El Real Madrid de Zidane y Cristiano (2016-2018)

La temporada 2015-2016 comenzaba con un ilusionante proyecto para el Real Madrid. Después de un año en blanco, Ancelotti fue sustituído por Rafa Benítez mientras que Keylor Navas relevaba en la portería a Iker Casillas. Los merengues se reforzaron ese verano con la llegada de Danilo, Kovacic, Casilla, Cheryshev y Lucas Vázquez, además de la recompra del brasileño Casemiro.

El proyecto Benítez comenzó con dudas y victorias sin brillo.  El 0-4 encajado ante el Barcelona en el Bernabéu y una esperpéntica eliminación de Copa ante el Cádiz por la alineación indebida de Cheryshev, encendieron las alarmas en la casa blanca. Benítez había perdido el respaldo del vestuario y en la jornada 18 tras empatar en Mestalla, fue cesado por Florentino Pérez.

 

El Real Madrid de Zidane y Cristiano Ronaldo

La Undécima del Real Madrid (2015-2016)

El 4 de enero Zinedine Zidane dejaba de ser el entrenador del Castilla y asumía el cargo del primer equipo a 5 puntos del líder en la Liga y con la segunda fase de la Champions por disputar. El francés tuvo un debut inmejorable en casa con 2 victorias por 5-0 ante el Espanyol y 5-1 ante el Sporting. El equipo parecía haber recuperado la ilusión pero un tropiezo en Málaga y la derrota en el derbi ante el Atlético de Madrid devolvían a los blancos a la lona. La distancia con el Barcelona era de 12 puntos.

En Europa el equipo encarriló la eliminatoria ante la Roma con un 0-2, que confirmó en el Bernabéu al vencer por el mismo resultado. La clasificación para cuartos de final de la Champions dio alas a los madridistas mientras que Zidane encajaba las piezas dando entrada a Casemiro en el once inicial. El brasileño se ganó el puesto junto a Kroos y Modric y se transformó en titular indiscutible.

Con Bale y Benzema recuperados de sus lesiones la BBC goleó al Sevilla y firmó un importante triunfo en el Camp Nou que redujo la diferencia con los culés a 7 puntos. Pero la euforia blanca se vino abajo en Alemania tras perder 2-0 ante el Wolfsburgo. Los blancos estaban obligados a una remontada épica que 2 semanas más tarde se haría realidad. 2 goles de Cristiano Ronaldo en el primer cuarto de hora y otro de falta directa del astro portugués, servían para liquidar a los germanos y acceder a semifinales.

Aquel partido significó un empujón anímico para el Real Madrid, que ganaría todos los partidos que restaban hasta el final de liga y sería imbatible hasta final de temporada. Los blancos redujeron la desventaja con el Barcelona a un solo punto pero los catalanes acabaron ganando el campeonato.

En Europa el Madrid se sobrepuso a las lesiones y sin Cristiano sacó un valioso empate a cero de Manchester ante el City. Un afortunado gol entre Bale y Fernando dio el triunfo a los merengues por la mínima para meterse en la final de la Champions. El otro finalista sería el Atlético de Madrid de Simeone en una revancha de la final disputada 2014 en Lisboa.

Esta vez el partido decisivo se jugó en Milán aunque Ramos volvió a ser el primer goleador madridista. El defensa marcó en posición adelantada pero el Atlético se supo sobreponer en la segunda parte. Un penalti de Pepe sobre Torres fue desaprovechado por Griezmann aunque los rojiblancos empataron con un tanto de Carrasco a 10 minutos del final.

En el tiempo extra no se movería el marcador y el título se decidiría en la tanda de penaltis. Los 8 primeros lanzadores marcaron con seguridad hasta que Juanfran estrelló su remate contra el palo. Cristiano Ronaldo podría dar el título a su equipo con el último lanzamiento y el portugués no falló. El Real Madrid ganaba la Undécima Copa de Europa y el delantero cerraba una edición imborrable como máximo goleador del torneo con 16 tantos. Zidane se estrenaba como entrenador de élite con una Champions y se ganaba el derecho a comenzar la temporada 2016-2017.

 

Doblete de Liga y Champions (2016-2017)

Para el siguiente curso los blancos se reforzaron con el regreso de Morata y el fichaje de un prometedor Marco Asensio. El balear marcaría el primer gol de la temporada que sirvió para ganar la Supercopa de Europa al Sevilla en Trondheim por 3-2. La temporada comenzó con 6 victorias consecutivas pero 4 igualadas seguidas crearon dudas en el madridismo.

Sin embargo los blancos recuperaron el liderato en la jornada 9 y no lo soltarían hasta final de temporada. Los 3 goles de Cristiano en el Calderón y el empate de Sergio Ramos en el último minuto del Clásico dieron una ventaja de 6 puntos a los Zidane.

Con los deberes hechos el equipo viajó a Japón para ganar el Mundial de Clubes ante el Kashima. Los merengues se sobrepusieron a 2 goles de Shibasaki y ganaron en la prórroga con otro triplete de Cristiano Ronaldo. El portugués ganaría su cuarto Balón de Oro pocas semanas después.

 

Las Rotaciones de Zidane

En Copa del Rey eliminaron al Sevilla aunque después de perder en Valencia, remontar un 2-0 ante el Villarreal y empatar 3-3 ante Las Palmas, el Barça se acercó a dos puntos.  La eliminación ante el Celta en cuartos de la Copa pudo afectar al equipo pero Zidane siguió confiando en casi todos los jugadores de su plantilla. En la fase decisiva del campeonato alineó un equipo A y otro B según la competición sacando especial rendimiento de jugadores como Isco, James, Morata, Kovacic o Asensio.

En Champions se impuso 3-1 al Nápoles en la ida de octavos tras remontar un gol de Insigne. En San Paolo los españoles comenzaron perdiendo pero un cabezazo de Ramos allanó la victoria por 1-3 y el pase a cuartos.  Allí esperaba el Bayern Munich que se puso por delante tras un penalti por unas supuestas manos de Carvajal. Otra vez Cristiano Ronaldo saldría al rescate del Madrid, que se llevó la victoria con 2 goles del portugués.

En la vuelta los alemanes forzaron la prórroga con un afortunado gol previo fuera de juego de Lewandowski pero se vieron penalizados por una polémica expulsión de Vidal en el tiempo extra. Cristiano marcó su segundo gol para poner el empate y posteriormente haría el tercero en offside. Asensio cerró el marcador con un 4-2 que metía los de Zidane en semifinales.

3 días después la liga se ponía en juego en el Bernabéu. El Barcelona llegaba obligado a ganar en el coliseo blanco y se llevó la victoria en un frenético partido que parecía que iba a terminar con empate 2-2. Pero un gol de Messi en el descuento daba el triunfo a los culés, que seguían aspirando a la Liga al ganar en territorio enemigo.

 

La Duodécima de Cardiff

Las semifinales cruzaron de nuevo al Real Madrid y al Atlético en el camino. El partido de ida en el Bernabéu fue otra exhibición de Cristiano Ronaldo que con un nuevo triplete encarrilaba el pase a la final de los madridistas. El 3-0 no amilanó a los colchoneros que en el Calderón habían marcado 2 goles en apenas cuarto de hora. A partir de entonces Kroos y Modric se adueñaron del centro del campo y una inolvidable jugada de Benzema propició el gol de Isco antes del descanso. El Madrid estaría en la final de Cardiff.

Con ese impulso de confianza, los blancos resolvieron la Liga con contundencia. 93 puntos y 106 goles a favor, el Madrid ganaba su campeonato número 33. Zidane ganaba su primer título nacional y Cristiano Ronaldo acababa la temporada en plena forma. Se dosificó más que en ninguna campaña anterior pero marcó 44 goles en los 44 partidos de la temporada.

El delantero luso sería el encargado de abrir el marcador en la final de la Champions ante la Juventus. Los italianos empataron pero las indicaciones de Zidane en el descanso surtieron efecto. El Madrid arrolló a la Juve y se impuso por un 4-1 histórico en una de las mayores exhibiciones de las finales europeas. Casemiro, Cristiano y Asensio coronaban de nuevo al Real Madrid como el Rey de Europa. Los blancos se convertían en el único equipo capaz de revalidar la orejona en el formato Champions y Zidane ganaba un doblete histórico que le convirtió en el mejor entrenador del mundo para la UEFA.

 

La 13ª de Kiev 

La campaña 2017-2018 comenzó con otros 2 títulos. El Madrid ganó otra Supercopa de Europa tras superar al Manchester de Mourinho y sometió al Barcelona en la Supercopa de España. 1-3 en el Nou Camp y un 2-0 sangrante en el Santiago Bernabéu.

El juego del Madrid de Zidane alcanzó su cenit pero la caída fue demasiado rápida. El equipo pagó la ausencia de Cristiano Ronaldo por sanción y perdió 9 puntos en las primeras 5 jornadas de Liga. Los merengues se alejaban a 8 puntos del Barcelona, que lideraba el campeonato con contundencia. Antes de navidad el Madrid viajó a Dubai para ganar el Mundial de Clubes ante Gremio con un gol de Ronaldo. A su regreso a España se topó con su realidad liguera al caer 0-3 ante el Barça para prácticamente renunciar el campeonato liguero.

En Champions los madridistas superaron la primera fase pero fueron incapaces de derrotar al Tottenham. Los de Zidane sufrieron una inesperada eliminación ante el Leganés en la Copa del Rey y la temporada pintaba en blanco. En octavos de final de Champions esperaba el PSG de Neymar y Mbappé y todas las apuestas daban a los galos como favoritos.

Llegada la cita europea Rabiot puso en ventaja a los franceses pero Kroos aprovechó una imprudencia de Lo Celso para forzar un penalti. Cristiano no perdonó y la entrada de Lucas y Asensio dio alas a los blancos en la segunda parte. Cristiano hizo el 2-1 en el minuto 83 y Marcelo ampliaba la renta merengue con el 3-1 definitivo. La lesión de Neymar limitó al PSG para la vuelta que se vio superado por un Real Madrid crecido en Europa. Zidane suplió las bajas de Kroos y Modric con Lucas, Asensio y Kovacic en un 4-4-2 que se impuso al equipo de Emery. Cristiano adelantó al Madrid y Casemiro firmó el 1-2 definitivo tras el empate de Cavani.

En cuartos de final el Madrid viajó a Turín para demostrar su poderío en la Champions. Cristiano Ronaldo marcó a los 3 minutos y firmaría el mejor gol de su carrera en la segunda mitad. La chilena del portugués arrancó los aplausos del Juventus Stadium y terminó por decidir el partido. Dybala se autoexpulsó 2 minutos más tarde y Marcelo puso la sentencia para volver a España con una ventaja de 0-3.

La vuelta en el Bernabéu parecía un trámite pero la ausencia de Ramos en defensa se notó demasiado. Mandžukić marcó a los 2 minutos y metió el miedo en el cuerpo al Bernabéu con un doblete en el 37. Un error de Keylor Navas al inicio de la segunda parte permitió a Matuidi igualar la eliminatoria. El partido parecía abocado a la prórroga pero un empujón de Benatia sobre Lucas fue selañado como penalti en el minuto 93. Buffon fue expulsado por las protestas y Cristiano no perdonó para meter a su equipo en semifinales.

El Bayern volvería a cruzarse en el camino de los merengues pero los de Zidane volverían a llevarse la victoria en Munich. Kimmich marcó primero para los locales pero Marcelo empató justo antes del intervalo. Asensio entró por Isco en la segunda mitad y anotó el gol de victoria tras finalizar un gran contragolpe.

La vuelta en Madrid nos dejó un partidazo que tuvo un inicio frenético. Kimmich volvió a marcar para los alemanes a los 3 minutos pero Benzema culminó una gran jugada colectiva para poner el 1-1 a los 11 minutos. El francés puso en ventaja a su equipo al inicio de la segunda parte después de un error garrafal de la defensa y el portero alemán. James puso el 2-2 a falta de  media hora y Keylor acabó salvando la ventaja blanca para que el Real Madrid alcanzase su tercera final de Champions consecutiva.

Zidane y el equipo se jugaba la temporada en Kiev ante el Liverpool de Jurgen Klopp y Mohamed Salah. Los reds comenzaron mejor pero el egipcio cayó lesionado del brazo tras un lance con Sergio Ramos. La segunda mitad comenzó un error increíble de Karius que Benzema supo transformar en gol.

Cristiano Ronaldo y Zidane Champions 2018Los ingleses empataron en menos de 5 minutos con un gol de Mané pero la final cambiaría con la entrada al campo de Gareth Bale. El galés había perdido la confianza de Zidane pero entró al campo para demostrar su calidad. El británico llevaba solo 3 minutos en el campo cuando marcó el gol más increíble de una final europea. La chilena de Bale ponía al Madrid por delante que ya no perdería la ventaja.

El galés se aprovechó de mala noche de Karius y se anotaría un doblete que le convertía en el héroe de la Decimotercera Copa de Europa del Real Madrid. El club blanco hacía historia con un triplete de orejonas que comenzó con la llegada de Zidane.

El francés había ganado 9 de los 13 títulos posibles desde su llegada pero no era ajeno al desgaste que había sufrido con su plantilla. Bale estaba descontento por ser suplente y Cristiano Ronaldo anunció su posible marcha nada más acabar la final. El portugués dejaba atrás el club de su vida tras 9 temporadas, 16 títulos y 450 goles de blanco. El 31 de Mayo de 2018 y para sorpresa de todos, Zidane anunció su marcha del club. Acababa un ciclo inolvidable para el Real Madrid que posiblemente no se vuelva a repetir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *