El Estrella Roja campeón de Europa (1991)

Copa de Europa 1990-1991

La Copa de Europa 90-91 tampoco contó con  la presencia de los equipos ingleses a pesar de que la sanción de los por la Tragedia de Heysel ya había finalizado. El Liverpool había sido campeón pero no pudo participar al tener una sanción de 3 años más. El otro gran ausente fue el Ajax, penalizado con un año sin participar en competiciones europeas tras el incidente sucedido en la anterior Copa de la UEFA ante el Austria Viena (una barra metálica lanzada desde la grada impactó sobre el portero del equipo visitante).

El Milan accedió a octavos de final como vigente campeón y el Nápoles de Maradona le acompañó como segundo representante italiano. Los napolitanos se deshicieron fácilmente de Újpest húngaro y se clasificarían para octavos junto a los demás favoritos.

 

⚽ Historia de la Champions | Todas las Copas de Europa 🏆

El ocaso del Milan de Sacchi

La ronda de octavos fue bastante previsible aunque sorprendió la tempranera eliminación del Napoli a manos del Spartak de Moscú. Con Maradona fuera de forma y meses antes de su positivo por cocaína, los italianos cayeron por penaltis en Rusia tras una eliminatoria sin goles.

Los vigentes campeones tampoco dieron su mejor versión ante el Brujas. Después de un inquietante empate a cero en San Siro, los rossoneros ganaron en Bélgica con un solitario gol de Carbone. En los minutos finales, Van Basten propinó un codazo a un rival y sería expulsado y sancionado con 4 partidos.

Los de Sacchi se cruzaron en cuartos contra el ambicioso proyecto del Olympique de Marsella, que gobernado por Bernard Tapie había firmado a varios de los mejores jugadores de la época (Papin, Stojkovic, Abédi Pelé…). El partido de ida en Italia comenzó bien para el Milan, que se adelantó con un gol de Gullit tras aprovechar una indecisión defensiva de los galos. Poco después Waddle filtró un gran pase para Papin, que marcó el gol del definitivo empate a uno.

milan-expulsado-europa-marsella-1991El partido de vuelta en Francia fue muy táctico y se resolvió con un fantástico remate de Waddle a 15 minutos del final. Cuando el partido estaba a punto de terminar se apagó una torreta de luz del estadio Vélodrome. La confusión dio lugar a la retirada de los jugadores del Milan, que ordenados por el vicepresidente Galliani abandonaron el campo con la esperanza de que se repitiese el partido.

No fue así. El colegiado reanudó el juego y al ver la incomparecencia de los italianos dio el partido por ganado al Marsella por 3-0. La UEFA castigó al Milan sin competiciones europeas durante un año y el proyecto de Sacchi finalizaba para siempre.

En semifinales el Marsella se impuso con contundencia al Spartak de Moscú. Los rusos habían eliminado a Nápoles y Real Madrid pero no pudieron competir contra los franceses. Los galos ganaron 1-3 en Luzhniki y refrendaron el pase a la final con otra victoria por 2-1 en el Vélodrome.

 

La gran generación del Estrella Roja

El otro finalista sería el Estrella Roja yugoslavo, que había conjuntado una generación de talentos irrepetible (Prosinecki, Savicevic, Mihajlovic, Pancev…). Los balcánicos comenzaron la competición tropezando en casa ante el Grasshopper. Los suizos sacaron un empate a uno del «pequeño Marakaná» pero acabaron claudicando ante el talento de los yugoslavos. El Estrella Roja se impuso 1-4 en terreno helvético y accedía a la siguiente ronda.

En octavos esperaba un Glasgow Rangers que fue derrotado con contundencia en Yugoslavia. Los goles de Brown en propia puerta, Prosinecki de falta directa y Darko Pancev, encarrilaron la eliminatoria para el Estrella Roja. Otro gol de Pancev en Escocia dejaba la eliminatoria resuelta, a pesar de que el Rangers anotaría el gol del empate.

El Dinamo Dresden sería el próximo rival del Estrella Roja, que volvería a ser implacable como local. Prosinecki abrió el marcador con otro lanzamiento magistral de falta, Binic anotó el segundo y Savicevic cerraba un 3-0 favorable a los yugoslavos. El partido de vuelta comenzó con un tempranero gol de los locales pero Savicevic y Pancev le dieron la vuelta al marcador en el segundo tiempo. El partido se acabaría suspendiendo en el minuto 75 debido a los incidentes protagonizados por los aficionados alemanes, que pretendían invadir el terreno de juego.

El equipo dirigido por Petrovic había llegado hasta semifinales donde se encontraría con el poderoso Bayern de Munich. El partido de ida se disputó en Alemania aunque serían los visitantes los que se llevarían la victoria. Prosinecki estuvo a punto de marcar otro gol de falta aunque fueron los bávaros los que se adelantaron con un gol de Wohlfarth. El Estrella Roja buscó el empate durante todo el primer tiempo hasta que Pancev empujó el balón a la red en el minuto 45. El dominio balcánico prosiguió tras el descanso y Savicevic marcaría el 1-2 definitivo que daba ventaja a los yugoslavos.

La vuelta en Belgrado nos dejó un partido apasionante, con un ambiente infernal de los locales que se adelantaron con un golazo de Mihaijlovic. El partido cambió por completo mediada la segunda mitad cuando Augenthaler batió a un desacertado Stojanovic. El Estrella Roja quedó tocado y Bender igualaría la eliminatoria 5 minutos más tarde. Wohlfarth estuvo a punto de dar la puntilla a los yugoslavos pero su remate se estrelló milagrosamente contra el palo. El encuentro se encaminaba hacía la prórroga hasta que en el minuto 90 un centro sin peligro desviado por Augenthaler se acabó colándose en la portería germana. Aquel gol clasificaba al Estrella Roja para la gran final europea.

.

La Final: Estrella Roja – Olympique Marsella

El Estadio San Nicosia de Bari acogió una final inaudita entre dos equipos que buscaban su primera Copa de Europa. Los nervios atenazaron a ambos conjuntos, que estuvieron más pendientes de no cometer errores que de desplegar el fútbol que les había llevado hasta la final.

El decepcionante juego de ambos conjuntos dio lugar  a un partido que acabó sin goles y que se tuvo que resolver en la tanda de penaltis. Prosinecki comenzó marcando para el Estrella Roja pero Amoros erró el primer lanzamiento galo. Ambos equipos se mostraron infalibles hasta el quinto penalti, que fue transformado por Pancev para dar el triunfo a los yugoslavos. El Estrella Roja ganaba la primera Copa de Europa para un país, que estaba a punto de desquebrajarse.

Solo un mes después, Eslovenia declaró su independencia y comenzaría una Guerra entre repúblicas que echó por tierra la mejor generación del fútbol yugoslavo. Con el tiempo el equipo fue obligado a jugar lejos de Belgrado y perdería a sus grandes estrellas que encontraron acomodo en las mejores ligas europeas. ¿Qué hubiera sido de este equipo si no hubiera estallado la guerra?

 

La Final

28 de mayo de 1991, Estadio San Nicosia de Bari (Italia).  56.000 espectadores.

ESTRELLA ROJA 0 (5)Stevan Stojanovic (C); Refik Sabanadzovic, Vladimir Jugovic, Miodrag Belodedici, Ilija Najdoski, Slobodan Marovic, Dejan Savicevic (Vlada Stosic 84), Robert Prosinecki, Sinisa Mihajlovic, Dragisa Binic, Darko Pancev. Entrenador: Ljubomir Petrovic.

OLYMPIQUE DE MARSELLA 0 (3): Pascal Olmeta; Basile Boli, Jose Mozer, Bernard Casoni, Manuel Amoros, Laurent Fournier (Philippe Vercruysse 75), Bruno Germain, Eric di Meco (Dragan Stojkovic 111), Chris Waddle, Jean-Pierre Papin (C), Abedi Pelé. Entrenador: Raymond Goethals.

Goles: Sin goles. En penaltis: Robert Prosinecki, Dragisa Binic, Miodrag Belodedici, Sinisa Mihajlovic, Darko Pancev (Estrella Roja) y Manuel Amoros (fallado), Bernard Casoni, Jean-Pierre Papin, Jose Mozer.

Árbitro: Tullio Lanese (ITA). Amonestó a Binic, Mihajlovic y Marovic por parte del Estrella Roja y a Boli por parte francesa.

 

Copa de Europa 1990-1991

 

 

 

⚽ Historia de la Champions | Todas las Copas de Europa 🏆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *