La Trágica Historia de Chapecoense

La Historia de la Associação Chapecoense de Futebol es una de las más trágicas y tristes del fútbol mundial. El modesto equipo brasileño se convirtió en la gran sorpresa de la Copa Sudamericana 2016 y tras eliminar a varios gigantes del fútbol sudamericano se clasificó para un final que nunca jugaría. Hoy, en Memorias del Fútbol os contamos la desgarradora historia del accidente aéreo de Chapecoense, el Campeón Eterno.

La Historia de Chapecoense, el equipo que sufrió un accidente aéreo

 

Nacimiento e inicios

El Chapecoense es un modesto club brasileño que se fundó en 1973 y que pertenece al municipio de Chepecó, en el estado de Santa Catarina.

A lo largo de su historia, el equipo catarinense deambuló por las categorías inferiores de Brasil durante décadas y pasó por una graves problemas económicos . Sin embargo en 2005 fue rescatado por un grupo de inversores que liquidó la deuda y fue creando un proyecto ganador.

El Mejor Chapecoense de la Historia

En 2014, Chapecoense ascendió por primera vez en su historia a la Serie A de la Liga brasileña y, en su primera temporada en la élite, salvó la categoría al quedar en 15ª posición.

En 2015, el equipo finalizó decimocuarto en liga pero se clasificó para la Copa Sudamericana a través de la Copa de Brasil.

El Chape sorprendió en el torneo continental y alcanzó los cuartos de final tras eliminar al Ponte Preta y Club Libertad. En la siguiente ronda, O Verdão plantó cara ante River Plate, con el que perdió 3-1 en el Monumental y derrotó 2-1 en Estadio Arena Condá.

El club catarinense quiso dar un paso más en su crecimiento en 2016. Contrató a Caio Júnior como entrenador y firmó al veterano Cléber Santana para llevar el brazalete de capitán.

Con un proyecto atrevido y lleno de ilusión, el Chape se consolidó como el mejor equipo de su región, ganó su quinto título de la Copa Catarinense y alcanzó la octava posición de la Liga Brasileña.

 

Copa Sudamericana 2016

Chapecoense vs Independiente Avellaneda

La progresión de Chapecoense parecía imparable pero su mayores gestas las protagonizaron, de nuevo, en la Copa Sudamericana.

Después de superar al Cuiabá por un global de 4-1 en primera ronda, O Verdão se midió con un gigante como Independiente de Avellaneda. Los brasileños sacaron un valioso empate sin goles del Estadio Libertadores de América y, tras un emocionante partido ante su gente, llegaron a la temida suerte de los penaltis.

Desde el punto fatídico, Thiego y Santana comenzaron fallando aunque un iluminado Danilo respondió con dos estiradas para volver a igualar la tanda. En la muerte súbita, una parada de Campaña a tiro de Gil dejó a Chapecoense contra las cuerdas pero Danilo volvió a hacer otra parada milagrosa que mantenía con vida a los brasileños.

Ya en el noveno lanzamiento, Tiaginho puso por delante al Verdão y Danilo detenía su cuarto penalti a Tagliafico para eliminar al Rey de Copas.

 

Chapecoense vs Júnior Barranquilla

En cuartos de final, El Chape sufrió en Barranquilla la furia del Tiburón colombiano y comenzó perdiendo el partido con un gol de Escalante. Los rojiblancos pudieron ampliar la ventaja en la segunda parte pero las paradas de Danilo volvieron a ser decisivas.

Con la desventaja de un solo gol, Chapecoense arrolló a los colombianos en un abarradotado Arena Condá. Los brasileños desperdiciaron numerosas ocasiones hasta que, en el minuto 36, Ananias consiguió igualar la eliminatoria.

Poco después Gil aprovechó un mal despeje de Viera y marcaba el 2-0 antes del descanso. En la segunda parte los locales continuaron acechando la portería colombiana y en el minuto 77, Willian Thiego cabeceaba a la red el 3-0 definitivo.

A pesar de la lluvia y el resultado adverso, Chapecoense remontaba con el apoyo de su incansable torcida y se confirmaba como la gran sorpresa de la Copa Sudamericana.

 

Chapecoense vs San Lorenzo de Almagro

Los brasileños estaban a dos partidos de la soñada final pero antes debían resistir en Buenos Aires el empuje de San Lorenzo de Almagro. Torrico desbarató las primeras llegadas de Chapecoense pero el Ciclón de Boedo golpeó primero cuando pasaba la media hora de juego. Cauteruccio botó una falta lateral que se fue envenenando y acabó alojándose en la portería sin que nadie la tocase.

En la segunda parte el Cuervo pudo ampliar su ventaja pero El Chape esperó su momento y Ananias se revolvió dentro del área para marcar un importante gol en campo rival.

Tras el gol encajado el Ciclón volvió a resurgir pero las paradas de Danilo volvieron a salvar a un Chapecoense que sacaba un valioso empate del Nuevo Gasómetro.

El 24 de Noviembre de 2016, en el Arena Índio Condá de Chapecó se vivió un partido de vuelta que siempre quedará en el recuerdo del fútbol mundial. El Chape resistió el empuje inicial de San Lorenzo y en el minuto 25 los brasileños marcaron un gol de Thiego que fue anulado por fuera de lugar.

Ya en la segunda parte Danilo tuvo que volar para despejar un intencionado remate de Cauteruccio y, poco después vio como un remate de Más se estrellaba con el poste.

San Lorenzo necesitaba marcar y con el paso de los minutos se volcó sobre el campo rival. Una vez más, el portero Danilo sostuvo a su equipo durante los minutos finales y, cuando el partido ya agonizaba, realizó una parada milagrosa a Angeleri que cambiaría su destino.

El encuentro se terminó sin goles y el Arena Condá estallaba de júbilo. Chapecoense hacía valer su gol como visitante y se clasificaba de manera histórica para la Final de la Copa Sudamericana.

La hazaña del Chape fue celebrada por todo Brasil y O Verdão lo celebró con algarabía en el vestuario. Aún no sabían lo que el destino les tenía preparado…

 

Chapecoense vs Nacional Medellín

Accidente aéreo

Atlético Nacional de Medellín era el rival de Chapecoense en la gran final, que se jugaría a doble partido. El primer envite se disputaba en Colombia y el 28 de noviembre a las 22:15 de la noche, la expedición brasileña tomaba un vuelo desde São Paulo para continuar con su sueño; ser Campeones de Sudamérica.

Chapecoense tomaba el vuelo 2933 de la compañía LaMia, que le había acompañado durante todos sus desplazamientos durante la competición. El piloto y los miembros de la tripulación ya eran familiares para jugadores y técnicos, que bromeaban y cantaban antes del despegue. Estaban a pocas horas de jugar el partido de sus vidas.

El vuelo transcurrió con normalidad hasta que, cuando estaban a punto de llegar a su destino, la aeronave se estrelló contra las montañas de Antioquia. El avión quedó hecho añicos y los restos de la aeronave se esparcíeron por las colinas colombianas.

De los 77 pasajeros que viajaban a bordo, solo sobrevivieron 6; los jugadores Alan Ruschel, Jakson Follmann y Neto; el periodista Rafael Henzel y los miembros de la tripulación Ximena Suárez y Erwin Tumiri.

En total murieron 71 personas entre los que se incluían 19 jugadores, los componentes del staff, directivos, invitados, prensa y miembros de la tripulación.

Causas de la tragedia

Según la versión oficial, la causa del accidente fue la falta de combustible que se cargó en la aeronave y que resultó ser insuficiente para completar el trayecto. La distancia del vuelo era de 2 mil 983 kilómetros y, presumiblemente, se iba a recorrer en 4 horas y 22 minutos. Los tiempos no se cumplieron y el protocolo de vuelo no fue como debería, provocando un descenso inevitable.

Una tragedia indescriptible que impactó al mundo entero y que acabó con el sueño de un equipo modesto que estaba haciendo historia. Los jugadores de Chapecoense se habían quedado a un paso de tocar el cielo pero, desgraciadamente, acabaron sepultados bajo tierra.

Campeón Eterno Copa Sudamerica 2016

Tras el accidente, el mundo entero homenajeó a Chapecoense y al resto de víctimas. Por una vez, el fútbol y el dinero quedó en un segundo plano y Atlético Nacional pidió a la Conmebol que adjudicara el título de la Copa Sudamericana al equipo brasileño. Así fue. La Conmebol reconoció como Campeón a Chapecoense y Nacional homenajeó en su estadio a las víctimas desaparecidas el día y a la hora que se iba a disputar el partido.

La FIFA reconoció el gesto del club colombiano otorgándole el premio al Fair Play y Chapecoense tuvo que reconstruir el club de arriba a abajo. Se contrataron más de veinte futbolistas entre jugadores del filial y cesiones de otros clubes brasileños.

De los supervivientes, Alan Ruschel y Neto fueron inscritos con el primer equipo a la espera de su recuperación mientras que el portero suplente Jakson Follmann se tuvo que retirar al serle amputada una parte la pierna derecha. También continuaron jugando el lesionado Alejandro Martinuccio o Matheus Saroli, hijo del entrenador Caio Junior y que salvó su vida al olvidar el pasaporte y no poder tomar el vuelo.

Meses más tarde, Chapecoense volvió a competir recibiendo el cariño y el reconocimiento de los aficionados y los clubes rivales. En 2017 el club santacatarino debutó en la Copa Libertadores y jugó la Recopa Sudamericana, precisamente frente a Atlético Nacional. Además fue invitado por el FC Barcelona para jugar el Trofeo Joan Gamper.

Durante los años venideros el club se sostuvo como pudo de la Tragedia pero en 2019 no pudo evitar el descenso a Segunda División (Aunque el 13 de enero de 2021 confirmó su regreso a la Serie A).

Ya han pasado 4 años desde aquel trágico accidente pero ni Brasil, ni el mundo, podrán olvidar la Historia de Chapecoense, y de unos jugadores que se convirtieron en CAMPEONES ETERNOS.

Un comentario sobre “La Trágica Historia de Chapecoense

  • el 25/11/2020 a las 16:30
    Permalink

    Precioso el vídeo que nos espera en el canal. Espero que acabes la Champions pronto para así probar y emprender nuevos retos!!! Ánimo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other