Aquel Euro Málaga de Champions

El Málaga CF no estaba acostumbrado a que su equipo le diese muchas alegrías y la ambición de los andaluces no iba más allá de conseguir la permanencia. Sin embargo todo comenzó a cambiar en el año 2010, cuando el jeque catarí Abdullah Al-Thani se hizo con el control accionarial del club.

 

El Mejor Málaga CF de la Historia

 

La inversión millonaria de Al Thani

Tras un mal inicio de la temporada 2010-2011, Al Thani dio un cambio de rumbo, destituyó al entrenador portugués Jesualdo Ferreria y contrató al chileno Manuel Pellegrini. El jeque decidió invertir 25 millones de euros en el mercado de invierno y jugadores de la talla de Julio Baptista, Enzo Maresca y Martín Demichelis reforzaron el equipo para conseguir la permanencia.

Los fichajes ayudaron a cambiar la situación del Málaga, que ascendió del último puesto a la mitad de la tabla con 46 puntos.  Se había cumplido el objetivo pero de cara al segundo proyecto las metas eran mucho más ambiciosas. La inversión para la temporada 2011-2012 alcanzó los 60 millones y el Málaga recibió con entusiasmo la llegada de estrellas como Joaquín. Santi Cazorla, Isco Alarcón, Ruud Van Nistelrooy, Jeremy Toulalan, Nacho Monreal, Carlos Kameni o Diego Buonanotte.

Después de un inicio dubitativo, Pellegrini dio con la tecla y tras encadenar 5 victorias y un empate en el Bernabéu, se consolidó en puestos de Liga de Campeones. El Málaga confirmó la cuarta plaza en la última jornada y lograba su mejor clasificación histórica accediendo a la previa de la Champions League.

 

La Inolvidable Champions del Málaga

La campaña 2012-2013 se presentaba apasionante y el Euro Málaga afrontaba el curso con las ventas de Cazorla y Van Nistelrooy y Rondón pero con las incorporaciones de Javier Saviola, el paraguayo Roque Santa Cruz o el chileno Manuel Iturra.

El primer test llegaría en la eliminatoria previa ante el Panathinaikos. La ida se disputó en La Rosaleda y los goles de Demichelis y Eliseu en la primera parte daban una ventaja considerable a los blanquiazules. En el infierno de Atenas el Málaga mantuvo el empate a cero y confirmaba su presencia, por primera vez, en el bombo final de la Champions.

El Malága quedó encuadrado en un exigente grupo C junto con Zenit de San Petesburgo, Anderlecht y AC Milan. Los españoles tuvieron un debut inmejorable y vencieron en casa al Zenit por 3 goles a cero. Dos golazos de Isco Alarcón y un tanto de Saviola iniciaban con 3 puntos la aventura europea de los de Pellegrini.

Su primer desplazamiento a Bruselas lo resolvió con contundencia. 0-3 con un golazo imparable de Eliseu. Los andaluces recibieron sin complejos al Milan en el tercer partido y se llevarían el triunfo con un gol de Joaquín.

La visita a San Siro se presentaba como el test definitivo para los malaguistas, que volvería a golpear primero. Eliseu aprovechó un genial pase de Isco y los españoles se marchaban con ventaja a los vestuarios. Alexandre Pato marcó el gol del empate en los minutos finales pero el punto conseguido en Italia daba al Málaga la clasificación matemática para octavos de final.

Remontada ante el Oporto

El Málaga sumó 2 puntos en las últimas 2 jornadas y consiguió el liderato de grupo de cara al sorteo de las eliminatorias. El Bombo deparó duelo ibérico con el Oporto que tendría su primer capítulo en el estadio do Dragão. El equipo luso fue superior a los españoles y acabó llevándose la victoria con un gol de Moutinho.

La Rosaleda se preparó para la remontada en el partido de vuelta y explotó cuando Saviola marcaba en el minuto 39. Pero Rizzoli anuló el gol por una falta inexistente y los locales tuvieron que esperar a que Isco anotase con un golazo al borde del descanso.

Con la eliminatoria igualada el Málaga se lanzó al ataque y Roque Santa Cruz, que acababa de salir al campo, anotaba el 2-0 definitivo en el minuto 73. Los blanquiazules lograban la machada y conseguían avanzar a la siguiente ronda.

 

La polémica eliminación de Dortmund

El Borussia Dortmund de Jurgen Klopp sería el siguiente escollo para el Málaga, que recibió como local en un partido de ida muy igualado. A pesar de las ocasiones de ambos equipos, el encuentro acabó sin goles y la eliminatoria se decidiría en Alemania.

El Signal Iduna Park presentó un ambiente impresionante y Lewandowski tuvo la primera gran ocasión del partido. El Málaga no se arrugó y a los 25 minutos de partido Joaquín consiguió batir a Weidenfeller con un ajustado disparo por raso. A los 40 minutos el Borussia reaccionó con una perfecta combinación entre Götze, Reus y Lewandowski, en la que el polaco consiguió batir a Willy Caballero.

Con la necesidad de marcar un gol, el Borussia se lanzó al ataque y el partido se convirtió un intercambio de ocasiones por ambos equipos. Weidenfeller voló para evitar el segundo gol de Joaquín y despejó un potente disparo de Toulalan mientras de Caballero neutralizaba con sus botas los goles de Reus y Götze.

El partido entró en su fase decisiva y el Málaga marcó el 1-2 tras un pase al hueco de Isco que Baptista convirtió en asistencia para Eliseu. El luso estaba ligeramente en fuera de juego pero el gol subió al marcador y ponía a los boquerones con pie y medio en semifinales.

Los alemanes tenían menos de 8 minutos para marcar dos goles y se lanzaron al ataque a la desesperada. Ya en el tiempo de descuento un balón colgado al área española sorprendió a Demichelis. El esférico acabó en las botas de Reus, que marcó el 2-2 que aún daba esperanzas a los amarillos. Los nervios atenazaron al Málaga y un centro de Lewandowski en el minuto 93, acabaría en convirtiéndose en una jugada llena de carambolas que acabaría en gol de Santana. El brasileño anotaba el 3-2 definitivo tras un doble fuera de juego y daba la clasificación al Dortmund para semifinales ante la indignación del equipo malaguista.

 

Del Mejor Málaga de la Historia al Descenso

Tras su inolvidable aventura europea , el Málaga se centró en la Liga y alcanzó la sexta plaza para clasificarse para la Europa League. Sin embargo, la gran temporada del equipo provocó el éxodo masivo de sus mejores jugadores y la marcha de Pellegrini a la Premier League. El club vendió a todas sus estrellas y se fue rearmando con jugadores de menor nivel. Después de 4 temporadas sin pena ni gloria en la mitad de la tabla, los blaquiazules acabarían descendiendo a segunda división en 2018.

7 años después de aquel Euro Málaga de Champions, el club vive uno de los peores momentos económicos y deportivos de su historia. Con el jeque Al Thani desaparecido, el club va a la deriva y sobrevive por mantenerse en la categoría de plata con solo 17 fichas profesionales. La amenaza de desaparición es real y si las cosas no cambian solo nos quedará el recuerdo de aquel Málaga que enamoró a toda Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *