Los inicios de Isco. Así jugaba con 17 años (2010)

Isco Alarcón era una de las grandes promesas del Valencia en la temporada 2010-2011. En el club se le veía como el sucesor de Silva aunque a pesar de hacer la pretemporada con el primer equipo, Unai Emery decidió que Isco jugase con el filial valencianista en tercera división.

Isco en el ValenciaCon el filial che el mediapunta malagueño de 17 años consiguió el ascenso a Segunda B tras derrotar al Alcobendas Sport en la eliminatoria decisiva. Isco fue una pieza clave en aquel equipo (jugó 26 partidos y marcó 15 goles). Aquella generación la completaban grandes jugadores como Paco Alcácer, Javi Lara, Montoro, Portu o Ximo Navarro.

Los inicios de Isco en la élite surgieron esa misma temporada cuando Unai Emery le otorgó la titularidad en la Copa del Rey ante la Unión Deportiva Logroñés (11 de Noviembre de 2011). El de Arroyo de la Miel tuvo un inmejorable debut, marcando dos golazos y siendo el mejor jugador del encuentro en la victoria del Valencia por 4-1.

Pese a a su gran estreno, Emery no contó con Isco a lo largo de la temporada y apenas jugó 200 minutos en todas las competiciones (4 partidos de Liga y 3 de Copa del Rey). Y es que Isco no parecía del agrado del técnico vasco, que años más tarde criticó al jugador en su libro ‘Mentalidad ganadora: el método Emery’. El entrenador no se arrepentía de obviar a un jugador de su talento, calificando a Isco de “un futbolista con cierta indisciplina y tendencia a engordar”.

 

 ¡Visita nuestro canal de You Tube!


La vuelta del hijo pródigo

Tras el ascenso con el filial de tercera división y demostrar su calidad en las apariciones con el primer equipo, Isco decidió rechazar la oferta de renovación que le propuso el Valencia para regresar a su tierra natal. El Málaga pagó la clausulá de rescisión de Isco (6 millones de euros), que a las órdenes de Pellegrini se convirtió en el jugador revelación de la temporada. Gracias a su contribución el conjunto de la Costa del Sol consiguió clasificarse para la Liga de Campeones por primera vez en su historia.

Ya en Europa Isco se consagró como un superclase. El Málaga llegó hasta cuartos de final de la Champions League y el jugador era pretendido por media Europa. Isco acabaría escogiendo irse al Real Madrid, donde tras un buen inicio acabaría discutido, alternando la titularidad con la suplencia. En 2016 y con la llegada de Zidane, Isco parece haber dado el salto definitivo. El técnico francés ha conseguido ubicarle donde es más decisivo y el malagueño, a cambio, ya no rehuye de esfuerzos defensivos. En cualquier caso desde su llegada a la casa blanca acumula 3 Copas de Europa en solo 4 temporadas.

Un fijo con la Roja

Isco entra por Iniesta en una sustitución con EspañaCon la selección española Isco ha sido un habitual desde las categorías inferiores. De hecho ha jugado un Mundial Sub 19 (Bronce), un Sub 20, las Olimpiadas de Londres y el Europeo Sub 21 de 2013 en el que se proclamó campeón. En 2013 debutó con la selección absoluta frente a Uruguay tras sustituir a Andrés Iniesta. Tras 4 años sin disputar ninguna fase final parece que con Lopetegui Isco se ha convertido por fin en indiscutible con la selección. El tiempo dirá si el malagueño es un digno sucedor del de Fuentealbilla.

 

Los inicios de Isco. Así jugaba con 17 años (2010)
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *