Copas de Europa 🏆

 

Copa de Europa 1965-1966

31 clubes participaron en la máxima competición continental que, por primera vez, (desde su primera edición) no tenía ninguna federación con dos participantes. El Inter de Milán era el vigente campeón de Europa pero también volvió a revalidar el campeonato italiano (por lo que fue el único representante transalpino). El único equipo en debutar fue el Sparta de Praga de Checoslovaquia.

El Madrid de los Yé-Yé

Después de 5 años sin ganar la Copa de Europa y 2 de caer derrotado en la final contra el Inter, el Real Madrid estaba en plena reconstrucción. Di Stéfano había salido por las malas del club y del equipo que había sido pentacampeón de Europa solo quedaban Púskas y Gento. El húngaro tenía 38 años y ya estaba en el ocaso de su carrera.

El Real Madrid de los ye-yes 1966Gento, todavía era titular indiscutible y era el capitán de un equipo con muchos jóvenes. Araquistáin, Pachín, De Felipe, Felo, Sanchís, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Grosso y Velázquez era algunos de los futbolistas de aquella generación que mezclaba canteranos y los mejores jugadores del país.

A aquel equipo se le conocería como el Madrid Yé-Yé, en honor al movimiento de revolución cultural y musical inglesa que estaba transformando el mundo con los Beatles a la cabeza. No estaba mal hilado, ya que aquellos jóvenes futbolistas eran tan irreverentes y transgresores en el campo como el grupo de Liverpool sobre el escenario.

De aquel Madrid en transición no se esperaba gran cosa en Europa aunque los blancos fueron superando eliminatorias. El primer hueso fue tener que remontar ante el Feyenoord en la ronda previa. Los blancos cayeron por 2-1 en Rotterdam, donde el partido acabó con el público invadiendo el campo y agrediendo a Vicente Miera. En la vuelta el Real Madrid ganó 5-0 con 4 goles del Ferenc Puskás y uno de Grosso. Ese sería el último gran partido del húngaro en la Copa de Europa, ya que fue desapareciendo progresivamente de las alineaciones.

En octavos de final le tocó el Kilmarnock escocés, que le puso en dificultades en su campo. El Madrid remontó el primer gol británico pero los locales acabaron empatando (2-2). En la vuelta los escoceses volvieron a adelantarse en el marcador pero se encontraron con un Madrid avasallador que acabó ganando por 5 goles a 1.

En cuartos, los blancos volvieron a dar dos caras. Fuera de casa cayeron por la mínima frente al Anderlecht y en el Bernabéu, remontaron con facilidad. 2 goles de Amancio y 2 de Gento pusieron 4-0 a los blancos que acabarían concediendo 2 tantos en los últimos minutos (4-2).

Real Madrid-Inter: Una final anticipada

Real Madrid Inter semifinal 1966En semifinales el destino emparejó al Real Madrid contra el vigente bicampeón de Europa. El Inter de Milán era favorito a revalidar el título y hasta su entrenador, Helenio Herrera se sabía superior a su rival: “En dos partidos, si no en tres, el Real Madrid será eliminado”.

Al contrario que en las eliminatorias precedentes, la ida se disputó en Madrid. En casa, los españoles salieron al ataque y consiguieron adelantarse con un accidentado gol de Pirri. A partir del gol los blancos tomaron precauciones mientras que el Inter se mostraba satisfecho con la derrota por la mínima.

Al comienzo de la segunda parte el portero del Madrid, Betancort, cayó lesionado, condicionando el juego de los locales. El guardameta permaneció sobre el césped (al no existir los cambios) pero visiblemente inútil. Los merengues cerraron filas en defensa mientras que los italianos dieron por buena la derrota por la mínima. “Muy mal nos tendría que ir para tener que jugar un tercer partido” afirmó Helenio Herrera al finalizar el partido.

Una semana después el Madrid llegaba a San Siro con piel de cordero. El Inter había creado un gran ambiente y joven Araquistáin se tenía que poner bajo los palos. Los italianos salieron a igualar la eliminatoria pero el Madrid se adelantó con un gol de Amancio a los 20 minutos.

El tanto madridista trastocó los planes del Inter, que se volcó sobre la portería blanca en la segunda parte. Araquistáin salvó un par de goles pero no pudo evitar el gol del empate de Fachetti. Aún quedaban 12 minutos para el final y el Madrid tuvo que resistir el asedio italiano. Finalmente, los ye-yés eliminaron al campeón y se clasificaban para una nueva final europea. El polémico entrenador del Inter no hizo declaraciones hasta el día siguiente donde manifestó con resignación: «El Real es muy potente pero también muy afortunado”.

 

El Partizán, finalista por sorpresa

En el otro lado del cuadro había candidatos al título como el Benfica de Eusébio o el Manchester United de Bobby Charlton, que regresaba a la Copa de Europa tras la tragedia de Múnich. Ambos colosos se midieron en cuartos de final y dejaron la eliminatoria en el aire tras el 3-2 de la ida en Inglaterra. El partido de vuelta en Lisboa fue el de la confirmación de George Best, que resolvió la eliminatoria con 2 goles en apenas 11 minutos en la histórica goleada de los diablos rojos por 1-5.

Los ingleses pasaron a semifinales donde se medirían al Partizán de Belgrado.  Los yugoslavos habían dejado en la cuneta al Nantes francés, al Werder Bremen alemán y al Sparta de Praga tras una asombrosa remontada. Después del 4-1 encajado en Praga, el Partizán le dio la vuelta a la eliminatoria con asombroso 5-0.

Ante el Manchester, el Partizán volvió a hacerse fuerte en casa al ganar 2-0 en la ida celebrada en Belgrado. George Best jugó ese partido lesionado y se perdería el resto de la temporada por problemas en la rodilla. En la vuelta, los ingleses solo pudieron marcar un gol a 15 minutos del final en un partido bronco en el que ambos equipos acabaron 10 jugadores.

 

La FINAL: Real Madrid – Partizán

Habían pasado a la final los dos equipos que no eran favoritos y las apuestas estaban muy igualadas. El Real Madrid alcanzaba su octava final de la Copa de Europa en 11 años mientras que los yugoslavos jugaban su primera final europea.

El partido comenzó con un Partizán dominador, que se defendía con autoridad y buscaba la portería contraria con ataques directos. Miguel Muñoz repitió el once de San Siro, más cauteloso de lo habitual. Al inicio del segundo tiempo se adelantaron los balcánicos con un cabezazo inapelable de Vasović. 

El gol en contra hizo reaccionar al Madrid, que arrolló al Partizán en la última media hora. En el minuto 70, Amancio resolvió un contragolpe para poner el empate. Solo cinco minutos después Fernando Serena enganchaba un potente disparo que se colaba por la escuadra y definía la final.

El Real Madrid ganaba la sexta Copa de Europa que se celebraría por todo lo alto en la capital de España al tratarse de la más inesperada.

final real madrid partizan 1966 copa de europa

 

(11-05-1966)

Estadio Heysel (Bruselas), 55.000 espectadores

Real Madrid 2: Araquistáin, Pachín, De Felipe, Zoco, Sanchís, Pirri, Velázquez, Serena, Amancio, Grosso y Gento. Entrenador: Miguel Muñoz.

Partizán de Belgrado 1: Soskic, Jusufi, Rasovic, Vasović, Mihajlovic, Kovacevic, Becejac, Bajic, Hasanagic, Galic y Pirmajer.

Goles: 0-1 (min 55): Vasovic, 1-1 (min 70) Amancio, 2-1 (min 76): Serena.

Árbitro: Rudolf Kretlein (Alemania)

 

 

Copa de Europa 1965-1966 eliminatorias

 

⚽ Historia de la Champions | Todas las Copas de Europa 🏆

La Sexta Copa de Europa del Madrid Yé-Yé
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *