Liverpool 1-0 Real Madrid: Aquella FINAL de 1981…

Real Madrid y Liverpool rememorarĂĄn en la Champions League de 2018 aquella final de Copa de Europa de 1981. Esta vez, al contrario que hace 37 años, los merengues son favoritos ante un Liverpool que no estaba en la terna de aspirantes. Pero…”Siempre nos quedarĂĄ ParĂ­s”…pensarĂĄn los aficionados reds. En la ciudad francesa se produjo la Ășltima derrota en una final de la Copa de Europa del Real Madrid, precisamente ante el Liverpool. Un gol de Kennedy en el minuto 81 alejĂł a los blancos de que por entonces serĂ­a “La SĂ©ptima”.

El 27 de Mayo de 1981 Liverpool y Real Madrid disputaron una intensa y trabada final de la Copa de Europa. El Parque de los PrĂ­ncipes de ParĂ­s recibĂ­a a dos clĂĄsicos europeos que vivĂ­an momentos muy dispares de su historia.

El Madrid de los GarcĂ­aEl Madrid vivĂ­a una austeridad econĂłmica que le impedĂ­a hacer fichajes millonarios y pelear con los mejores equipos del viejo continente. La ausencia de estrellas dio mayor protagonismo a los jugadores de la cantera, que se fueron incorporando durante los años previos. AsĂ­ naciĂł el llamado “Madrid de los GarcĂ­a” en honor a una generaciĂłn de jugadores que tenĂ­an en comĂșn aquel apellido. GarcĂ­a RemĂłn, GarcĂ­a Cortes, GarcĂ­a Navajas, GarcĂ­a HernĂĄndez y PĂ©rez GarcĂ­a coincidieron con otros jugadores contrastados como Miguel Ángel, Benito, Camacho, Del Bosque, Stielike, Juanito o Santillana.

Juntos formaron un grupo que no se distinguió por la calidad pero que se plantó en la final de la Copa de Europa a base de trabajo y coraje.  Aquella temporada 1980-1981 comenzó con una vergonzosa derrota en pretemporada por 9-1 ante el Bayern y continuó con un subcampeonato de Liga que supo a derrota (la Real Sociedad fue campeona).

La Ășnica estrella de aquel equipo era el britĂĄnico Laurie Cunningham. El extremo inglĂ©s habĂ­a firmado la temporada anterior por una cifra rĂ©cord (195 millones de pesetas). Pero las lesiones lastraron la carrera del britĂĄnico al que tampoco le ayudĂł su gusto por la noche madrileña. Ese mismo año y tras ser operado del pie, se le vio en la discoteca PachĂĄ. El jugador fue sancionado aunque reapareciĂł unos dĂ­as antes de la final y acabĂł siendo titular ante el Liverpool.

Para llegar a ParĂ­s los blancos eliminaron al Honved hĂșngaro en octavos, al Spartak de MoscĂș en cuartos y al Inter de MilĂĄn en una durĂ­sima semifinal. El Real Madrid se impuso 2-0 en el Santiago BernabĂ©u pero sufriĂł lo indecible en San Siro para mantener la ventaja. Perdieron por 1-0 y llegaron vivos a la final despuĂ©s de esquivar una lluvia de objetos procedente de la gradas.

El Liverpool llegaba como gran favorito a la capital francesa (la victoria blanca se pagaba 12 a 1) a pesar de no poder revalidar el tĂ­tulo de la liga inglesa (5Âș puesto). Los ingleses se deshicieron del Aberdeen escocĂ©s, el CSKA SofĂ­a y el Bayern Munich en semifinales.

Los equipos ingleses dominaban la competición desde hacía 4 temporadas con un reinado que duraría 6 y que comenzó a orillas del río Merseyside. Los reds habían levantado el trofeo del 77 y el 78 y alcanzaban su tercera final en 5 años.

Aquel Liverpool se forjó con jugadores locales como Clemence, Neal, McDermott, Ray Kennedy o Kevin Keegan (que se marchó al Hamburgo en 1977). Su sustituto fue el escocés Kenny Daglish, que junto a su compatriota Graeme Souness remozó al mejor Liverpool de la historia.

 

La Final

El Madrid alcanzaba una final después de 15 años y el madridismo tenía mucha ilusión en conseguir la Séptima Copa de Europa. Pero ese entusiasmo se transformaría en un exceso de responsabilidad para una generación sin experiencia en finales europeas.

El entrenador de los merengues era el serbio Vujadin Boƥkov, que preparó la final sabiendo que se enfrentaban a un equipo superior y con mås experiencia. El técnico blanco planteó varios marcajes al hombre entre el que destacaba el de José Antonio Camacho a Greame Souness.  Con ese complejo de inferioridad los blancos dejaron pasar la primera parte en la que salieron sin ninguna convicción y con la satisfacción de llegar vivos al segundo tiempo.

Nada mĂĄs comenzar la segunda mitad, el propio Camacho gozarĂ­a de la mejor ocasiĂłn del partido. El defensor de Cieza, que aquella tarde jugĂł de volante, desaprovechĂł la ocasiĂłn con una vaselina que se fue fuera por poco. El Liverpool fue mejorando hasta que aprovechĂł un error defensivo para marcar el Ășnico gol del partido. GarcĂ­a CortĂ©s fallĂł en un despeje tras un saque de banda y Alan Kennedy batiĂł por el palo corto a AgustĂ­n. Solo faltaban 9 minutos para el final y aunque el Madrid buscĂł el empate, no tuvo tiempo de igualar el partido. Se esfumĂł el sueño de La SĂ©ptima mientras el Liverpool levantaba su tercera Copa de Europa.

 ¡No te pierdas el VÍDEO y SUSCRÍBETE a nuestro canal de You Tube!

 

Alineaciones

27 de Mayo de 1981

se esfumó la séptima1 Liverpool: Clemence; Neal, Thompson, Hansen, Alan Kennedy; Lee, Ray Kennedy, McDermott, Souness; Johnson y Dalglish (Case, 87Ž). Entrenador: Bob Pasley.

0 Real Madrid: Agustín; García Cortés (Pineda, 87Ž), Sabido, García Navajas, Camacho; Ángel, Del Bosque, Stielike; Juanito, Santillana y Cunningham. Entrenador: Vujadin Boƥkov

Goles: 1-0: Alan Kennedy (min 81).

Árbitro: Palotai (Hungría)

Estadio: Parque de los PrĂ­ncipes (ParĂ­s). 50.000 espectadores

Liverpool 1-0 Real Madrid: Aquella FINAL de 1981…
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *