El Benfica de Béla Guttmann (1960-1962)

El Real Madrid dominó el primer lustro de la Copa de Europa pero el Benfica fue su primer sucesor. El equipo lisboeta ganaría 2 títulos consecutivos y jugó 4 finales en 5 años (1961-1965).

 

Copa de Europa 1960-1961

La sexta edición de la Copa de Clubes Campeones Europeos comenzó con sorpresas desde la ronda previa. Noruega participaba por primera vez en la competición y lo hizo a lo grande. El Fredikstad FK eliminó al Ajax de Amsterdam (4-3) y se metía en octavos de final. Esta ronda emparejaría a Real Madrid y Barcelona que volvían a encontrarse en Europa un año después.

El Clásico de ida se disputó en el Santiago Bernabéu (2-2). El Madrid se puso 2-0 con los goles de Mateos y Gento. Luis Suárez marcó los dos goles del Barcelona, aunque el segundo llegase tras un polémico penalti fuera del área. Era el primer partido que el Madrid no ganaba en Europa como local.

El partido de vuelta en el Camp Nou también estuvo marcado por el arbitraje del inglés Reg Leafe. El colegiado anuló 3 goles a los blancos y el Barça acabó venciendo 2-1 con un tanto del brasileño Evaristo de cabeza. El defensor del título caía eliminado en la primera ronda.

Los culés eliminaron en cuartos al Hradec Kralove checo (4-0 y 1-1) y se midieron al Hamburgo en semifinales. El Barça venció por la mínima en casa (1-0) pero perdió en Alemania (2-1). Los germanos ganaban por 2-0 hasta que un cabezazo de Kocsis en el último minuto igualó la eliminatoria. El ganador se decidió en un partido de desempate disputado en Heysel (Bruselas) y que acabó con victoria barcelonista por 0-1 (gol de Evaristo).

El Barcelona alcanzaba su primera final en la que se enfrentaría al Benfica. Béla Guttmann había transformado el equipo luso, despidiendo a 20 jugadore y confiando en jugadores jóvenes. José Águas, José Augusto, Costa Pereira, Germano y Mário Coluna eran los pilares básicos del 4-2-4 con el que jugaba el técnico húngaro.

Los portugueses habían tenido un camino más fácil, eliminando con comodidad a Újpesti Dózsa (Hungría), Arhus (Dinamarca) y Rapid Viena. En el duelo de vuelta los austriacos reclamaron un penalti y las protestas acabaron en una invasión de campo. La policía intervino para proteger al Benfica y al árbitro de los seguidores locales. La UEFA dio la victoria al equipo luso y prohibió al Rapid jugar en su estadio partidos europeos por 3 años.

 

La Final (30-05-1961)

Estadio Wankdorfstadion (Berna), 33.000 espectadores

Benfica 3: Costa Pereira; Joao, Germano, Ángelo; Netto, Cruz; José Augusto, Santana, Aguas, Coluna y Cavem. Entrenador: Béla Guttmann

Barcelona 2: Ramallets; Foncho, Gensana, Gracia; Vergés, Garay; Kubala, Kocsis, Evaristo, Suárez y Czibor. Entrenador: Enrique Orizaola.

Goles: 0-1 (min 20): Kocsis, 1-1 (min 30) Águas, 2-1 (min 32): Ramallets (p.p), 3-1 (min 55): Coluna, 3-2 (min 75): Czibor.

Árbitro: Gottfried Dienst (Suiza)

 

El equipo español llegaba como favorito a la final a pesar de los contratiempos. Los defensas Rodri y Segarra son baja por lesión y cinco días antes del partido se conoce la venta Luis Suárez al Inter de Milán por 25 millones de pesetas. Se plantea si el jugador debe jugar el partido pero el español era el vigente Balón de Oro.

Berna (Suiza) acogió la conocida como “Final de los postes”. Kocsis adelantó al conjunto azulgrana en el minuto 20 pero el Benfica replicó con dos goles en dos minutos. Águas anotó el gol del empate a la media hora y se pondría por delante con una jugada desgraciada. Un centro de Neto al área es despejado por Gensana hacía atrás. Ramallets llega a palmotear el balón pero, cegado por el sol, acaba por introducir el esférico en su propia portería. Coluna anotó el 3-1 tras una bonita volea al inicio de la segunda parte.

El Barcelona no se rindió y se volcó al ataque. Czibor acortó distancias aunque la suerte no estaría del lado azulgrana. Los culés estrellaron 3 balones a los postes y pese a jugar mejor que su rival acabaron perdiendo. Fue una gran sorpresa y una enorme decepción para el barcelonismo.

La leyenda cuenta que a partir de ese partido la FIFA ordenó cambiar los postes cuadrados por los ovales que vemos en la actualidad. Kocsis y Czibor, estrellas de la Hungría de los magiares magníficos, volvían a caer en Berna como en el Mundial de Suiza 1954.

El Benfica ganaba su primera Copa de Europa y se convertía en el primer equipo que levantaba el título sin extranjeros. El equipo luso estaba conformado solo por jugadores de Portugal y sus colonias de África (Mozambique, Angola, Cabo Verde…).

 

Copa de Europa 1960 1961

 

Copa de Europa 1961-1962

La temporada 1961-1962 tenía un nuevo defensor del título. Portugal tendría dos representantes en la Copa de Europa, el Benfica y el Sporting. El Real Madrid tuvo que disputar por primera vez la ronda previa, que superó sin apuros tras vencer al Vasas húngaro (1-5). En esta ronda se igualó el registro de la mayor diferencia de goles en una eliminatoria y se superó la de goles totales. Fue en la victoria global por 2-15 del Odense sobre el Spora de Luxemburgo.

El campeón danés fue el rival del Real Madrid en octavos de final. Los blancos pasaron de ronda tras ganar 0-3 en el país escandinavo marcar 9 goles en el Bernabéu. Los merengues se encontrarían en cuartos con la Juventus en una eliminatoria en la que saltaron chispas.

El Madrid derrotó a la vecchia signora en Turín con un gol de Di Stéfano. Los madrileños resistieron el juego duro de los italianos y las provocaciones de Sívori. El delantero italo-argentino igualó la eliminatoria en el Bernabéu. Su gol provocaba un partido de desempate en la primera derrota europea del Madrid en su feudo. El choque se jugó en el Parque de los Príncipes y se saldó con un triunfo blanco por 3-1.

 

 

En semifinales, el Real Madrid superó con holgura al Standard de Lieja. Ganó 4-0 en casa y 0-2 a domicilio. Los blancos jugarían su sexta final en siete años. En frente tendría al vigente campeón, el Benfica. El equipo portugués ahora era más fuerte. Las apariciones de los jóvenes Simões y sobre todo de Eusébio reforzaron a los campeones. El delantero mozambiqueño de 19 años se había convertido en la gran perla del fútbol portugués.

Los lusos se deshicieron del Austria Viena en octavos y llegaron a semifinales tras remontar al Nüremberg. Los alemanes ganaron 3-1 en casa pero no resistieron el ambiente de La Luz. El Benfica ganó 6-0 con dos goles de Eusébio, que ya se había convertido en el jugador referencia del equipo.

El equipo lisboeta sudó más en la semifinal ante el Tottenham.  Tras ganar 3-1 en casa sufrió para mantener la renta en Londres. Perdió 2-1 y su portero Pereira volvió a aliarse con los postes. Los portugueses sacaban el billete para la final de Ámsterdam. En la ciudad holandesa se viviría la primera final entre dos equipos campeones. Un equipo que había hecho historia y otro que quería seguir haciéndola.

El equipo español comenzó mejor y consiguió dos goles de ventaja gracias a Púskas.  Águas acortó distancias a los 25 minutos y Cavém empató antes de que Púskas culminara su triplete. El Madrid se va 3-2 al descanso pero es arrollado en la segunda mitad. Nada más empezar, Coluna empató con un golazo desde 25 metros. Eusébio fue derribado en el área y transformó el penalti del 4-3. La nueva estrella del Benfica anotaría el quinto tanto después de desviar un lanzamiento de falta de Coluna. El Benfica ganaba su segunda Copa de Europa consecutiva.

Aquella sería la última final en la que se pudo disfrutar del juego ofensivo. Luego llegaría el triunfo del catenaccio y del fútbol italiano que se vería en las siguientes ediciones. También fue el final de una época para Béla Guttmann.

Su contrato no incluía primas por ganar la Copa de Europa y tras levantar su segundo título exigió un reconocimiento por parte del club. El Benfica se remitió a lo pactado y el entrenador decidió dimitir. Eso sí, antes de marcharse lanzó una maldición que todavía persigue al club lisboeta “Sin mí, el Benfica no ganará un título europeo en 100 años”.

 

La Final (02-05-1962)

Estadio Olímpico de Ámsterdam, 161.257  espectadores

Benfica 5: Costa Pereira, Angelo, Germano, Joao, Cruz, Cavem, Jose Augusto, Coluna, Aguas, Eusébio y Simoes. Entrenador: Béla Guttmann

Real Madrid 3: Araquistáin; Casado, Santamaría, Miera; Felo, Pachín; Tejada, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento. Entrenador: Miguel Muñoz

Goles: 0-1 (17): Puskas 0-2 (23): Puskas 1-2 (25): Aguas 2-2 (34): Cavem 2-3 (38): Puskas 3-3 (61): Coluna 4-3 (68): Eusébio, de penalti. 5-3 (78): Eusébio.

Árbitro: Leopold Sylvain Horn (Holanda)

 

Temporada 1961-1962

El Benfica de Béla Guttmann (1960-1962)
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *