Camataru y el fraude de la Bota de Oro (1987)

Rodion Camataru ha sido uno de los delanteros rumanos más importantes de la historia. Su nombre está ligado al año 1987, cuando consiguió la hazaña de proclamarse máximo goleador europeo tras anotar 44 goles en 33 partidos.

 

Camataru, embajador de la Rumanía comunista

Rodion Camataru, Bota de Oro 1987Pero pongámonos en antecedentes. Rumanía estuvo 25 años gobernada por el comunista Nicolae Ceaucescu (1974-1989). La política del país también afectaba al deporte, que comenzó a potenciar la propaganda a través de sus mejores deportistas. Nicolae, que era aficionado del Steaua, celebró con algarabía el título de Campeón de Europa cosechado en Sevilla en 1986.

Su mujer, Elena Ceacescu, que controlaba el Ministerio del Interior y la policía secreta del país (la Securitate) era además una gran aficionada del Dinamo de Bucarest. El club comenzó a ser dirigido por la administración con el fin de convertirlo en una referencia del fútbol rumano. Así, y por petición expresa de la ministra, Rodion Camataru fichó por el Dinamo en 1986. El delantero llegaba procedente del Universitatea Craiova, con el que consiguió ganar 2 ligas y 2 Copas de Rumanía.

En su primer año fue cuando superó todas las expectativas y alcanzó la Bota de Oro tras anotar 44 goles en 33 partidos. Hasta ahí todo normal, si no fuera porque 20 de los goles conseguidos por el ariete rumano llegaron en los últimos 6 partidos de liga, de los cuáles el Dinamo solo ganó uno, empató dos y perdió tres. Un poco extraño ¿No?

Cronología de una Bota de Oro express

  • 30 de Mayo de 1987: Dinamo de Bucarest 3 – Corvinul Hunedoara 3  (hat-trick de Camataru).
  • 3 de Junio de 1987: Otelul Galati 3 – Dinamo de Bucarest 3  (hat-trick de Camataru).
  • 13 de Junio de 1987: Dinamo de Bucarest 2 – Flacara Moreni 3  (los dos goles de Camataru).
  • 18 de Junio de 1987: Sportul Studiantesc 4 – Dinamo de Bucarest 5  ( cuatro goles de Camataru).
  • 21 de Junio de 1987: Dinamo de Bucarest 6 – Jiul Petrosani 2  (cinco goles de Camataru).
  • 25 de Junio de 1987: Rapid de Bucarest 3 – Dinamo de Bucarest 4  (tres goles de Camataru).

Aquel escandaloso sprint final levantó las sospechas de Anton Polster, segundo máximo goleador del año (39 goles) y que se negó a recoger la Bota de Plata. No le faltaban razones al delantero austriaco ya que había indicios más que claros de que las cifras podían haber sido manipuladas por el gobierno rumano.

 

Goles por imperativo de la Securitate

MATRIMONIO CEAUCESCUDos años después cayó la dictadura Ceaucescu y France Football inició una investigación para aclarar el origen de aquellos goles. Según parece, la Securitate intervino en aquellas últimas jornadas. La policía del régimen (por orden de Elena Ceaucescu) fue notificando a los clubes que “facilitaran” los goles de Camataru, que debería ser Bota de Oro a toda costa. El Dinamo, ya sin opciones de conseguir el título de liga, también facilitó la racha del delantero planteando sistemas ultraofensivos que le facilitasen el galardón.

La falta de pruebas fehacientes hizo que no se hiciese justicia hasta 2008. France Football rectificó entoncesdescalificó a Camataru otorgándole el premio a su legítimo ganador, el austriaco Polster (que marcó 39 goles con el Austria de Viena). Aquella Bota de Oro sigue luciendo en la casa de Camataru, que sigue manteniendo entre sus vitrinas el mayor fraude del fútbol rumano. Roman Camataru acabaría reconociendo que en aquellas seis últimas jornadas, “Los defensas rivales ni se le acercaban y le dejaban llegar a portería con toda comodidad”.

Al final se hizo justicia, al menos en esta edición. Lo curioso del caso es que hubo otro dos jugadores del Dinamo que se hicieron con el galardón en la era Ceauscescu. Dudu Georgescu ganó dos Botas de Oro tras marcar 33 (74/75) y 47 (76/77) goles. Solo dos años después del caso Camataru, Dorin Mateut se hizo con el trofeo al marcar 43 goles. Lo extraño de este último caso es que Mateut jugaba como centrocampista y, como Camataru, nunca volvió a acercase a una cifra de goles semejante. Un misterio difícil de comprender, si no fuera por la mano del régimen Ceaucescu.

 

¡No te pierdas el VÍDEO y SUSCRÍBETE a nuestro canal de YOU TUBE!
Camataru y el fraude de la Bota de Oro (1987)
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *